Logo El Confidencial
ESCÁNDALO

Las 155 monedas de plata de Michael Sanchez, el topo del caso Bezos, por... amor

De cómo un tipo periférico de la farándula hollywoodense, con una hermana medio famosa, se ha convertido en el corazón del escándalo que ha sacudido Hollywood y Silicon Valley

Foto: Jezz Bezos y su esposa, MacKenzie, hace un año en una fiesta. (Reuters)
Jezz Bezos y su esposa, MacKenzie, hace un año en una fiesta. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Desde que el 'National Enquirer' publicara con todo lujo de detalles la infidelidad de Jeff Bezos (el hombre más rico del mundo, fundador de Amazon) con la expresentadora Lauren Sanchez, el magnate no ha dejado de rastrear las huellas del topo filtrador de la historia. Su jefe de seguridad, Gavin de Becker, ya apuntó al hermano de Lauren, Michael, hace semanas, cuando contó que entre los entrevistados como parte de la investigación estaba él. Pero ha sido ahora cuando el 'Wall Street Journal' ha puesto no solo nombre y apellidos al traidor, sino también precio. Michael Sanchez se 'vendió' por 200.000 dólares.

[LEA MÁS: Los suculentos (y guarretes) mensajes de Jeff Bezos a su amante]

¿Pero quién es este personaje insospechado de la historia que ha removido los cimientos de Hollywood y de Silicon Valley? Hasta la fecha, Michael era un tipo más o menos desconocido que se movía en los márgenes de la industria del entretenimiento. Trabajó muchos años en ICM y MTV antes de convertirse en agente y publicista, precisamente gracias a su hermana. Fue ella quien le dio un trabajo en 2010, cuando no le iba demasiado bien económicamente, y se convirtió en su mayor cliente. Tampoco puede decirse que 'le tocara la lotería', porque entonces Lauren era una expresentadora de televisión convertida en empresaria de helicópteros y casada con el empresario Patrick Whitesell.

Según varias informaciones, Lauren ha roto relaciones con su hermano Michael. El 'Wall Street Journal' afirma que el 'cuñado' de Bezos, muy motivado políticamente y partidario del presidente Donald Trump, "ha sido durante mucho tiempo una fuente para el 'Enquirer' y su editor principal, Dylan Howard", y cita otros casos de filtraciones cercanas al publicista. Quien, por cierto, no ha optado precisamente por el silencio.

Jeff Bezos, en un acto promocional. (Reuters)
Jeff Bezos, en un acto promocional. (Reuters)

Cuando el jefe de seguridad de Bezos apuntó a Michael como el topo de la historia, el agente envió un correo electrónico al 'Post' declarándole la guerra públicamente a Gavin de Becker: "Es bastante simple: Jeff Bezos tuvo un romance extramatrimonial, mintió al respecto en un comunicado y ha participado en la política de tierra quemada para encubrir la responsabilidad por la desaparición de dos familias y el hecho de no haber sido capaz de proteger la privacidad y la tecnología del hombre que prácticamente posee la nube".

[LEA MÁS: Jeff y MacKenzie Bezos, así pasaron de ser los más frikis a los cool de Silicon Valley]

Sánchez, casado con un directivo de Gucci, con el que vive en West Hollywood, siguió concediendo entrevistas y aportando su versión de la historia a quien le quisiera escuchar. Según él, su único interés durante todo este tiempo "ha sido proteger a Jeff y a Lauren". ¿Asumió que había sido él el filtrador de los mensajes y las fotografías de alto voltaje entre la pareja? Parcialmente. Y citamos la charla que mantuvo con 'Vanity Fair': "No tuve nada que ver con la filtración de las fotos de su pene. Nunca tuve acceso a ellas. Hay como 20 fotos de estas. Es probable que fuera Lauren quien las compartiera con sus amigas, no de una manera maliciosa, ese no es su estilo, pero cuando uno está enamorado, le gusta compartirlas. De hecho, una vez ella intentó mostrarme una y yo dije: '¿Qué diablos te pasa? ¡No quiero ver eso!”.

"Hasta que esté bajo juramento, lo que puedo decir ahora es que desde el 20 de abril, cuando conocí a Jeff, mi único objetivo ha sido proteger a Jeff y Lauren". Michael Sánchez se describe a sí mismo como un cómplice y amigo leal de la pareja en ciernes. Durante el último año, según su versión, estuvo trabajando como asesor no oficial de los tortolitos mientras discutían qué pasaría si su relación amorosa se filtraba. "Estaban hablando de matrimonio. Los tres sabíamos que, tarde o temprano, esto se iba a convertir en un escándalo".

Lauren Sánchez, la novia de Bezos. (Getty)
Lauren Sánchez, la novia de Bezos. (Getty)

Michael estaba en un crucero por el Caribe cuando recibió una llamada, el 7 de enero. El 'Enquirer' había llamado a Bezos y Lauren para contrastar el asunto de su aventura y ellos "estaban aterrorizados". Según Michael, discutieron varias opciones sobre cómo responder a la historia. Incluso se plantearon comprar a la empresa editora del 'National Enquirer', pero "no para matar la historia, sino para averiguar la fuente". Incluso fantasearon con el nuevo nombre que le iban a dar a la compañía.

Michael Sánchez. (Facebook)
Michael Sánchez. (Facebook)

Finalmente, según el hermano de Lauren, decidieron que Michael viajara a Nueva York para reunirse con el editor del 'Enquirer', Dylan Howard, y averiguar qué planeaba publicar el periódico. Algo pasó, sin embargo. Antes de que esa reunión pudiera celebrarse, Bezos dio un paso al frente y por consejo de sus abogados mandó un comunicado anunciando que se estaba divorciando de su esposa, MacKenzie.

[LEA MÁS: Las propiedades que se repartirán los Bezos, ¿está Amazon en peligro?]

A partir de ahí, fuego cruzado. Michael culpó a De Becker por el cambio de estrategia y los dos asesores protagonizan desde entonces una auténtica pelea de gallos. Jeff Bezos, mientras, ha apuntado más alto y en su blog habló de una gran conspiración entre Trump y Arabia Saudita y sobre la posibilidad de que sus comunicaciones fueran hackeadas para hacerle daño por la investigación cruzada de 'The Washington Post' (de su propiedad) sobre el asesinato del columnista Jamal Khashoggi.

En medio de esta pataleta geopolítica, Michael Sanchez apunta a una explicación mucho más sencilla: Bezos engañó a su esposa y el aparato de seguridad de De Becker no pudo evitar que el hombre más rico del mundo fuera atrapado. Tan simple como esto. "La verdad sobre mis motivos saldrá a la luz, creo mucho en el amor de Jeff y Lauren", dijo crípticamente Michael Sánchez en 'Vanity Fair'. "Es un romance legendario que te dejará alucinado”.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios