Logo El Confidencial

Viaja a Escocia: de la isla de Jura a la de Skye, cinco bellísimos escenarios naturales

Te esperan la granja en la que George Orwell terminó su '1984', un auténtico bosque encantado, todo un ejército de rocas, urogallos y ualabíes y hasta auroras boreales

Foto: El bosque encantado de Faskally, en el condado de Perthsire.
El bosque encantado de Faskally, en el condado de Perthsire.

Escocia es uno de los países de mayor patrimonio natural y en estos meses sus rotundos escenarios se vuelven más espectaculares que de costumbre. Con suerte, hasta podremos ver auroras boreales...

Isla de Jura, 5.000 ciervos para 200 habitantes

La recóndita isla de Jura es uno de los últimos paraísos naturales europeos, tan agreste que solo 200 personas tienen su residencia estable en ella, que comparten con, entre otros animales, más de 5.000 ciervos rojos salvajes que campan a sus anchas por la isla, y que son solo los miembros más famosos de una fauna local que incluye, además de estos ciervos, a nutrias, focas, águilas reales e, incluso, algunos de los escasos pigargos y ballenas de Minke. La isla de Jura es además ideal para la inspiración intelectual: George Orwell vivió en la granja de Barnhill entre 1946 y 1948, y fue aquí donde terminó su célebre '1984'. Hoy, la isla de Jura clama por nuestra atención con razones de peso: sus altas montañas, su célebre whisky -cuya elaboración puede verse en la destilería de la isla-, el enorme remolino marino de Corryvreckan, el tercero más grande del mundo, y las colinas Paps, a las que se puede ascender caminando.

Paisaje típicamente escocés, como el whisky.
Paisaje típicamente escocés, como el whisky.

Cairngorms, pura esencia de las Highlands

En pocos lugares como en las Highlands se convierte en realidad la imagen y expectativas que sobre Escocia tenemos y nos hacemos todos los viajeros: las cuatro estaciones se hacen presentes en un abrir y cerrar de ojos, una infinita sucesión de valles y picos escarpados moteados de castillos, lagos, granjas y pueblos que parecen estar -y lo están- en medio de ninguna parte y, por doquier, toda la paleta de ocres y verdes que se pueda imaginar. Aviemore, en el noroeste del Parque Nacional de Cairngorms, es un lugar idóneo para caer rendidos ante la rotunda belleza de las Highlands: las vistas que se tienen desde lo alto del Monte Cairngorm o las actividades -de senderismo y rutas en poni o quads hasta aventuras en las copas de los árboles- que pueden realizarse en Rothiermurchus State, pasando por visitar renos de las Highlands en el Cairngorms Reindeer Centre o, simplemente, contemplar cómo planean las águilas pescadoras sobre Loch Garten nos lo harán sentir a flor de piel.

En las Highlands hay paisajes de ensueño.
En las Highlands hay paisajes de ensueño.

Un bosque encantado

El condado de Perthsire tiene una inmensa riqueza boscosa -pinos escoceses, abdeules, avellanos, fresnos, robles...- que, en temporada otoñal, pinta de infinitos rojos y ocres todo su territorio. Así, en uno de los mejores bosques del condado, el de Faskally, se celebra The Enchanted Forest, una experiencia sonora y luminosa muy especial -premiada como el mejor Evento Cultural de Reino Unido- y que cada año disfrutan decenas de miles de personas, y por la que el bosque se transforma en un auténtico bosque encantado de luces titilantes y espectáculos musicales.

Así es este bosque encantado de Escocia.
Así es este bosque encantado de Escocia.

Una aurora boreal en la isla de Skye

Pues sí: la fama se la llevan -y merecidamente- los países escandinavos o el remoto norte de América, pero ese regalo de la naturaleza que, para quien la lograr atrapar, es la aurora boreal también se ofrece al norte de Escocia, que no en vano está en la misma latitud que Stavanger, en Noruega, y la isla de Nunivak, en Alaska. La isla de Skye es un lugar estupendo en el que probar suerte: en la península de Trotternish, los originales wigwams -unas estructuras similares a los tipos de los nativos americanos- de Shulista Croft son ideales para 'cazar' auroras boreales o, al menos, quedarse boquiabiertos con la limpieza del cielo estrellado de la isla de Skye. Imprescindible echar en la maleta una buena cámara de fotos con un trípode y un gran angular... ¡y algo de suerte!

The Storr es un 'bosque' rocoso en la isla de Skye.
The Storr es un 'bosque' rocoso en la isla de Skye.

Urogallos y ualabíes en un lago inmenso

Con más de 153 kilómetros de orillas, Loch Lomond es el mayor lago de Reino Unido y el corazón del primer parque nacional de Escocia, el Parque Nacional de Loch Lomond y los Trossachs. 38 islas salpican sus aguas: Inchmurrin es la mayor de ellas y en la de Inchconnochan anidan los urogallos, que comparten espacio con una especie venida de las antípodas, los ualabíes. Pasear en barco por sus aguas -especialmente, a bordo del barco de vapor Sir Walter Scott, toda una institución de la zona- y contemplar a un ritmo pausado el impresionante Ben Lomond, el munro (así se llama en Escocia a los picos de más de 3.000 pies de altura –unos 910 metros-, en honor de Sir Hugh Munro, que fue el primero en catalogar estas alturas, allá por 1891) más meridional de Escocia, y como las escarpadas laderas de los Alpes Arrochar, son escenas que no se olvidan.

Loch Lomond es el mayor lago del Reino Unido.
Loch Lomond es el mayor lago del Reino Unido.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios