Logo El Confidencial

De Grace Kelly a Halle Berry: el hotel de Mallorca que aman las estrellas de cine

No solo está en el Olimpo hotelero por su situación geográfica, de camino al poderoso cabo Formentor, sino que es y ha sido refugio de actores, poetas, políticos y otros ilustres

Foto: El hotel Formentor está a solo diez kilómetros del cabo del mismo nombre, al norte de la isla y a pie de playa. (Foto: Cortesía)
El hotel Formentor está a solo diez kilómetros del cabo del mismo nombre, al norte de la isla y a pie de playa. (Foto: Cortesía)

Nos vamos a adelantar a los mismísimos Reyes y vamos a inaugurar la temporada en Mallorca en plena primavera, nada menos que asomados (casi) al cabo de Formentor, el entrante de tierra más septentrional de la isla, donde se dan cita todos lo vientos y no pocas olas, queriendo saltar los 300 metros de altura que alcanzan algunos de sus etéreos acantilados. Y, claro, no nos vamos a Marivent, pero sí a un hotel de lujo que viene conquistando a las estrellas de Hollywood desde los tiempos dorados. Te lo contamos todo del cinco estrellas visitado por las ídem. Esto es turismo cinematográfico, con destinos de película, y en la isla de Chopin y Robert Graves.

Un lugar en el Olimpo...

De momento, la excelencia es geográfica, porque Formentor se haya en un lugar mítico ya de por sí, antes de que vengan las celebrities en tropel a confirmarlo. Esto es un pedazo de tierra adentrándose en el mar como la mejor de las pasarelas o alfombras rojas, para verlo todo, cómo decirlo, de otra (maravillosa y es poco) manera. Esto ocurre antes de que la línea de costa se deslice por el oeste cuesta abajo y sin frenos por el vértigo mágico de la sierra de Tramontana. Justamente lo que querían las hermanas Wachowski cuando grabaron allí parte de su 'Atlas de las nubes', con Halle Berry, Tom Hanks, Susan Sarandon y Hugh Grant.

El hotel Formentor está en un lugar increíble; salta a la vista. (Foto: Cortesía)
El hotel Formentor está en un lugar increíble; salta a la vista. (Foto: Cortesía)

… de los dioses del celuloide

Ya no es el cabo Formentor ni la destreza geológica que se despliega a su alrededor, vestidita de azul, ni el cabo, rivalizando en inmensidad con el de Creus, otro de los gloriosos, sino algo tan eminentemente literario (muy novela negra, aunque luego todo sea rosa) como es la lista de huéspedes de este hotel. Empezando por la actriz que luego fue princesa, sí, nada menos que Grace Kelly, la gran madre de la troupe que ahora azota los vientos del glamour en Mónaco, quien se alojó en el Formentor cuatro días después de su enlace con Rainiero allá por abril de 1956. Siguiendo por Joan Fontaine, que lo hizo antes, en 1945, cuando el rodaje de 'Rebeca' y 'Sospecha' ya la habían encumbrado en la meca del cine bajo la dirección de Hitchcock. Para terminar, por ejemplo, con Charles Chaplin, que lo eligió junto a su mujer Oona O'Neill, en varias ocasiones. Pero hay más: Audrey Hepburn, Gary Cooper, Claudia Cardinale, Cary Grant...

Los huéspedes del Formentor en otra época que resulta de película. (Foto: Cortesía)
Los huéspedes del Formentor en otra época que resulta de película. (Foto: Cortesía)

No solo cine

Por el Royal Hideaway Formentor, de la categoría Gran Lujo, que no lo habíamos dicho, también han pasado iconos de la moda, relacionados igualmente con el cine, como Jane Birkin, años ochenta, que grabó por estos lares 'Muerte bajo el sol', o Lucía Bosé con sus hijos Miguel y Lucía; hitos de la política, como Winston Churchill, que se desplazó hasta este rincón con su esposa y secretario y con la firme intención de escribir el tercer volumen de la biografía del duque de Malborough, y hasta nuestra actual Reina, cuando fue invitada a comer allí por la que lo era entonces, doña Sofía. Por no hablar de los jeques árabes, la suite 113 y sus extravagancias.

El hotel Formentor es un clásico mallorquín.
El hotel Formentor es un clásico mallorquín.

Cuestión de estrellas...

Más allá de las estrellas del celuloide y otras, este hotel colecciona hasta cinco de las suyas, que para eso está frente a la idílica playa de Formentor, goza de vistas privilegiadas al mar y la montaña, es mallorquín cien por cien y tiene el pedigrí de haber sido refugio además de músicos y poetas. Te tentarán con actividades como el buceo, la vela, el esnórquel, el paddle sulf, el kayak o un ineludible paseo en barco. Y con la gastronomía típica de la isla, tanto en su restaurante puro y duro como en el snack bar que está a pie de playa. Te rodeará el bosque mediterráneo, los jardines ya primaverales y esa blanda arena que lame un mar azul.

Bosque, jardines, piscina y mar en el Formentor. (Foto: Cortesía)
Bosque, jardines, piscina y mar en el Formentor. (Foto: Cortesía)

... Y de lujos

Porque a todo lo dicho más arriba se suma la cosa tailandesa en forma de cabinas a pocos metros de ese agua turquesa con aroma a bosque y flores donde abandonarte a un masaje en manos de una terapeuta del país oriental o dedicarte a la vida contemplativa. Todo juega a tu favor: la cama balinesa, la bañera de hidromasaje, el solárium con pequeño jardín, el minibar, la ducha...

Dónde: Playa de Formentor, 3. Port de Pollença (Mallorca)

Precio: desde 183 euros.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios