¿Tienes pecas? Así debes maquillarte para lucirlas sin cubrirlas
  1. Estilo
  2. Belleza
Presume de ellas

¿Tienes pecas? Así debes maquillarte para lucirlas sin cubrirlas

Tener pecas por fin se ha convertido en un elemento más de la belleza. Si eres una afortunada que cuenta con este encanto, aprende a potenciarlas y deja de ocultarlas

Foto: Penélope Cruz es especialista en mostrar o hacer desaparecer sus pecas. (EFE)
Penélope Cruz es especialista en mostrar o hacer desaparecer sus pecas. (EFE)

Vivimos en un momento en el que por fin no hay que esconder la diversidad sino presumir de ella. Hasta hace algunos años las mujeres con pecas las cubrían tras capas y capas de maquillaje, asfixándolas… Algo a lo que ahora no le encontramos explicación, pero sí, ocurría.

Adjetivos como ‘pecosa’ tenían un significado negativo, hasta que mujeres como Penélope Cruz, Meghan Markle o Nicole Kidman se alzaron como auténticos iconos de la belleza, con pecas y a mucha honra. Actualmente tener pecas es tan atractivo y sexy que no es difícil encontrar tutoriales para conseguir nuestras propias pecas… ¡Incluso hay kits para crear pecas!

Emma Watson en 2017. (Getty)
Emma Watson en 2017. (Getty)

Así que ha llegado el momento de reivindicar tus pecas y dejar de ocultarlas. Para ello, el maquillaje puede ser un aliado, eso sí, si lo utilizas de la forma acertada. Dile adiós a los correctores con mucha cobertura, densos, opacos y mates. Stop! Deja la cobertura en las zonas en las que tengas pecas.

Primero analiza las zonas en las que se localicen: mejillas, nariz y frente suelen ser las más habituales. Precisamente esas zonas son las que más luminosidad necesitan y, por desgracia, unas habituales de los brillos, brillos de los malos.

La base de maquillaje, como no podía ser de otra forma, es una de las claves del éxito. Toca lanzarse de lleno a por aquellas de cobertura media y a poder ser, fluidas o en formato cushion. No queremos enmascararlas, así que lo mejor es aplicar un leve velo que unifique el tono y deje un acabado natural.

Otra forma de maquillar las pecas es seguir el ejemplo de Meghan Markle, que no cubre toda la piel con base, sino que aplica correcciones en las zonas en las que lo necesitan, casi como se hace cuando se tiene un granito o alguna rojez. La naturalidad de la piel de la duquesa de Sussex se logra precisamente al evitar crear un efecto máscara. Aunque se aplique el maquillaje solo en las zonas delimitadas que lo requieran, no se trata del microconcealing, ya que aquí lo que se aplica a modo de corrector es la propia base de maquillaje.

Un truco para aplicar el corrector y que el acabado no sea artificial es aplicarlo con los propios dedos, de esta forma aplicamos la cantidad exacta de producto y con el mismo movimiento lo difuminamos.

[LEER MÁS: Cómo conseguir una cara perfecta sin llevar nada de maquillaje]

La bases de maquillajes muy hidratantes también son una buena opción ya que no aportan mucha cobertura, pero reconfortan la piel y dejan un acabado muy homogéneo. Las pecas no quedan cubiertas, pero el tono de la piel queda igualado. Además, son una perfecta forma de conseguir un maquillaje muy luminoso.

Siguiendo el ejemplo de otras celebrities, llegamos a Penélope Cruz, quien es capaz de enseñar o cubrir sus pecas al gusto. La actriz prefiere los acabados mate y de normal acostumbramos a verlas con una piel ‘flawless’, luminosa y aterciopelada y, dependiendo del evento, muestra pecas o no. Las suyas se localizan en la zona superior del pómulo y van de un lado al otro, cubriendo también las mejillas.

Durante la temporada estival adquieren más pigmentación como consecuencia de la incisión de los rayos del sol y por ello en primavera y verano Penélope las suele dejar más naturales. Su truco es aplicar una base muy ligera de maquillaje y dar un toque de rubor rosa o polvos bronceadores en las manzanas de las mejillas, para no robar protagonismo a las pecas.

Precisamente ese suele ser el truco utilizado por las mujeres que potencian sus pecas, marcar pómulo y mejilla, pero dejar nariz y parte superior del pómulo casi desnuda, para que la luminosidad natural de la piel llame la atención sobre ellas.

Preparar la piel, el otro gran secreto

Para conseguir un tono homogéneo que no cubra las pecas, el paso previo al maquillaje puede ser fundamental. Al aplicar una crema muy hidratante, que deje un acabado jugoso, la base -fluida, BB cream o cushion- quedará aligerada, menos pesada y con una cobertura media que permita presumir de pecas. Los aceites, colocados después de la hidratante, son otro gran aliado, eso sí, siempre que tu piel no sea grasa. Otra opción son las BB creams, que aportan tratamiento, hidratación y color, o las CC creams, que además tienen SPF.

via GIPHY

Para que las pecas brillen con luz propia, es necesario seguir una correcta rutina de cuidados en la que no falten la exfoliación y los peelings. De esta forma se elimina la capa más externa de la epidermis y queda expuesta la piel renovada, en la que las pecas destaquen y no estén cubiertas por una capa opaca de piel muerta.

Si después de haber aplicado cremas, maquillajes, correctores y demás, las pecas casi se han perdido, aún está permitido utilizar el lápiz marrón para resaltar su color. El truco de antaño sigue siendo efectivo aunque ya no se trata de inventar nuevos lunares y pecas, solo de remarcar las que ya tengas.

Bases ligeras que respetan tus pecas

1. BB cream de Missha (18,90€) es el típico aliado salvavidas que unifica, deja la piel con una sensación superligera y además tiene protección solar. Con propiedades antimanchas y antiarrugas, es la bomba y entra en cualquier neceser.

2. Fit Me de Maybeline (a partir de 5,84€) es otra base de esas que siempre están listas para un retoque. Tiene una cobertura muy ligera, suficiente para dar buen tono pero sin dejar efecto máscara, por lo que tus pecas lo agradecerán. Además, deja la piel con un acabado jugosito muy natural.

3. Lingerie de Peau Aqua Nude de Guerlain (49€). Huele de maravilla como todos los cosméticos de la marca y además deja la piel homogénea pero con un ligero velo del color que es indescifrable. Aporta luminosidad pero con un acabado mate, se puede trabajar con brocha o con los dedos y tiene el tamaño ideal para llevar siempre encima.

4. Hello Happy de Benefit (33,55€). Es fluida y tiene algo más de cobertura, pero aplicada en la cantidad justa y bien trabajada con los dedos, realza el color de cualquier piel potenciando su luminosidad. Además de aportar una intensa hidratación gracias al ácido hialurónico.

5. Por supuesto el maquillaje cushion, siempre listo para un retoque y capaz de refrescar la piel en un abrir y cerrar de ojos, no podía faltar en nuestra selección. The Luminous Lifting Cushion Foundation SPF 20 de La Mer (95€) se convierte en el bálsamo perfecto para aportar la cobertura necesaria que iguale el tono y deje la piel luminosa, pero sin enmascarar las pecas. Puedes reaplicar y reaplicar hasta conseguir la cobertura que desees en las zonas indicadas.

Trucos maquillaje Tutorial maquillaje Maquillaje