Logo El Confidencial
Renovando el neceser

¿Por qué debes cambiar tu crema facial en primavera?

Las condiciones climatológicas de la primavera y el verano afectan a la piel de todo el cuerpo y la del rostro es siempre la más expuesta

Foto: Imagen de la campaña de Biotherm 'Bath Therapy'.
Imagen de la campaña de Biotherm 'Bath Therapy'.

El puente de mayo es la fecha no oficial para cambiar el armario de invierno por el de verano. Los vestidos vaporosos, los pantalones cortos, las blusas de tirantes… Toda nuestra ropa se aligera de cara a las altas temperaturas, pero no es lo único que debemos acondicionar a la nueva estación.

¿Qué pasa con el rostro? Seguro que no aplicas el mismo maquillaje cuando estás bronceada que cuando el invierno hace palidecer tu piel, pues algo parecido ocurre con la crema hidratante. Nuestra piel no requiere los mismos cuidados durante el invierno que durante las estaciones más calurosas. Es primavera y toca cambiar de tratamiento para cuidar el rostro como se merece.

Imagen de campaña de Acqua di Gioia de Armani.
Imagen de campaña de Acqua di Gioia de Armani.

La primera sorpresa es la hidratación. Cuando el mercurio sube por encima de los 20º, una crema ultranutritiva parece la mejor solución, sin embargo, durante las estaciones de primavera y verano la humedad del ambiente hace que la piel mantenga una mejor hidratación. Esto no significa que tengamos que renunciar a una hidratante facial sino que no hay que primar la nutrición. Texturas acuosas o gel pueden ser la solución más acertada para mantener el agua en la piel y refrescar sin resultar demasiado densas.

La protección solar es quizá la parte más importante del cuidado facial en la primavera y el verano. La cercanía entre la Tierra y el sol hace que los rayos ultravioletas tengan una mayor incidencia en nuestra piel y por ello utilizar una protección solar más alta es de vital importancia. La crema facial que utilices durante la estación nunca debe tener un SPF inferior a 20 para asegurar una protección solar adecuada. Si tu piel es más sensible y clara, es preferible subir el espectro a un filtro SPF50.

Recapitulando, tu crema para el rostro en primavera debe tener protección solar, pero no tiene por qué ser excesivamente hidratante, por lo que una textura ligera es la mejor elección. Pero ¿cuánto dura la protección contra los rayos del sol?

Cremas hidratantes faciales con SPF.
Cremas hidratantes faciales con SPF.


Aqua Urban Escudo Invisible SPF30 de Galénic (45,55 €). Es un fluido muy ligero que actúa como un escudo anticontaminación gracias al diente de león, además de filtros UVA, UVB y con un SPF30. Su textura no es pesada debido a la emulsión shaka-inversa ®, que evita añadir espesantes y estabilizantes para formular los filtros solares.

A Perfect World SPF 40 de Origins (49,95 €). Tratamiento hidratante para todo tipo de pieles. Está elaborado con té verde, rico en polifenoles que actúan frente a los radicales libres. Mejora la hidratación de la piel al instante y consigue aumentar la luminosidad de las piel con un uso prolongado. Tiene una espectro de protección más elevado, de SPF40.

Dermatologist Solutions Ultra Light Daily UV Defense Aqua Gel SPF 50 PA++++ de Kiehls (36 € de 30ml y 46 € de 60ml). Una alta protección puede combinarse con un crema ligera protegiendo la barrera cutánea no solo de las agresiones como la polución, sino también de la pérdida de agua. De acabado mate, está especialmente indicada para pieles normales y grasas.

Hydra Zen Neurocalm de Lancôme SPF30 (59,95 €). Fluido ultrahidratante capaz de calmar las pieles más sensibles sin dejar un acabado graso. Gracias al SPF30, la piel también queda protegida de los rayos solares.

UV Essentiel Tratamiento Diario Protección Global UV - Antipolución SPF 50 de Chanel (42 €). Su tamaño le convierte en el cosmético ideal para llevar en el bolso o de viaje sin tener que facturar. Su textura es algo más densa que las anteriores, pero a pesar de tener un SPF50 no deja un acabado graso ni blanquecino sobre la piel. Además del potente filtro solar, también actúa como barrera frente a la contaminación gracias al extracto de la flor de tiaré, que estimula las proteínas protectoras de piel.

Mima tu piel. (Unsplash)
Mima tu piel. (Unsplash)


Cuando estamos expuestos a los rayos del sol de una forma más agresiva, como por ejemplo cuando vamos a la playa, nos bañamos o sudamos, la crema se desvanece de una forma mucho más rápida, de ahí que se deba reaplicar cada 2 horas. Sin embargo, en un día de primavera normal en el que no estamos en contacto con el sol de una forma tan directa, la fotoprotección puede durar hasta 4 horas.

Reaplicar la hidratación facial es fundamental para mantener que la piel se mantenga en perfecto estado. Aquí entran en juego las brumas faciales, ese perfecto accesorio de escritorio y el nuevo cosmético imprescindible en el bolso de la temporada.

Poudre Exfoliante Eclat Ultra Fine Hydra Life de Dior. Exfoliante de grano muy fino para una limipeza muy ligera y sensorialmente agradable gracias al extracto de azúcar y las semillas de lino.

La primavera es la antesala del verano, esa estación en la que el calor es el protagonismo y las vacaciones nos llevan a cometer atrocidades como exponer nuestro cuerpo al sol durante horas para broncearlo. Por ello, la primavera es la estación idónea para preparar la piel con peelings y exfoliaciones ligeras y así limpiar el rostro de impurezas y evitar futuras obstrucciones resultado de cremas grasas o protectores solares demasiado densos.

Si está pensando en hacerte algún tratamiento en la piel, este es el momento ya que más adelante la incidencia del sol será mayor y los daños pueden ser irreparables.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios