Daniel Radcliffe: la estrella que casi acaba consumido por la magia de Harry Potter
  1. Celebrities
Regreso a Hogwarts

Daniel Radcliffe: la estrella que casi acaba consumido por la magia de Harry Potter

Mundialmente conocido, el actor británico ha atravesado un camino existencial repleto de altibajos sin conseguir despojarse del personaje que lo lanzó a la fama

Foto: Daniel Radcliffe, en una imagen reciente. (Reuters/Mike Segar)
Daniel Radcliffe, en una imagen reciente. (Reuters/Mike Segar)

Una vez más, como la canción de Gardel, se demuestra que 20 años no son nada. Al menos en el fenómeno de Harry Potter y de sus protagonistas. Daniel Radcliffe siempre quiso ser actor, así se lo hizo saber a sus padres con tan solo cinco años, pero lo que no imaginaba aquel pequeño de origen británico es que alcanzaría una fama planetaria y su imagen terminaría siendo la de un ídolo de masas gracias a las novelas escritas por J. K. Rowling.

Nacido el 23 de julio de 1989 y criado como hijo único en el seno de una familia trabajadora, su padre, Alan George Radcliffe, agente literario, y Marcia Jeannine Gresham, agente de casting, vivió y creció en Fulham, un distrito al sudoeste de Londres. Precisamente los padres de Radcliffe también hicieron sus pinitos como actores cuando eran niños y él tuvo claro que era el camino que quería seguir. Debutó en 1999 en el telefilme 'David Copperfield' y, un año después, su segundo trabajo en la película 'El sastre de Panamá'. Ahí comenzó la carrera por conseguir ser Harry Potter.

placeholder Daniel Radcliffe como 'Harry Potter' en la primera película de la saga. (Warner Bros.)
Daniel Radcliffe como 'Harry Potter' en la primera película de la saga. (Warner Bros.)

Con la negativa inicial de sus padres, fueron la actriz Jamie Lee Curtis, compañera en ese filme, y el productor de la exitosa saga, David Heyman, quienes insistieron en el talento de Daniel Radcliffe. Tras convencer a sus progenitores y superar a cuarenta mil aspirantes, aquel niño de 11 años se hizo con el papel que le cambiaría la vida por completo.

En 2001 se proyectó en los cines de todo el mundo la primera cinta de la célebre saga: 'Harry Potter y la piedra filosofal'. El universo de Hogwarts no paró de crecer, y eso se dejó notar en los sueldos de los actores. Del millón de dólares que Daniel Radcliffe cobró por la primera película, esa cifra se triplicó hasta los 3 millones de dólares que recibió por la segunda y no quedo ahí, las remuneraciones fueron en aumento según avanzaban las tramas. Se estima que por su papel como Harry Potter durante los años 2001 a 2011 aglutinó una fortuna de unos 100 millones de dólares.

placeholder Hermione Granger, Ron Weasley y Harry Potter, durante una escena de la saga. (EFE/Warner Bros.)
Hermione Granger, Ron Weasley y Harry Potter, durante una escena de la saga. (EFE/Warner Bros.)

Al tiempo que se estrenaban nuevas películas, aquel joven actor fue creciendo, ganando seguridad y madurez interpretativa, un cóctel que le ayudó, tal y como él ha manifestado públicamente en más de una ocasión, a superar la dispraxia, un trastorno que afecta a la capacidad motriz y genera complicaciones para, por ejemplo, atarse los cordones o escribir, y que padeció desde niño. Pero no todo fue bueno.

En 2006 su rostro era ya de sobra reconocido a nivel planetario y Daniel Radcliffe se convirtió en la persona más joven en poseer un retrato en la National Portrait Gallery sin pertenecer a la familia real británica. Su fama aumentaba y su presión también. Hace algo más de un año, el británico confesó en una entrevista para la radio de la BBC que interpretar a Harry Potter fue la razón por la que se adentró en el alcoholismo. "El problema de haber iniciado mi carrera con un éxito tan enorme como el de Harry Potter es que cada vez que entro en un ensayo o casting siempre imagino que la gente solo va a pensar en mí como ese chico que hizo Harry Potter", confesó en aquel encuentro.

placeholder Daniel Radcliffe, en 2014. (EFE)
Daniel Radcliffe, en 2014. (EFE)

"Beber era una forma de no enfrentarme a qué pasaría después. Cómo afrontaría mi vida después de Harry Potter. Creo que sentía verdadero pánico por saber cuál sería mi siguiente paso", explicó Daniel Radcliffe. Eso unido a que como celebridad mundial existía gran expectación en torno a todo lo que el actor hacía y decía. "Si salía y me emborrachaba, de repente era consciente de que había interés en eso porque no es únicamente un tipo borracho, es 'Oh, Harry Potter se está emborrachando en el bar'". En esa misma entrevista dejó claro que abandonó la bebida y lleva sobrio desde 2010.

Encasillado en el papel de Harry Potter, desde 2007 decidió compaginar y aceptar otros trabajos en series de televisión y películas independientes para demostrar que sus dotes interpretativas sobrepasaban la alargada sombra del mago. De su incursión en el teatro destaca la participación de Radcliffe en la obra de teatro 'Equus', un oscuro drama psicológico no exento de polémica que contó con el desnudo integral del británico encima del escenario. Fue otro éxito que viajó desde Londres a Nueva York abriéndole las puertas de Broadway. Después vendrían más películas, un musical y hasta una parodia en 'prime time' de su vida.

placeholder Daniel Radcliffe. (Reuters)
Daniel Radcliffe. (Reuters)

Con el estreno de la segunda parte del final de la saga, 'Harry Potter y las reliquias de la muerte' en 2011, Daniel Radcliffe se despidió, al menos interpretativamente, de Harry Potter, pero en todos estos años, un total de 20 desde la primera entrega, se le ha asociado y se le asocia al mago.

Su participación en otras grandes producciones como 'The woman in black' o 'Ahora no me ves 2' le han mantenido en el foco de la noticia sin esa persecución constante que vivía en la época como protagonista de las novelas fantásticas de J. K. Rowling. En 2018 y con 26 años recibió su estrella de la fama en Hollywood. Unos años más tarde y a cuenta de la película 'Amores asesinos' conoció a Erin Darke, una actriz estadounidense cinco años mayor que él y con la que mantiene una relación sentimental desde entonces.

placeholder Daniel Radcliffe y su novia Erin Darke. (Reuters)
Daniel Radcliffe y su novia Erin Darke. (Reuters)

Discreto con su vida privada, Daniel Radcliffe, a diferencia de otros compañeros de la saga Harry Potter como Emma Watson o Rupert Grint, no tiene abierto ningún perfil en las redes sociales. "Cuando era más joven, ya no gracias a Dios, me gustaba buscar comentarios sobre mí en Internet. Eso es una locura y una mala acción, las redes sociales son una extensión de eso", explicó recientemente en el programa de YouTube 'Hot Ones'.

Aficionado declarado del fútbol, es hincha del equipo londinense donde vivía de niño con sus padres, el Fulham Football Club. En sus ratos libres le gusta construir 'legos', escuchar a The Killers y Red Hot Chili Pepper y escribir poesía. Reconocido también por su faceta solidaria, Radcliffe colabora con organizaciones caritativas de todo tipo con especial predilección en aquellas que vigilan los intereses de los niños y el colectivo LGTB. Es más, se sabe que parte de la fortuna que recaudó como Harry Potter fue donada a varias de esas asociaciones. En un futuro le gustaría ampliar su campo de actuación y probar suerte como director o guionista de películas, solo el tiempo lo dirá.

Harry Potter Actores y actrices
El redactor recomienda