Logo El Confidencial
ADIÓS A UNA LEYENDA

Niki Lauda: el día que su mujer, 30 años más joven que él, le salvó la vida

La leyenda de la F1, que fallecía ayer a los 70 años, tuvo una segunda oportunidad cuando su esposa Birgit Wetzinger le donó uno de sus riñones

Foto:  Birgit y Niki. (Getty)
Birgit y Niki. (Getty)

"Con gran dolor anunciamos que nuestro querido Niki ha fallecido apaciblemente el 20 de mayo de 2019, rodeado de su familia". Con este comunicado se anunciaba la muerte de Niki Lauda, uno de los pilotos más laureados de la historia de la Fórmula 1, con tres campeonatos del mundo.

Sin embargo, el austriaco pudo llegar hasta edad gracias al sacrificio de su esposa, Birgit Wetzinger, exazafata de la línea aérea de su propiedad, que en 2005 le donó uno de sus riñones cuando un transplante previo había salido mal. La joven, que contaba 26 años entonces, solo llevaba saliendo ocho meses con el piloto cuando se decidió a donar su órgano.

Niki Lauda y James Hunt, una mítica rivalidad. (Getty)
Niki Lauda y James Hunt, una mítica rivalidad. (Getty)

“Se hizo las pruebas y era compatible”, relataba Lauda en una entrevista. “Me dijo que lo hacía porque me quería. Nunca tuvo miedo de hacerlo”. La pareja se casó en 2008 y tuvieron dos hijos, Mia y Max. Antes había estado casado con la chilena de origen austriaco Marlene Knaus, con la que tuvo dos hijos, Lukas y Mathias, también piloto de automovilismo. Además tenía un quinto hijo, Christophe, nacido hacia 1981.

[LEER MÁS: Corinna Schumacher, madre coraje en el debut de su hijo Mick en la Fórmula 1]

Lauda se había sometido el pasado verano a un trasplante de pulmón que le obligó a estar hospitalizado varios meses y el pasado mes de enero tuvo que volver a ser internado a causa de una gripe que contrajo durante las navidades anteriores en Ibiza, donde tenía su segunda residencia.

Nacido en Viena en 1949, en el seno de una familia acaudalada propietaria de fábricas de papel, sus duelos con el piloto inglés James Hunt –que inspiró la película 'Rush'– o el francés Alain Prost son legendarios en el mundo de la F1. Tras retirarse de las carreras, se convirtió en empresario de aerolíneas y, más recientemente, en presidente no ejecutivo del equipo Mercedes de Fórmula 1, que contribuyó a atraer al piloto británico Lewis Hamilton, ganador de cinco mundiales.

Niki, junto al capo de la F1, Bernie Ecclestone. (Getty)
Niki, junto al capo de la F1, Bernie Ecclestone. (Getty)

Niki Lauda se convirtió en leyenda cuando decidió volver a ponerse el casco para correr en el Gran Premio de Italia en Monza... tan solo seis semanas después de que su Ferrari ardiera en llamas en una curva cerrada en el Gran Premio de Alemania en 1976, en un accidente que le quemó gran parte de la cara. Esta decisión se considera una de las más valientes de la historia del deporte.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios