Logo El Confidencial
la fiebre por los cristales

¿Qué hay detrás de la obsesión por los cristales de Kim Kardashian y las Olsen?

Gwyneth Paltrow lleva obsesionada con el poder de los cristales más de una década y ahora todas las celebrities llevan en el bolso sus cristales mágicos. Pero ¿cuál es la razón?

Foto: Imagen: KKW Beauty
Imagen: KKW Beauty

Cuando Kim Kardashian sacó sus perfumes Crystal Gardenia, Crystal Gardenia Citrus y Crystal Gardenia Oud, el mundo entero se preguntó de dónde venía este desconocido amor de Kim por los cristales. ¿Cómo era posible que no supiéramos que la empresaria ama las piedras, cuando su reality la sigue y filma incluso cuando se va a borrar las estrías? El amor de Kim por los cristales nació tras el terrible robo que sufrió en París, ese que cambió su forma de ser y su vida por completo. “Muchos amigos me recomendaron rodearme de cristales de cuarzo para recomponerme de lo ocurrido. En Los Ángeles, su uso es algo habitual. Quise saber más acerca de su significado, por lo que me fui a unos almacenes de Culver City para investigar", explicaba Kim Kardashian a 'WWD'.

Los botes de sus perfumes emulan grandes cristales y responden a la fiebre que hoy viven las celebrities por la litoterapia, una terapia de salud que se basa en el uso de cristales y piedras para armonizar y reequilibrar el organismo. Kylie Jenner también ha caído bajo el influjo de la magia de los cristales a través de su hermanastra, tal y como demuestra a sus seguidores en sus redes sociales.

favorite finds

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

Las Olsen regalaron a los asistentes a su desfile cuarzo blanco para promover la armonía y turmalina negra para alejar las malas energías. A los pocos días, las pasarelas volvieron a llenarse de cristales de la mano de la diseñadora británica Ashley Williams, que acompañó la invitación a su desfile con estas piedras.

Victoria Beckham mostró a la revista 'Vogue' el interior de su bolso, en el que llevaba consigo una obsidiana, también conocida como la piedra de la justicia. “Realmente creo en los cristales. Siempre pienso en positivo”, aclaraba la diseñadora, que compra cristales a todo su equipo y que cuenta con numerosas piedras en el backstage de sus desfiles para alejar la negatividad y fomentar la creatividad. Ya en el 2014 confesaba que sus rituales antes del desfile implicaban el uso de cristales. Victoria incluyó joyas de jade y otros cristales en su colección primavera/verano 2018, en la que no faltaron unos pantalones de campana con un bolsillo secreto para guardar las piedras en su interior. Por si fuera poco, cuando reza y medita, Beckham no se aleja de sus cristales.

No es la única. La actriz Lucy Hale sigue una terapia de reiki en la que los cristales tienen un papel esencial. Cuando su terapeuta fue a una feria, eligió amatistas para que la intérprete las tuviera en su casa. Estas piedras, que promueven la energía positiva, forman ahora parte de la vida de la protagonista de ‘Pretty Little Liars’.

Cuando Adele sufrió problemas de voz, su profesora vocal en Nueva York le dio unos cristales y, aunque al comienzo desconfió de ellos, la cantante asegura que le ayudaron a recuperarse. “Estaba muy nerviosa ante mi regreso y entré en estado de pánico. Sentía que no había practicado lo suficiente y estaba realmente ocupada, porque acababa de ser madre. Sin embargo, hice uno de los mejores shows de mi vida y lo cierto es que tenía esos malditos cristales en la mano”, confesó. “Entonces llegaron los Grammy, perdí los cristales e hice una de las peores actuaciones de mi existencia”, explica sorprendida.

Katy Perry también es una adepta a los cristales, cuyas bondades conoció gracias a la mismísima Madonna. Sus preferidos son el cuarzo rosa y la amatista, que asegura aclaran su mente. “No me quiero quedar soltera durante mucho tiempo, por lo que llevo siempre encima mi cuarzo rosa, que atrae a los hombres. Quizás tenga que rebajar el efecto con mi amatista”, explicaba a la revista 'Cosmopolitan'.

Las modelos Miranda Kerr, Bella Hadid y Naomi Campbell también son unas entusiastas de los cristales. Naomi tiene tantos que asegura no poder dar una cifra concreta que indique cuántos posee. “Siempre llevo en el bolso una turmalina negra y un cuarzo rosa. Sus poderes son la protección y el amor, que son esenciales cuando viajas por todo el mundo cada dos segundos”, explicaba la top.

Zoë Kravitz y Monique L'huillier son algunas de las celebs que confían en las terapias de cristales de Kalisa Augustine. La acción terapéutica de la Cama de Cristal radica en contarle tus problemas bajo cuarzos de cristal de máxima pureza, tallados por haces de luz y color. Sus clientes se tumban en la cama durante hora y media para hablar de sus inquietudes mientras disfrutan de los beneficios de los cristales. Para gozar de estas bondades, eso sí, han pagar unos 300 euros por sesión. Agustine asegura que sus sesiones luchan contra la depresión y la ansiedad y ayudan a la transformación espiritual.

Las Crocs de Christopher Kane incluían cristales y las modelos que desfilaron en el show de la colección PV2017 de Givenchy llevaban consigo collares de enormes ágatas. Si los cristales se han hecho con la moda y con los hogares de las celebrities, ¿te apuntarás tú también a la litoterapia? ¿Son los cristales el último placebo para famosas?

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios