Logo El Confidencial

Tu móvil también te envejece: así se combate al nuevo enemigo de tu piel

Es la luz que emiten las pantallas, tan presentes de forma constante en nuestro día a día, y que maltrata nuestra piel. Te contamos cómo y qué puedes hacer para evitarlo

Foto: En el backstage del desfile de Manish Arora. (Foto: Imaxtree)
En el backstage del desfile de Manish Arora. (Foto: Imaxtree)

Antes de seguir: si hay una luz azul artificial es porque existe esa misma luz en versión natural, ¿no? Sí. En realidad, la luz azul o luz visible proviene del sol, luego es 100% natural, lo que, atención, no quiere decir que sea inocente. Acelera el envejecimiento como cualquier otra radicación. Pero es la luz con la que nuestro organismo convive desde el principio de los tiempos para regular nuestro sistema hormonal y los ritmos del sueño.

La luz azul artificial es otra cosa. Proviene de dispositivos electrónicos, lámparas, fluorescentes y luces led, y aunque se sabe que es nociva para la salud –especialmente la de los ojos–, los investigadores trabajan con ímpetu estajanovista para descubrir hasta dónde llegan los daños. Al efecto que la luz azul artificial provoca en la piel se le conoce como síndrome Screen Face y en países como Japón y Corea están obsesionados por dar con soluciones cosméticas capaces de proteger la piel de esta luz que, según los expertos, envejece tanto como el resto del espectro de la luz solar.

¿Cuál es el problema de la luz azul artificial? Genera un problema cutáneo que nos espanta por lo antiestético de su aspecto y la misión imposible que constituye eliminarlas: la aparición de manchas, sobre todo, aunque tampoco es desdeñable la pérdida de firmeza y elasticidad. Al parecer, la luz azul artificial aumenta la síntesis de la melanina, que sube a las capas superficiales de la piel y la pigmenta, es decir, la broncea. Bueno, pues ponerme morena mientras trabajo delante del ordenador tampoco está mal, ¿no?, te preguntarás. Pues no, porque exponer la piel a diario a la luz azul artificial le pasa factura: el proceso de la melanogénesis se desorganiza y el bronceado uniforme que habíamos imaginado se convierte en la aparición de manchas en la frente y contorno de los ojos, especialmente. Un horror.

Dicen los expertos que, aunque con una representación tímida de momento, dentro de nada veremos las siglas HEV (luz visible de alta energía) en los envases de solares y cremas anticontaminación como vimos el SPF en los primeros noventa.

Hay que identificar al enemigo

Necesitamos escudos eficaces frente a estas cinco radiaciones:

•​ ​Rayos UVB: penetran en la epidermis y broncean la piel.

•​ ​Rayos UVA: alcanzan los niveles más profundos de la dermis y son los responsables directos del fotoenvejecimiento. Provocan la formación de arrugas y flacidez.

•​ ​Luz azul natural o luz visible: acelera el envejecimiento de la piel, la deshidrata, pero tiene un aspecto positivo porque modula las funciones hormonales y tiene un agradable efecto energizante.

•​ ​Luz azul artificial: aumenta la producción de melanina y puede provocar manchas, sobre todo en la frente y contorno de los ojos.

•​ ​Infrarrojos: proporcionan sensación de calor y suelen estar en el origen de insolaciones y golpes de calor.

En el neceser

•​ ​Protección total. El Fluido Protector SPF 30 de Skeyndor se utiliza en cara y cuerpo y es resistente al agua. Tiene una textura ligera y sin grasa que lo hace ideal para todo tipo de pieles. Su fórmula contiene filtros UVB, UVA, HEV e IR (35,70 €).

•​ ​La crema escudo. Supreme Day Cream de Dr. Sebagh es una fórmula que lleva la hidratación a un plano superior. Contiene un sofisticadísimo complejo de melanina fraccionado que protege a la piel contra la luz visible de alta energía (luz azul) que se emite también a través de las pantallas (210 €).

•​ ​Una fórmula todoterreno. Guerlain ha enriquecido el protector solar Orchidée Impériale con dos tecnologías: una que regula la producción de melanina y otra que combate la falta de oxígeno de las células. En esta caso, ha sido de nuevo la orquídea, la flor emblema de la marca, y sus enormes propiedades, la responsable de estimular la respiración celular (142,70 €).

•​ ​El agua termal, en el origen de todo. La firma Uriage sabe que el agua termal que emplean en todas sus fórmulas es un valor añadido. Por eso, es el corazón de la nueva línea Age Protect, creada para combatir los efectos de la luz azul. El contorno de ojos mantiene a raya las ojeras y las bolsas, siempre que lo apliques por la mañana y por la noche (29,61 €).

•​ ​Una estrategia doble que funciona. Por un lado, una mezcla de potentes antioxidantes para desintoxicar la piel y neutralizar las toxinas; por otro, un complejo a base de girasol, pepino y cebada que se ocupa de repararla y protegerla. Es la crema City Skin Overnight, de Murad (190 €).

•​ ​​Zonas de alto riesgo. Sun Protective Repairing Stick, de Mesoestetic, protege labios, puente de la nariz, contorno de los ojos o cicatrices con una fórmula a base de rosa mosqueta que favorece los mecanismos de reparación de la piel (22 €).

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios