Logo El Confidencial
salud & BELLEZA

¿Por qué bañarte en agua termal? Todos los beneficios de los balnearios

Los balnearios se han convertido en centros de referencia no solo para mejorar la salud, sino también y sobre todo para mimarse sin complejos en cuerpo y alma

Foto: El agua termal proporciona beneficios psicológicos y físicos. (Imagen: Santa Marta Hotel)
El agua termal proporciona beneficios psicológicos y físicos. (Imagen: Santa Marta Hotel)

Atrás ha quedado el concepto de balneario como sinónimo de centros donde la gente acudía para tratar problemas de salud. “Las aguas mineromedicinales –dice la doctora Miriam Sàbat, del balneario Prats– son complejísimas porque tienen un gran contenido inorgánico-químico que influyen en el organismo, bien al beberlas, inhalarlas o ser aplicadas sobre la piel”. Los nuevos balnearios no descuidan la salud, pero han sabido aprovechar los beneficios de las aguas mineromedicinales para desarrollar todo un universo de tratamientos estéticos que purifican la piel y aligeran el alma.

Imagen: Connor Dugan.
Imagen: Connor Dugan.

Relax absoluto

Dice la doctora Sàbat que “las aguas termales tienen beneficios en un plano mental y psicológico. Por ejemplo, las aguas ricas en catión litio pueden utilizarse como prevención de trastornos depresivos”. Pero, además, el agua en sí misma tiene un poderoso efecto relajante y los balnearios cuentan con una oferta muy amplia con el agua como protagonista absoluta: circuitos con cascadas, pediluvios, burbujas, hidromasajes, duchas escocesas, saunas o baños romanos.

Los tres tratamientos que no puedes perderte

La ducha Vichy

Imagínate tumbada en una camilla de masaje y por encima de ti una columna horizontal con varias duchas que dispensan agua mientras la terapeuta realiza el masaje. La temperatura del agua varía en función del objetivo que se busque: entre 30º y 35º produce un efecto revitalizante; entre 35º y 38º relaja el sistema nervioso y muscular. ¿Qué puedes esperar de una ducha Vichy? Reducir el estrés; hidratar y tonificar la piel; relajar los músculos, estimular la circulación sanguínea y el drenaje linfático y acceder a una relajación tan profunda que se parece bastante a rozar el cielo con los dedos.

Tratamientos con barros

Uno de los clásicos de cualquier balneario. Los barros que provienen de las fuentes de aguas mineromedicinales no tienen desperdicio: tratan lesiones articulares o musculares, problemas digestivos, insomnio y ansiedad, pero donde realmente lo dan todo es en la piel. Las mascarillas faciales a base de barros tienen poderosos efectos astringentes y purificantes; limpian los poros, equilibra el pH natural y afinan la textura de la piel. Las envolturas corporales son uno de los métodos más eficaces para tratar la celulitis.

La piscina termal

Las aguas termales, ricas en minerales, suelen estar entre 32º y 35º, una temperatura perfecta para darte un baño y no querer salir. Lo mejor es que mientras tú disfrutas, tu organismo va absorbiendo los minerales. ¿El resultado? Un aumento de las defensas, disminución de la tensión nerviosa y el estrés y una espectacular acción depuradora que elimina toxinas a través de la sudoración.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios