¿La cama debajo de la ventana? Pros y contras de este truco deco
  1. Estilo
  2. Decoración
Más luminosa

¿La cama debajo de la ventana? Pros y contras de este truco deco

Si te estás planteando colocar la cama bajo la ventana analizamos los pros y contras de este tip de decoración que pueden ayudarte a tomar la decisión

Foto: Pros y contras de colocar la cama bajo la ventana. (Hutomo Abrianto para Unsplash)
Pros y contras de colocar la cama bajo la ventana. (Hutomo Abrianto para Unsplash)

El dormitorio se convierte, en muchas ocasiones, en un lugar personal que esperamos que refleje nuestra forma de pensar, sentir y vivir, por eso en muchas ocasiones encontrar la mejor forma para decorarlo nos presenta algunas dificultades. Hay que tener en cuanta muchas cosas, la primera de ella nuestros gustos y necesidades, pero eso no debe hacernos olvidar el espacio con el que contamos, un dormitorio pequeño puede limitar nuestras decisiones.

Por ejemplo, puede que no nos hayamos planteado nunca colocar la cama justo bajo la ventana, pero hay dormitorios diseñados de tal forma que no nos queda más remedio. Esto sucede en aquellos que son alargados y tienen la ventana situada en la pared más lejana, colocar la cama bajo ella puede ser la única manera de conseguir poner una cama de lujo y doble, pero también en las habitaciones con grandes ventanales o las que tienen ventanas en varias paredes.

placeholder Pros y contras de colocar la cama bajo la ventana en decoración. (Spacejoy para Unsplash)
Pros y contras de colocar la cama bajo la ventana en decoración. (Spacejoy para Unsplash)

También es posible que nunca nos hayamos planteado esta opción porque somos firmes segudoras del Feng Shui, que señala que unir camas y ventanas es una mala idea. La energía chi necesita fluir libremente y entra en nuestra casa a través de puertas y ventanas. Una cama bajo la cama recibiría esta energía con gran intensidad, haciendo que el descanso sobre ella sea muy complicado. Este flujo constante de energía sobre la cama invocaría la actividad y el movimiento.

A pesar de lo que apunta el Feng Shui, no es necesario quitar la cama de este lugar, solo tendremos que poner en práctica algunos trucos para evitar que esto suceda, como colocar un cabecero entre la cama y la ventana para crear un muro que evite el flujo de esta energía o cerrar las cortinas cuando nos vayamos a dormir, cuanto más tupidas sean estas mejores resultados obtendremos.

placeholder Pros y contras de colocar una cama bajo la ventana. (Anna Sullivan para Unsplash)
Pros y contras de colocar una cama bajo la ventana. (Anna Sullivan para Unsplash)

Este no es el único aspecto negativo que podemos encontrar a la hora de posicionar nuestro espacio de descanso en este lugar, si queremos dormir con la ventana abierta, las corrientes de aire pueden incidir directamente sobre nosotros haciendo que intentar conciliar el sueño sea más complicado y convirtiendo la noche en menos apacible.

También estaremos dificultando el acceso a la ventana, que conviene abrir todos los días para renovar el aire, evitando energías negativas, y limpiando y purificando la estancia, refrescándola y haciendo que sea un lugar agradable de nuevo en el momento en el que tengamos que dormir. Esto que parece un punto en contra, se puede transformar en uno a favor si las ventanas son elevadas y necesitamos esa altura extra que nos aporta la cama para poder abrirlas.

placeholder Pros y contras de colocar la cama bajo la ventana. (Spacejoy para Unsplash)
Pros y contras de colocar la cama bajo la ventana. (Spacejoy para Unsplash)

Si esta es la forma más cómoda que tenemos de dejar que el aire corra por la estancia, poco importará tener de estirar el lugar en el que nos hemos tenido que apoyar para hacerlo. La estética es otro de los aspectos que juega a su favor, puesto que obtendremos una iluminación estupenda si queremos leer en la cama, así como también un diseño más hermoso de nuestro dormitorio.

Nada más original, espectacular y bello que convertir nuestra ventana en el cabecero que adorne la estancia, además resulta también muy económico y no tendremos que encontrar el cabecero perfecto, ya lo tendremos. No descartes la posibilidad de colocar tu cama bajo la ventana, pero recuerda que será un poco más complicado abrir la ventana por las mañanas, ¿merece la pena? La decisión es tuya.

Decoración
El redactor recomienda