Jason Statham y su sorprendente pasado (casi) olímpico
  1. Celebrities
teoría de la evolución

Jason Statham y su sorprendente pasado (casi) olímpico

El actor británico fue miembro del equipo nacional de salto de trampolín británico durante doce años antes de convertirse en un tipo duro en las películas de Hollywood

placeholder Foto: Jason Statham, en una foto de archivo. (Getty)
Jason Statham, en una foto de archivo. (Getty)

Estamos acostumbrados a ver al musculoso actor inglés luchando a puñetazo limpio contra malvados matones en la gran pantalla, pero en un principio su destino parecía encaminado a ser uno muy diferente. Jason Statham, protagonista de franquicias tan exitosas como 'Fast & Furious' o 'Transporter', es ahora una de las estrellas más reconocidas de Hollywood, pero a sus fans les sorprenderá saber que sus inicios fueron con bañador y subido a un trampolín.

El popular intérprete tenía dos pasiones durante su juventud: el fútbol y los saltos, y fue en esta disciplina donde llegó a brillar a gran nivel. "Fue una gran experiencia, ya sabes, viajar por el mundo y competir a cierto nivel. Te enseña disciplina, concentración y, desde luego, te mantiene alejado de los problemas", explicó en una entrevista de 2003 con 'IGN'.

Jason practicaba a diario en la piscina y fue miembro del equipo nacional de saltos de Gran Bretaña durante doce años, aunque hubo un 'punto flaco' en su carrera deportiva. Su majestuosidad a la hora de zambullirse en el agua le llevó a competir por Inglaterra en los Juegos de la Commonwealth de 1990.

En los vídeos de la época se aprecia su torso tonificado, pero es difícil reconocerle, ya que por entonces lucía una cabeza llena de pelo. Cuando llegó aquella aciaga competición, el actor de 'Snatch' se equivocó al intentar un triple salto mortal y terminó con una puntuación muy baja. Afortunadamente no sufrió lesiones, pero su ego salió peor parado y aquella sería su última prueba importante.

En un momento dado, Statham llegó a ocupar el 12º puesto en el ranking mundial de saltos, se quedó a las puertas de participar en los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988 y en los de Barcelona en 1992.

"Me duele un poco no haber llegado a los Juegos Olímpicos. Me enteré de que les pagan siete millones o algo así por los saltos de trampolín cada año. Se lo merecen. Los clavadistas que tenemos ahora son magníficos", dijo en la misma entrevista mencionada anteriormente.

Foto: Jason Statham es H, un tipo misterioso que empieza a trabajar en una empresa de furgones blindados. (DeAPlaneta)

Más tarde, el futuro actor decidió alistarse en el ejército británico, entrando a formar parte de un regimiento de paracaidistas. Luego, se ganaría la vida vendiendo perfumes y joyas falsos hasta que un cazatalentos le vio mientras entrenaba y le ofreció la posibilidad de ser modelo.

A partir de ahí firmó contratos con importantes marcas como Tommy Hilfiger o Levi's, hasta que su vida cambió cuando conoció al por entonces incipiente director de cine Guy Ritchie.

El que fuera marido de Madonna necesitaba a alguien que interpretara el papel de un estafador callejero en el proyecto que estaba desarrollando y se dio cuenta de que Statham tenía todas las credenciales necesarias debido a su historial como vendedor de productos falsificados.

Su primer papel como actor fue el de Bacon en la comedia policiaca de 1998 'Lock, stock and two smoking barrels', que también protagonizó su amigo de la infancia, el exfutbolista Vinnie Jones.

Fue Vinnie el que le introdujo en el fútbol cuando era joven, aunque obviamente no tenía tanto talento en el campo como el exjugador del Leeds United. Desde entonces ha ido cimentando una lucrativa carrera en Hollywood, usando de paso las habilidades en artes marciales que había aprendido desde que era niño. De hecho, también ha puesto a prueba su pasado en la piscina en la superproducción de 2018 'The Meg', donde su personaje se enfrentaba a un terrorífico tiburón gigante.

Actores y actrices Hollywood
El redactor recomienda