Logo El Confidencial
UN MOMENTO MUY DURO

Shannen Doherty: su compañía de seguros contraatca y la acusa de querer dar pena

La actriz de 'Sensación de vivir' tiene pendiente un juicio con su compañía de seguros después de que su casa fuera pasto de las llamas en 2018

Foto: Shannen Doherty, en una imagen de archivo. (Getty)
Shannen Doherty, en una imagen de archivo. (Getty)

Cuando este martes, en el programa 'Good Morning America', Shannen Doherty hacía público que ha tenido una recaída del cáncer de pecho que padecía, dos años después de anunciar que estaba remitiendo, se generó una gran conmoción a nivel mundial, no en vano su nombre está muy arraigado en la memoria colectiva gracias a su papel de Brenda en 'Sensación de vivir'.

Aunque no era la primera vez que daba la cara y abordaba con franqueza su situación, la novedad en este caso es que nadie se esperaba esta recaída, pues había logrado remontar numerosos baches e incluso volver al trabajo. "Creo que se iba a saber en unos días o en una semana que tengo cáncer en grado cuatro. Así que mi cáncer ha vuelto, por eso estoy aquí. Creo que no lo he procesado todavía. Es un trago amargo en muchos sentidos", manifestaba la actriz de 48 años, que enseguida recibió miles de mensajes de apoyo, uno de los más significativos el de Tori Spelling, su compañera en la mencionada serie e hija de su productor, el mítico Aaron Spelling: "Te mando mucho amor, apoyo y vibraciones animales para hacerte sonreír". También la actriz Sarah Michelle Gellar aseguró que "tengo que vivir mi vida contigo, lo que me hace ser afortunada".

Todo el mundo es muy consciente de las difíciles circunstancias a nivel humano y clínico que ha tenido que vivir Shannen, que recurrió a diferentes tratamientos de radio y quimioterapia y que en 2018 se sometió a una reconstrucción mamaria. Una situación sobre la que ella manifestó entonces que "me he cuidado y he salido de ello. Es que una vez que has terminado la quimio o la radiación, la gente cree que estás bien, que te has recuperado, pero de lo que no se dan cuenta es de que tu cuerpo ha pasado por algo tan increíblemente difícil que nunca se acaba de recuperar del todo". Sin embargo, hubo otras batallas colaterales y de carácter legal que también han sido y siguen siendo duras para ella.

Recordemos que había sido la propia actriz quien había desvelado a la revista 'People' en 2015 que padecía esta enfermedad y cómo lo estaba afrontando anímicamente; "Hay días que me pregunto por qué a mí. Y luego me digo que por qué no a mí, que a quién más, que quién más se lo merece. Ninguno de nosotros". La actriz mostró abiertamente en las redes sociales todo el proceso, los tratamientos, la secuelas, y también desveló que había demandado a su exmánager, Steven Blatt, al que acusaba de administrar incorrectamente las primas de su seguro, lo que significó que venciera y retrasó el diagnóstico de su enfermedad, aunque, finalmente, llegaron a un acuerdo extrajudicial en agosto del año pasado.

Su casa, arrasada por un incendio

Una vez resuelto este frente, la actriz, a quien no parece perseguir la fortuna, ya que su casa californiana fue arrasada por el devastador incendio de Woolsey en noviembre de 2018, ha demandado a su compañía de seguros, State Fam, que es la que podría desvelar en el proceso judicial mediante informes médicos cuál es su estado de salud actual, y ha sido ese el motivo por el que decidió dar la cara.

"En lugar de vivir sus últimos años en paz en su casa, la señora Doherty se ha visto obligada a mudarse y a luchar contra su compañía de seguros", ha manifestado su equipo legal, a lo que ella ha añadido que "contacté con mi compañía de seguros y pasé de un experto en siniestros a otros. El resultado ha sido uno de los procesos más horribles que he vivido".

Shannen está viviendo momentos muy duros. (Getty)
Shannen está viviendo momentos muy duros. (Getty)

La compañia de seguros tiene otra versión de los hechos: "Nos compadecemos de los problemas de salud de la señora Doherty. Le deseamos una recuperación completa. Creemos firmemente que hemos cumplido con nuestro compromiso con nuestra cliente y que le hemos pagado lo que le correspondía". Y en uno de los documentos que se aportan al juicio que se va a celebrar próximamente manifiestan que "hasta el 11 de septiembre de 2019, State Form ha pagado un total de 1.084.948,01 dólares para limpiar y reparar el hogar y los bienes personales de la demandante, y para el alquiler temporal de vivienda y muebles. La demandante alega que tiene beneficios adicionales en virtud de su póliza de propietaria".

La compañía ha dado un paso más y ha manifestado en un documento que se ha presentado en el tribunal de Los Angeles que lleva su caso que Doherty "está intentado ganarse la compasión afirmando que State Farm debe reconstruir toda su casa". Y añaden los abogados en el escrito: "La demandante afirma incorrectamente que tiene derecho a que se reconstruya toda su casa con un coste de 2,7 millones porque tiene cáncer de pecho y una enfermedad pulmorar obstructiva crónica". Además, mantienen que los daños no son tan importantes como se creía, que no se han producido por el fuego sino por el humo y que, por lo tanto,no hay daño estructural en la casa. Devin McRea, abogado de la actriz, asegura que es vergonzoso que afirmen que su representada haya hecho pública su condición actual para generar compasión.

Quiere sentar un precedente

Shannen Doherty, que ha asegurado que va a continuar la batalla y va a utilizar la dimensión pública de su nombre para ayudar a personas que estén en circunstancias similares a la suya ("Quiero ser recordada por algo mayor que yo misma"), pretendía mantener su delicado estado de salud en privado, sobre todo después de la muerte del que fuera su compañero de reparto y también gran amigo, Luke Perry, en marzo del año pasado: "Es extraño para mí que me diagnosticaran [el cáncer] y que entonces alguien que aparentemente estaba más sano que tú se fuera primero. Fue un shock". La actriz no quería que trascendiera esta terrible noticia por un documento judicial: "Quería controlar la narrativa. Quería que la gente lo supiera por mí misma".

Brian Austin Green, Shannen Doherty, Ian Ziering, Jennie Garth y Tori Spelling, en la presentación del reboot de 'Sensación de vivir'. (Getty)
Brian Austin Green, Shannen Doherty, Ian Ziering, Jennie Garth y Tori Spelling, en la presentación del reboot de 'Sensación de vivir'. (Getty)

Uno de los motivos por los que trabajó en el reboot de la serie, que se emitió el año pasado en Fox, fue precisamente en recuerdo a su compañero: "Es lo menos que podía hacer", y también fue una oportunidad de demostrar que podía seguir trabajando, pese a sus problemas de salud.

"Una de las razones, además de Luke, por las que hice la vuelta de 'Sensación de vivir' fue para que la gente viera que los que padecemos cáncer en grado cuatro también podemos trabajar. Nuestra vida no termina en el momento en el que se nos diagnostica. Tenemos cosas por vivir...".

El año pasado, en una entrevista publicada por 'Health', la actriz manifestaba que la enfermedad le había hecho sentirse "más femenina y vulnerable de lo que me había sentido en toda mi vida. Siempre había sido la fuerte, pero durante ese periodo, todos los muros que había construido en mi vida se vinieron abajo".

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios