Logo El Confidencial
Todo al negro

Las dos mascarillas de Primark que funcionan juntas y cuestan menos de 5€

De sobra son conocidos las mascarillas y peel offs de charcoal o carbón, pero esta combinación mágica deja la piel mejor de lo que te la hayas visto en mucho tiempo

Foto: Y tras la ducha perfecta, toca la combinación de mascarillas. (Unsplash)
Y tras la ducha perfecta, toca la combinación de mascarillas. (Unsplash)

¿A quién no le gusta una buena mascarilla y lo que representa? Unos minutos de relax, de autocuidado y cariño hacia nosotras y hacia nuestra piel. A veces, sin embargo, nos decepcionamos porque no notamos grandes resultados, nos hemos gastado un dinero importante en una mascarilla que prometía milagros y solo ha dejado sueños rotos.

Por otro lado, cuando probamos una mascarilla cosmética y nos deja la piel como nunca, nos alegramos y, normalmente, esa alegría es indirectamente proporcional al dinero invertido en ellas; es decir, cuanto menos dinero gastado, mucha más felicidad. Por eso hoy estamos hablando de estas dos mascarillas de carbón, que están a la venta en Primark y juntas no llegan a los 5 euros. Os prometemos que notaréis la diferencia.

Mascarillas charcoal de Primark (1,5 € y 3 €, respectivamente).
Mascarillas charcoal de Primark (1,5 € y 3 €, respectivamente).

Peel off de carbón o mascarilla negra

Todos hemos visto infinidad de vídeos, en Instagram y Youtube principalmente, en los que se nos muestra la aplicación de este tipo de mascarilla y sus virtudes.

Pensaréis que no descubrimos nada nuevo nombrando este peel-off y, sin embargo, sí hemos encontrado una particularidad que nos ha llamado la atención. Cumple su función perfectamente, limpia, elimina los poros obstruidos y realiza una ligera exfoliación de la piel, pero no es tan agresiva como otras del mismo tipo.

Es ideal para pieles sensibles, por tanto, o para personas que tampoco quieren acabar con la cara sin ningún pelito porque una de las características de este tipo de mascarillas, que a muchos encanta pero que no siempre es bueno, es que arrancan todo el vello facial. Por eso hay que tener especial cuidado en su aplicación y evitar las cejas, el nacimiento del pelo, las patillas…, zonas especialmente sensibles y con pelo que, probablemente, no queramos que desaparezca.

Otro consejo es que se aplique cuando tengamos los poros bien abiertos, esto es después de una ducha o un baño de vapor.

Mascarilla de gel de carbón

Esta mascarilla superhidratante puede parecer que no es nada fuera de lo normal, ya que no es de las nuevas ‘bubble mask’, pero nada más lejos de la realidad. Sus ingredientes se absorben con rapidez (dependerá del nivel de deshidratación de tu piel), pero, en general, los resultados se demuestran al final y son buenos. Cuando tras 20 minutos relajada te la quitas, notarás la diferencia con otras mascarillas. Recuerda que siempre se agradece un masaje circular en el rostro para finalizar la aplicación de una mascarilla de este tipo, con cuidado de no forzar la zona del contorno de ojos.

¿Por qué la combinación funciona?

A estas alturas ya habréis comprendido el porqué de que juntas estas dos mascarillas sean una combinación ganadora. Obviamente si una de las mascarillas nos deja los poros completamente abiertos, al terminar de raíz con nuestros puntos negros, y la otra penetra profundamente aportando la hidratación que necesitamos, obtendremos una piel lisa, tersa, sin impurezas, hidratada y luminosa.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios