Es noticia
Menú
El beehive o moño colmena de los 60 inunda alfombras rojas y redes sociales
  1. Estilo
  2. Belleza
Fichajes capilares

El beehive o moño colmena de los 60 inunda alfombras rojas y redes sociales

Al estilismo de los años 90-2000 le ha salido un potente contrincante, la estética retro de los años 60. Y el peinado beehive o moño colmena se ha colado entre las tendencias del 2022

Foto: Moño beehive en el marcado look retro del desfile de Dolce Gabbana otoño-invierno 2022. (Imaxtree)
Moño beehive en el marcado look retro del desfile de Dolce Gabbana otoño-invierno 2022. (Imaxtree)

Aprendida la lección -a base de insistencia- de que la moda es cíclica y que todo vuelve, explicar que el estilismo que causa furor entre el público más joven son las décadas de los 90 y los 2000 ya no es necesario, aunque pueda resultar traumático reproducir algunos estilismos de aquellos años… El regreso de las cejas hilo y arqueadas, por más que Bella Hadid se empeñe en defenderlas, es algo que evitaremos como una medida de protección de cara a futuras generaciones con alopecia ‘cejil’.

placeholder Lily Collins, en la presentación de la segunda temporada de 'Emily in Paris' de Netflix. (Getty/Phillip Faraone)
Lily Collins, en la presentación de la segunda temporada de 'Emily in Paris' de Netflix. (Getty/Phillip Faraone)

Tras unos difíciles años en los que los looks, sobre todo capilares, de los años 70 parecían los elegidos para apoderarse de nuestra estética, han sido los previos años 60 los que han ganado la batalla. Iconos de la belleza con su propio sello como Brigitte Bardot o Audrey Hepburn vuelven a llevar la batuta, pero, cuidado, en 2022 nadie recrea a pies juntillas el cardado de Bardot o el flequillo de Hepburn, cada tendencia debe ser aclimatada a nuestros días. Prueba de ello era, por ejemplo, el look de Zoë Kravitz en los Oscar. Su puesta en escena rezumaba Audrey en cada detalle, desde su moño a su flequillo o sus cejas, sin olvidar su vestido.

Foto: Audrey Hepburn, en una imagen promocional de 'Sabrina'. (Cordon Press)

Sin embargo, el peinado retro del que tenemos que hablar seriamente porque se ha convertido en cuestión de semanas en el murmullo de redes sociales y pasarela es el beehive, el moño colmena, el recogido ‘con altura’. Por supuesto, también lo vimos en la alfombra roja del Dolby Theatre.

El regreso del recogido con volumen

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que algo pase de ser anticuado a volver a estar de moda? Puede que no se trate de una ciencia exacta, pero superadas las dos-tres décadas, la nostalgia vuelve a convertir en tendencia cosas que ya llevamos. La generación Z o centennials -más o menos los nacidos entre mediados de los 90 y finales de la primera década de los 2000- encuentran interesante las tendencias de precisamente esos años.

Delinear los labios con un lápiz marrón para definirlos y modificar su forma logrando un mayor volumen, marcar la raya en medio y liberar dos mechones lisos a cada lado del rostro o las melenas repletas de capas y con mucho volumen son algunos de sus hits beauty. Es entonces cuando iconos de la estética noventera como Pamela Anderson vuelven a convertirse en noticia y en dictadores de tendencias. El estreno de la serie de ‘Pam y Tommy’ es un ejemplo más del éxito asegurado de todo lo que tenga regustillo noventero. Y precisamente hasta Pamela -y el peinado que Kim Kardashian le ha copiado- tenemos que llegar para explicar el ascenso de los moños por excelencia de los años 60, el beehive o moño colmena.

placeholder Ya veíamos el moño beehive en los desfiles de Dolce Gabbana de 2020. (Imaxtree)
Ya veíamos el moño beehive en los desfiles de Dolce Gabbana de 2020. (Imaxtree)

El característico look de Pamela Anderson bebía directamente del pasado. Volviendo a la regla de los 30 años, si las carreras de la vigilante de la playa tuvieron lugar en los 90, el estilismo de aquella década se apoyaba en 30 años en el pasado, es decir, en los 60. Su voluminosa melena, resultado de unas medidas capas a distintas alturas y longitudes y un peinado que precisaba secado, cepillo redondo y rulos -otra moda viral en TikTok y éxito de ventas- bebía directamente de los peinados de los años 60. Concretamente, de otra rubia que rompió esquemas, Brigitte Bardot.

placeholder Brigitte Bardot, en 1960 con recogido cardado al estilo beehive. (Cordon Press)
Brigitte Bardot, en 1960 con recogido cardado al estilo beehive. (Cordon Press)

La clave del recogido, revisitado con las herramientas y tendencias de esta década, es un moño con mucho volumen en la raíz y un acabado más desordenado, especialmente alborotado en la castaña, buscando ese look 'casual' y menos pulido. El banana bun que Dolce & Gabbana se ha empeñado en defender durante años en sus desfiles se vuelve ahora algo más sencillo, influido por la nostalgia de los 90 y alejándose más del moño italiano.

placeholder Lily Collins, en el episodio 5 de la segunda temporada de 'Emily in Paris'. (Netflix/Cr. Stéphanie Branchu)
Lily Collins, en el episodio 5 de la segunda temporada de 'Emily in Paris'. (Netflix/Cr. Stéphanie Branchu)

Ahora el flequillo o los mechones frontales adquieren más protagonismo. El clásico degradado o el curtain fringe de Brigitte Bardot, con la raíz muy ahuecada, es fundamental. Otra de las exigencias de este nuevo beehive de 2022 es que resulte fácil de hacer y que no requiera capas y capas de laca ni, por supuesto, cardado. El efforless chic sigue siendo fundamental. Aimee Lou Wood, Nicola Coughlan o Lily Collins son algunas de las actrices del momento, embajadoras de las tendencias, que han convertido la nueva versión del beehive en uno de sus peinados habituales.

Foto: Nicola Coughlan, en los Premios BAFTA 2022. (Getty/Joe Maher)

El moño sesentero, paso a paso

Por suerte, nuestro presente nos permite no que no haya normas sino que no sea necesario cumplirlas al pie de la letra. La interpretación de las tendencias es la diferencia entre el disfraz y el estilo. El beehive que ahora vemos encuentra en esta máxima una excelente aliada. Para lucir el moño colmena, no es necesario recoger todo el cabello en un moño italiano estratégicamente desordenado, encontramos la esencia beehive, que recrea la estructura y el volumen de la colmena, también en semirrecogidos y melenas sueltas.

@tonirose.co I found a way for you to put your hair up without causing breakage 🧚 #hairtok #clawcliphairstyles #hairhack #clawcliptutorial #hairpin #easyhairstyles #healthyhair ♬ Just a Cloud Away - Pharrell Williams

Bajo el hashtag #hairtop o #hairtip, tiktokers a modo de maestros de las tendencias comparten tutoriales para recrear el efecto de un cabello cardado, sin tener que crespar ni utilizar laca. En su lugar, enormes pasadores, pinzas de pelo tipo joya o los noventeros palos, acompañados de una medida coreografía, permiten recoger el cabello sin tirantez.

@faye.beauty Do you want one?Clik on my name to see my BIO❤️❤️💕💕#beautiful #girls #clawclip #hairpin #hairhacks #clawclip #hairtutorial #hairtok ♬ Love You So - The King Khan & BBQ Show

De este modo, la astucia centennial cumple con la sensación de raíz ahuecada, volumen y look 'casual', al no añadir tensión al cabello, y pudiendo además liberar mechones, sin deshacer el beehive.

Foto: Hoyeon Jung, con una versión muy sutil del octopus haircut, en el desfile de Louis Vuitton Womenswear otoño-invierno 2022/2023. (Getty/Kristy Sparow)

La tendencia en la red carpet y la pasarela

El peinado retro de moda en las distintas redes sociales no es, sin embargo, una creación casual. Avalado por estrellas de fama mundial como Dua Lipa, el moño beehive que ahora vemos también la alfombra roja, adaptado a cualquier edad y tipo de cabello, ya fue defendido por Amy Winehouse. Lo que comenzó siendo un recogido retro se convirtió en un estructural peinado casi digno de la corte francesa, que convirtió a la cantante casi en un meme. Las distintas semanas de la moda, con desfiles de Dolce & Gabbana a Paul Costelloe han recuperado de forma muy sutil el peinado colmena, dándole ese aire 'casual' y delicado que ahora se reproduce por todas partes.

placeholder Oliva Colman, con moño beehive en los Premios Oscar 2022. (Getty/Emma McIntyre)
Oliva Colman, con moño beehive en los Premios Oscar 2022. (Getty/Emma McIntyre)

Oliva Colman, que dejaba atrás su temporada de pelo cano y volvía a la melena, aparecía en los Oscar 2022 con un moño beehive perfecto. En su caso, todo el cabello quedaba recogido y los mechones frontales, lejos de componer un flequillo, se convertían en una raya lateral que recorría toda su frente. El volumen en la raíz, la estructura de colmena en la coronilla, la nuca despejada y la sensación de cabello alborotado lograban hacer sombra a su vestido plateado de diosa griega firmado por Dior.

placeholder En la propuesta de Paul Costelloe para el verano 2022, encontrábamos una reinterpretación de los recogido beehive. (Imaxtree)
En la propuesta de Paul Costelloe para el verano 2022, encontrábamos una reinterpretación de los recogido beehive. (Imaxtree)

La actriz británica demostraba así la versatilidad de un peinado que triunfa en las redes sociales pero que nace de una tendencia retro, apta para todas las edades. El moño beehive o colmena ha llegado para quedarse.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Aprendida la lección -a base de insistencia- de que la moda es cíclica y que todo vuelve, explicar que el estilismo que causa furor entre el público más joven son las décadas de los 90 y los 2000 ya no es necesario, aunque pueda resultar traumático reproducir algunos estilismos de aquellos años… El regreso de las cejas hilo y arqueadas, por más que Bella Hadid se empeñe en defenderlas, es algo que evitaremos como una medida de protección de cara a futuras generaciones con alopecia ‘cejil’.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda