Logo El Confidencial
REPARAR LOS PRIMEROS SIGNOS DE LA EDAD

¿Cómo reparar la piel cuando ya has cumplido los 35? Aquí el secreto

A esta edad comienzan a aparecer las primeras líneas en la frente e imperfecciones. Y aunque te cueste creerlo, sabemos cuál es la mejor herramienta para combatirlas

Foto:

Lo normal pasados los 30 es pensar que, en realidad, las arrugas no tienen nada que ver con nosotras, que la edad y lo que conlleva no nos alcanzará, que la piel será lisa, firme y luminosa eternamente, así que ¿por qué utilizar cosméticos para combatir los signos de la edad si estos no aparecen por ninguna parte? Ya habrá tiempo en el futuro para preocuparse.

Una actitud rebosante de optimismo porque, salvo contadas excepciones, sobre todo a los 35 años la piel comienza a emitir débiles pero inequívocas señales de socorro: unas líneas en la frente apenas perceptibles pero que ahí están, la sensación de que la piel del contorno de los ojos va perdiendo la frescura que tenía, una tez más apagada y que muestra aquí y allá poros visibles, granitos, imperfecciones o signos de fatiga, una firmeza que empieza a hacer aguas...

También puedes notar que la piel cada vez aguanta peor las noches largas y deja constancia de ello por las mañanas. ¿Por qué hace cinco años podías dormir dos horas y levantarte superfresca y ahora la falta de sueño te pasa factura? Pues porque los mecanismos de la piel para aportar agua, retenerla, autorregenerarse o para 'fabricar' las sustancias responsables de la firmeza cada vez trabajan más despacio. Nada excesivamente grave pero sí lo suficiente como para comprender que eso no se queda ahí y que hay que tomar medidas, porque la buena noticia es que se puede frenar e incluso revertir esos síntomas si damos con el tratamiento adecuado.

¿Qué puede hacer la miel por mi piel?

Hay muchas formas y productos para conseguirlo pero ninguno como la miel, el ingrediente dorado de la cosmética. Esta sustancia contiene más de 180 componentes con propiedades nutritivas, antiinflamatorias, hidratantes, calmantes, antisépticas y emolientes que funcionan sobre cualquier tipo de piel: hidrata y da confort a las pieles secas y sensibles y funciona de lujo en las grasas propensas a mostrar granitos e imperfecciones. Sus beneficios eran conocidos ya en la antigüedad, Hipócrates la recomendaba para tratar hematomas, los romanos aprovechaban su poder cicatrizante para curar heridas y Cleopatra la utilizaba mezclada con leche para suavizar la piel y conseguir un tono luminoso y uniforme.

En definitiva, la miel es una joya cosmética rica en sales minerales, aminoácidos, vitaminas A, B, C y E, y en fructosa y glucosa, dos principios imprescindibles para retener el agua en las capas superficiales de la piel. Pero además, e inseparable de la miel, está la jalea real, una sustancia que producen las abejas en sus primeros días de vida, riquísima en minerales y vitaminas, que ejerce un potente efecto revitalizante en la piel. ¿Hay quien dé más?

Abejas con superpoderes

Son muchos los cosméticos con la miel como protagonista pero Guerlain, tras una década de estudios, la ha convertido en su ingrediente estrella. Sin embargo, no sirve cualquier miel. Después de buscar por todo el mundo, la firma ha llegado a la conclusión de que la mejor es la que producen las abejas negras de Ouessant –una isla a 18 kilómetros de las costas de Bretaña declarada Reserva Natural de la Biosfera por la Unesco– debido a la extraordinaria capacidad regenerante. Con esta miel, asociada a la jalea real, Guerlain creó Abeille Royale, una línea antiedad que se ha convertido en el buque insignia de la firma.


Hay una crema a medida para ti

Las cremas para todo tipo de pieles funcionan con fortuna desigual porque no es lo mismo tratar los signos de la edad de una piel mixta o grasa que los de una seca o sensible. El problema principal de las mixtas, por ejemplo, es el exceso de sebo en algunas zonas del rostro en contraste con zonas muy secas en otras (la zona T) que suelen mostrar signos de edad concretos como arrugas en las partes secas y poros dilatados en las grasas. Un panorama complicado, ¿no? Pues imagina ahora una Crema Matificante de Día que, además de regular la producción de grasa e hidratar las zonas secas, combate las arrugas y los poros dilatados.

Las pieles secas, por su parte, siempre necesitan agua y más allá de los 35, la carencia de hidratación se traduce en arrugas que se van instalando firmemente porque las funciones de la dermis empiezan a ralentizarse. Un complejo de vitamina C, como el presente en la crema de día, es vital porque activa la vitalidad celular y aumenta la producción de elastina y colágeno, los dos motores para que la piel tenga un aspecto más jugoso y lleno de luz. Si de lo contrario tu piel es normal aúna todos los beneficios de Abeille Royale en una fórmula enriquecida con Vitamina C para que luzca en todo su esplendor.

¿Y por la noche? Reparar y renovar. El sueño es el mejor aliado para combatir los signos de edad. Claire Morisseau, directora de Formación de Guerlain, dice que dormir bien es fundamental para conservar la piel joven. “A las de 5 de la mañana –explica– todos los procesos reparadores de la piel funcionan a pleno rendimiento”. A partir de los 35 años, como la regeneración de la piel empieza a dar síntomas de fatiga, necesita una buena dosis de vitamina E –presente en la Crema de Noche de la marca– para impulsar su regeneración. ¿El resultado? Te levantarás por la mañana con una piel elástica, descansada y cargada con las armas necesarias para enfrentarse a la jornada.

El aceite y el sérum

Perder la luminosidad es uno de los signos de la edad que más envejecen. Huile en Eau Jeunesse la recupera y, no, no se trata de un aceite al uso, sino de una textura que combina la riqueza del aceite con la transparencia del agua. Pero lo que de verdad necesitan las pieles con signos del paso del tiempo es un cosmético 'multitask' capaz de cerrar los poros, atenuar las arrugas, tratar los síntomas de flacidez y que los resultados, además, sean visibles desde el primer día como este.

El sérum de Abeille Royale Doble R, Renew & Repair acepta el reto. Por un lado, contiene AHAs, fantásticos para mejorar la textura de la piel y recuperar su luminosidad; por otro, el equipo de investigación de Guerlain ha descubierto un gen (TIEG1) que ayuda a producir ácido hialurónico y repara el colágeno fragmentado. De esta forma, la piel está atendida en el interior y en la superficie. A eso se llama cumplir expectativas.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios