Kate Winslet cumple 45: descubrimos a Mia, la hija que sigue los pasos de la actriz
  1. Celebrities
repasamos la vida de la estrella de 'titanic'

Kate Winslet cumple 45: descubrimos a Mia, la hija que sigue los pasos de la actriz

La joven, de 20 años, ya está en una agencia para actores de Reino Unido. Repasamos la vida sentimental de su madre desde que fue descubierta en 1994 por 'Criaturas celestiales'

Foto: Kate Winslet, en una imagen reciente. (Getty)
Kate Winslet, en una imagen reciente. (Getty)

26 años han pasado ya desde que aquella Juliet Hulme de 'Criaturas celestiales' asaltó la gran pantalla. La Kate Winslet de 18 años que debutó en aquella película de Peter Jackson parece una persona muy distinta de la que todos conocemos, a la que asociamos inmediatamente con ese plano de la enorme pamela en 'Titanic', a la Rose que sobrevivió al naufragio más famoso de todos y amó a Jack hasta la eternidad. En 1994, cuando rodó la cinta de Jackson basada en uno de los crímenes más escalofriantes de la historia de Nueva Zelanda, Winslet aún arrastraba inseguridades producto de un bullying escolar que siempre se ha esforzado en apartar de su camino. El karma le ha compensado aquel disgusto infantil y el éxito la ha acompañado en todos estos años. Un éxito profesional que podría repetirse con su primogénita, Mia Threapleton, una joven a la que el público aún no conoce.

La joven, que nació en 2000 fruto de la relación de su madre con Jim Threapleton (el primero de sus tres maridos), cuenta con perfil en la agencia United Agents y también con representantes propios, unos tal Sarah Roberts y Dallas Smith, según figura en la web. Aunque todavía no ha protagonizado titulares ni ha llamado la atención de la prensa, ya ha hecho sus pinitos como actriz. Primero, siendo muy pequeña y al lado de su madre en la película 'A little chaos' (2015). También en la futura 'Shadows', una cinta posapocalíptica en la que interpreta a Alma, una joven que trata de escapar de un confinamiento distópico. Más actual, imposible.

placeholder Pantallazo de la ficha de Mia Threapleton. (United Agents)
Pantallazo de la ficha de Mia Threapleton. (United Agents)

En la web de la agencia también se puede comprobar el enorme parecido que la joven guarda con su madre. Aunque la protagonista de 'Titanic' ha reconocido en alguna entrevista que le aterraría haber vivido su momento de mayor popularidad (cuando la película de James Cameron batió récords de taquilla y ganó 11 Oscar) en estos momentos de redes sociales y desorbitada exposición mediática, sí ha aceptado de buen grado la profesión de su hija. Así lo manifestó en una entrevista televisiva: "Está muy interesada en actuar. En casa hay un sentimiento positivo alrededor de la interpretación y lo que realmente me gusta es que ella ha crecido no solo viéndome hacerlo, sino también aprendiendo a respetarlo. Eso es lo bonito para mí", dijo en el programa 'Lorraine'.

placeholder Mia (a la izquierda), en un fotograma de 'Shadows'.
Mia (a la izquierda), en un fotograma de 'Shadows'.

Mia es fruto del primer matrimonio fallido de Winslet con Jim Threapleton, un joven asistente de dirección al que conoció en el rodaje de 'La vida de Julia' en Marruecos. Cuando empezaron a salir juntos, se volvieron inseparables. Tanto que él incluso la acompañó a los Oscar el año que fue nominada por 'Titanic'. Con aquel noviazgo, la británica dejaba atrás el trauma de perder a uno de sus primeros novios, Stephen Dredre, que murió de cáncer meses después de romper con ella. De hecho, su fallecimiento impidió que Winslet acudiese a los estrenos de 'Titanic' alrededor del mundo. Dredre había sido fundamental en su vida, el hombre que le había ayudado a confiar en sí misma. A finales de los 90, cuando de repente se hizo famosa en todo el mundo, aún quedaban resquicios de las burlas que había sufrido en el colegio por sus kilos de más, además de la desconfianza de uno de sus primeros agentes.

placeholder Kate Winslet, en 'Titanic'.
Kate Winslet, en 'Titanic'.

Tres matrimonios y tres hijos

Tras un fugaz noviazgo, Kate Winslet se casó con Jim Threapleton en noviembre de 1998. El 12 de octubre de 2000 nació Mia. Sin embargo, aquel matrimonio apenas duró un año. Se divorciaron en 2001 y, como ella misma diría, la convivencia con él supuso "la única vez" en su vida que había perdido "el control" de sus instintos. La actriz sintió pánico al ver cómo su separación alimentaba los tabloides británicos y la convertía en un tipo de personaje popular que ella no quería ser. Quizá por ese motivo se mudó a Nueva York cuando, dos años más tarde, se enamoró del director Sam Mendes ('American Beauty'). El genio tras películas como 'Camino a la perdición' o '1917' le había ofrecido participar en una de sus obras de teatro y, aunque ella rechazó la propuesta, se acabó enamorando de él.

Se casaron en secreto en mayo de 2003. Para Winslet, la boda fue bastante distinta de la anterior. Esta vez no hubo 'pilladas' ni fotografías ofrecidas a la prensa, sino un cuidado escrupuloso en mantener la privacidad a toda costa. Ese mismo año nació Joe, fruto de la relación de la pareja. En 2008, Kate pudo trabajar por fin con Mendes (y repetir con su eterno amigo, Leonardo DiCaprio) en 'Revolutionary Road'. La historia de la desintegración de un matrimonio, fruto de asumir la pérdida de los sueños juveniles, basada en la magnífica novela homónima de Richard Yates, parecía un adelanto de lo que acabaría ocurriendo con Mendes y Winslet, que se separaron dos años después de aquella cinta, en marzo de 2010. Aunque nunca se supo la causa del divorcio, sí que hubo rumores que lo relacionaban a él con la actriz Rebeca Hall.

placeholder Con Sam Mendes en los Oscar de 2009, en los que la actriz fue premiada por 'El lector'. (EFE)
Con Sam Mendes en los Oscar de 2009, en los que la actriz fue premiada por 'El lector'. (EFE)

Tras dos divorcios, la siempre elocuente Kate podría haber asumido que el amor no estaba hecho para ella, pero encontró al que es su actual (y tercer) marido de la forma más insospechada: en mitad de un incendio. En 2011, la actriz se encontraba de vacaciones en la mansión caribeña de Richard Branson, dueño de la discográfica Virgin, cuando el domicilio fue pasto de las llamas. En mitad del desastre, ella, eterna superviviente romántica de 'Titanic', conoció a Ned Rocknroll, sobrino de Branson. Así nació un amor de película. Lo gracioso del asunto es que en aquel incendio (y en aquellas vacaciones) estaba su novio de ese momento, el modelo británico Louis Dowler. Sin embago, Dowler pasó a la historia y Kate se casó, por tercera vez, con Rocknroll en diciembre de 2012. El padrino de boda fue, nada más y nada menos, que Leonardo DiCaprio. Meses después, la pareja tuvo un hijo que para la actriz fue el tercero. La prueba de que Ned ha hecho que Winslet sea aún más jovial y desenfadada de lo que ya era (no hay más que ver sus entrevistas en la red) es el nombre que le pusieron al niño: Bear (oso en inglés).

Con Rockroll parece haber encontrado la estabilidad y con él ve cómo avanza la carrera de su hija, que por ahora ha participado en dos películas y ha evitado el protagonismo de ser la 'hija de'. Solo el tiempo dirá si la joven Mia vive un 'tsunami' parecido al que vivió su madre hace poco más de dos décadas, cuando se subió a un barco (y a una tabla) que la convirtió en historia del cine.

Perfil Kate Winslet
El redactor recomienda