Marta Sánchez, posados en la playa sin renunciar al maquillaje ni la pose de diva
  1. Estilo
  2. Belleza
Selfies a prueba de redes sociales

Marta Sánchez, posados en la playa sin renunciar al maquillaje ni la pose de diva

Ella que cantaba "soy para ti la desconocida", cuando baja a la playa pierde toda su esencia de incógnito porque no renuncia ni a llevar pelazo ni a un poquito de maquillaje. Así es Martísima

Foto: Marta Sánchez, posados en la playa sin renunciar al maquillaje ni la pose de diva
Marta Sánchez, posados en la playa sin renunciar al maquillaje ni la pose de diva

Puede que tú y yo bajemos a playa con un moño lleno de mechones rebeldes que se sueltan de la goma del pelo y con tanto protector solar en la cara que parezcamos un miembro más de la familia de Casper, pero Marta Sánchez pertenece a otro tipo de personas, esas que, como Vicky Martín Berrocal, van a la playa, la piscina y a cualquier sitio, sin que el verano les incomode.

Lo mismo se planta un moño terso que suelta su melena al viento, pero siempre estará estupenda. Marta Sánchez está compartiendo sus vacaciones de verano con nosotros y, foto a foto, descubrimos que la cantante cuida cada detalle para que su aspecto sea impecable.

Tanto es así que, apoyada cómodamente en una silla, mientras disfrutas de sus vacaciones en Las Palmas de Gran Canaria y a pie de playa, no renuncia ni siquiera a engalanarse con joyitas de Aristocrazy o un buen reloj de Sapihr Joyeros. Porque hay playa con glamour. Puede que desde el chiringuito, pero es posible.

En la foto, podemos apreciar cómo Marta ha recogido su cabello en un moño de bailarina a media altura, previamente texturizado y peinado con precisión. Una de las claves de volver de la playa sin que el pelo sea un completo estropajo es aplicar a diario, antes, durante y después, cosméticos protectores del sol y la sal. Marta debe pulverizar varios productos sobre su cabello antes de desenredarlo y recogerlo en un moño.

Pero ahí no queda la cosa. Consciente de que iba a ser un día de chiringuito y fotos, el labial tampoco abandona a la cantante. Eso sí, en formato gloss hidratante y nada pegajoso para un acabado más cómodo y natural. Y, aunque Marta Sánchez sea una de esas personas que acude de forma regular a cuidarse el pelo para mantener su coloración impecable, también es constante en lo que a cuidado casero se refiere.

En ninguno de sus looks playeros falta un acondicionador capilar con el que proteja y texturice el cabello. No hay dudas de que esa es una de las razones por las que no padece el efecto pelo paja tan habitual tras un día de playa.

Volviendo a la piel. Aunque es muy difícil distinguir si Marta tiene una piel estupenda, usa un filtro maravilloso o es una asidua usuaria de los protectores solares con color, nos decantaremos por esta última opción. Las cremas con un SPF alto y algo de color son geniales para atenuar pequeñas imperfecciones y dejar la piel con un tono homogéneo. En todas las fotos de ambientación playera de Marta, su piel parece impoluta, iluminada y casi con un tacto de terciopelo, por lo que es probable que la cantante recurra a este tipo de cosméticos.

Otro aspecto curioso en su rostro es que su bronceado es muy estratégico, más marcado en pómulos, lo que acentúa sus rasgos… ¿Bronceado selectivo o polvos de sol? Al ver un ligero tono melocotón en sus mejillas, nos decantamos por un rubor muy sutil... Pero sin duda, uno de los aliados estrella de Marta son las gafas de sol.

Además de proteger el área del contorno de los ojos del daño solar, son una medida disuasoria para sobrevivir en verano. Cubren un área lo suficientemente amplia como para no tener aplicar corrector y además liberan nuestras pestañas de la carga de la máscara porque sí, una capita de rímel waterproof es tentadora a la hora de bajar a la playa, pero no es un recurso para usar a diario, y ahora que Marta viaja tanto a las Islas Canarias ha convertido a las gafas de sol en su nuevo maquillaje de ojos.

Marta Sánchez Belleza verano Maquillaje Maquillaje con gafas
El redactor recomienda