Logo El Confidencial
el antes y el después

Inyecciones de bótox, rinoplastia o prótesis mamarias: el cirujómetro de Kylie Jenner

Hablamos con cinco doctores para descubrir cuáles son los secretos del rostro y del cuerpo de Kylie Jenner. ¿Será todo fruto de los filtros o habrá un quirófano de por medio?

Foto: Analizamos el rostro y la figura de Kylie Jenner. (Foto: Puma)
Analizamos el rostro y la figura de Kylie Jenner. (Foto: Puma)

La prensa y sus fans se han topado con la confirmación oficial del embarazo de Kylie Jenner ayer, cuando su estado de buena esperanza en cuestión ya era cosa del pasado. La pequeña del clan Kardashian dio a luz a una niña y muchos ya se preguntan si Kylie pasará pronto por el quirófano para recuperar su silueta. Los rumores señalaban que a la reina de la belleza le estaba siendo muy complicado aceptar su nueva figura y que esa ha sido una de las principales razones por las que no se ha dejado ver a lo largo de estos nueve meses. Preguntamos a cinco prestigiosos doctores cuáles creen que son los retoques que Kylie Jenner lleva encima. Sabemos que esta última frase ha sido un spoiler en toda regla.

Antes de comenzar, el doctor Simon Ourian, responsable de los voluminosos labios de Jenner, advierte a los lectores de 'Page Six' acerca de los riesgos de someterse a intervenciones y retoques durante el embarazo. “Recomiendo a las mujeres que dejen de someterse a infiltraciones labiales en el momento en el que se enteren de que están embarazadas. Nadie sabe las consecuencias que estas infiltraciones traen consigo en pacientes embarazadas, pues no se han probado en ellas”, asegura el doctor.

“De hecho, si una mujer se ha puesto infiltraciones labiales meses antes del embarazo, tiene que saber que los efectos de los mismos pueden extenderse durante meses, en especial si ha recurrido a infiltraciones de duración extendida. Por si fuera poco, los labios de las embarazadas pueden aumentar durante el embarazo debido al incremento de los niveles de estrógeno y a la hinchazón que su estado trae consigo”, advierte.

El antes y el después del rostro de Kylie Jenner​

Kylie Jenner en 2010 vs. Kylie Jenner en 2017. (Gtres)
Kylie Jenner en 2010 vs. Kylie Jenner en 2017. (Gtres)

El doctor Ángel Juárez Cordero, jefe de la Unidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital de La Zarzuela, considera que el aumento labial de Kylie Jenner es más que evidente, así como el estrechamiento nasal. “Es probable que se haya sometido a tratamientos con láser fraxel, que previene los signos del envejecimiento y mantiene la piel más joven”, comenta al observar el antes y el después de su rostro.

El doctor Sergio Fernández, de Le Med, divide el rostro en tercios para valorar las intervenciones. “Al analizar el tercio superior, no creo que se haya realizado ningún tratamiento, pues me parece que los cambios se deben más a la forma de sus cejas, pestañas y maquillaje en general. Al examinar el tercio medio, observo un realce del pómulo, probablemente por la inyección en los compartimentos grasos faciales profundos de ácido hialurónico y los superficiales con hidroxiapatita cálcica para generar tensión. Su nariz está más definida, la anchura del tabique nasal es menor y la punta está estrechada y ligeramente elevada. Este último efecto se ha podido potenciar también con al inyección de toxina botulínica. Por último, en el tercio inferior, es evidente el aumento de labios con ácido hialurónico y una mejor definición de la mandíbula, probablemente por la aplicación de hidroxiapatita cálcica. Además, el mentón ha pasado de tener una forma cuadrada a otra triangular que dulcifica el aspecto de su rostro”, explica el doctor.

Red Velvet Holiday Lip Kit is officially available on KylieCosmetics.com 💋

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

La doctora Helga Rivera, de la clínica Helga Rivera, nos da también su opinión. "Básicamente tiene retocado el óvalo facial, los pómulos y las cejas”. Es al analizar sus labios cuando la doctora cree que a Jenner la estética se le ha ido de las manos. “Esos labios son una exageración. Este es un tema escabroso, porque un aumento de labios siempre tiene que ir de acuerdo con las proporciones faciales. Si aumentamos demasiado los labios en una persona delgada, de talla pequeña y cara fina, vamos a conseguir una desproporción que no solo afectará a los labios sino también al resto de la cara y en particular a las mejillas, que les darán peso y tenderán a la flacidez más fácilmente. El mentón también se verá afectado, ya que tiene que haber una distancia determinada por las otras medidas faciales, entre el labio inferior y el reborde mentoniano; cuando aumentamos mucho ese labio, la distancia va a disminuir, por lo que alteramos todas las medidas faciales. El labio superior tiene también que guardar las proporciones con el inferior, dos tercios este último por un tercio en el superior", explica con detalle.

Kylie Jenner en el 2013 vs. Kylie Jenner en el 2017. (Gtres)
Kylie Jenner en el 2013 vs. Kylie Jenner en el 2017. (Gtres)

La doctora Ana Roces, directora médica de Merz Aesthtetics, no solo señala sus retoques quirúrgicos, sino sus visitas a centros de belleza y estética. “Jenner se ha eliminado vello de la frente, que le proporciona un aspecto más femenino y cuidado, y lleva la raya al medio, lo cual alarga su cara redondeada y su prominente mandíbula”, explica. “En el gabinete de estética se ha tatuado las cejas, que ahora se ven espesas, más anchas y muy perfiladas”, aclara. Cuando Jenner luce su peluca rubia, este cambio de look trae consigo un revés estético muy poderoso. “El contraste claro de su pelo con ese tono tan oscuro de sus cejas es un juego, pues el pelo rubio dulcifica mientras que las cejas oscuras enmarcan su rostro. Está claro que una tendencia, poco natural, pero una tendencia, al fin y al cabo. Además lleva extensiones en las pestañas, lo que le permite llevar un maquillaje en los ojos más exagerado”, cuenta Roces, que procede a examinar si los cambios visibles de su rostro son arte de magia o de bisturí. “Su médico estético le ha aplicado toxina botulínica para dar un aspecto más rasgado a su mirada, así como inyecciones de ácido hialurónico en la zona de los surcos nasogenianos y el mentón, que tenía excesivamente cuadrado y masculinizaba su aspecto. Sin duda, se ha aplicado mucho ácido hialurónico de alta reticulación en los labios, ¡es sin duda el retoque más llamativo! En el quirófano se ha hecho un suave retoque en la nariz, cuyo tabique tenía levemente desviado”, explica.

La doctora Paloma Cornejo, de la clínica Paloma Cornejo, nos da sus valoraciones. “Es evidente que tiene un buen relleno de labios y su nariz parece haber cambiado, pero el efecto del contouring y del maquillaje que lleva podría haber creado ese efecto de estrechamiento”, aclara. “El tercio inferior parece menos prominente ahora. Podría incluso llevar toxina botulínica en los maseteros, ya que el ángulo mandibular parecía mayor antes”, explica. “No descartaría cirugía mandibular u ortognática”, opina la doctora.

El antes y el después del cuerpo de Kylie Jenner

Kylie Jenner en 2013 vs. Kylie Jenner en 2017.
Kylie Jenner en 2013 vs. Kylie Jenner en 2017.

El doctor Ángel Juárez Cordero comenta, al observar las imágenes, que es evidente que Kylie Jenner se ha sometido a un aumento de mamas. “También de glúteos, una tendencia que en América está en boga y que en Europa es todavía poco popular. Se quita grasa de la cintura y esta se utiliza para aumentar cadera y glúteos, dibujando así la silueta reloj de arena”, explica el doctor.

“A nivel corporal y por las fotos que observo, parece también evidente que hay un aumento de mamas y probablemente de glúteos, por la forma que estos muestran. Cuando está sentada, la región lateral externa tiene una forma muy curva y prominente”, aclara el doctor Sergio Fernández,

La doctora Helga Rivera es tajante al ver las imágenes: “Mamoplastia y aumento de glúteos”, sentencia sin dudarlo. “Por supuesto, se ha sometido a una mamoplastia de aumento”, explica también la doctora Paloma Cornejo.

Para finalizar, la doctora Ana Roces coincide en las opiniones de sus compañeros. “Es extremadamente evidente que lleva prótesis en el pecho y en sus nalgas”, aclara.

day at Mommy's 💛

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

¿Demasiado pronto?

Todos los doctores consultados coinciden en creer que Kylie Jenner se ha puesto bajo el bisturí demasiado pronto, pero señalan que los tratamientos con fines preventivos son una gran opción desde una edad temprana. También advierten de los peligros de someterse a operaciones demasiado extremas sin analizar con cautela las proporciones.

“Operarse a los 19 años me parece precipitado, porque para someterte a una la cirugía estética has de tener la madurez necesaria. Es cierto que los aumentos de senos sí suelen hacerse a esas edades tempranas, pero las mujeres que buscan un gran aumento o ponerse labios deberían hacerlo más adelante. Las infiltraciones que duran unos meses son una opción perfecta cuando se es muy joven, porque los labios van cambiando con el paso del tiempo. Tener un labio muy grueso a los 50 años es un poco incongruente. Todo se desplaza con el paso del tiempo, por lo que lo lógico es que los materiales que se pongan en labios sean temporales. El ácido hialurónico altamente reticulado es muy demandado, así como la grasa procesada procedente del propio paciente”, explica es el doctor Ángel Juárez Cordero.

throwback 😍 Mary Jo is the perfect red @kyliecosmetics ♥️

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

La doctora Helga Rivera advierte de la importancia de medir bien las proporciones al someterte a una operación. “Cuando la proporción es la correcta, el aumento no es tan evidente ópticamente. Como médicos, debemos buscar la proporción perfecta, porque al final la perfección en las medidas es la auténtica belleza”, opina.

“En pacientes jóvenes es ideal hacerse retoques que busquen mejorar el aspecto, pero siempre con la naturalidad como principio básico. Por ejemplo, inyectar en el entrecejo con toxina botulínica eliminará las posibles arrugas que aparecen por fruncir el ceño, ya que proporcionan un aspecto enfadado y de mal genio que no resulta nada agradable. Conseguir unos labios bien proporcionados y con aspecto hidratado es algo tan sencillo como inyectarse un vial de ácido hialurónico. Es un tratamiento ideal para las pacientes más jóvenes, que tanto gustan de presumir de labios en los selfies”, explica la doctora Ana Roces.

“A esas edades todavía pueden producirse cambios fisiológicos y por tanto hay rasgos que todavía pueden modificarse y acentuarse, cambios tan radicales a edades tan jóvenes pueden esconder otras patologías de la esfera psicológica y basadas en una baja autoestima e inseguridad y por tanto debería ser lo primero a tratar”, opina el doctor Sergio Fernández. “Si lo enfocamos desde el punto de vista de la prevención, tal vez los 19 años sea una edad muy temprana para hacerla, no así cuando se está en la tercera década de la vida, donde el proceso de envejecimiento comienza a dar sus primeras señales de evidencia y en este caso tratamientos preventivos basados en la hidratación pueden ayudar a frenar el paso del tiempo. Algunos ejemplos serían la infiltración de Belotero Hydro o Soft, que aportarán a la matriz dérmica el ambiente adecuado para que siga manteniendo la estructura de la piel. Posteriormente, estos cuidados pueden ampliarse con la infiltración de estimuladores de colágeno como Radiesse cuando la piel pierde la elasticidad. Hoy en día estamos asistiendo un cambio en cuando al perfil del pacientes, antes era muy frecuente ver en la consulta pacientes con signos claros de envejecimiento que querían mejorar su aspecto, hoy en día, los pacientes acuden más pronto precisamente para prevenirlos, de este modo aparecerán mucho más tarde y serán menos acusados”, sentencia.

Kylie Jenner en 2013 vs. Kylie Jenner en 2017. (Gtres)
Kylie Jenner en 2013 vs. Kylie Jenner en 2017. (Gtres)

La doctora Helga Rivera nos da su opinión al respecto. “Cuando estamos hablando de personas muy jóvenes, podemos pensar que estamos ante una persona que vive de su imagen y considera que va a ser más reconocida si perfecciona su anatomía, pero cuando hablamos de nuestras adolescentes, no creo que sea una generalidad. Al contrario, en nuestro medio no es habitual que muchas jovencitas se hagan tratamientos precipitadamente en edad temprana. En mujeres jóvenes, a partir de los 20 años, sí es frecuente, cada vez más, que acudan a tratamiento en nuestras consultas. Preventivamente se pueden recomendar tratamientos suaves y naturales como vitaminas para mejorar la hidratación de la piel y prevenir la aparición de manchas, además en personas con piel fina y seca se pueden recomendar aplicaciones de ácidos hialurónicos suaves y poco reticulados como el Belotero Soft, de Merz Aeathetics, que previene la aparición de sequedad, pequeñas arrugas e incluso en el contorno de los ojos y de los labios podemos obtener unos resultados poco aparentes sin aumento de volumen, pero muy hidratantes que pueden beneficiar a todo tipo de pieles. Solo en caso de cicatrices poco estéticas o molestas o de dismetrías importantes debemos recurrir en estas edades a tratamientos más reticulados y reestructurantes como el Bellotero Volume o el Bellotero Intense, que son productos reabsorbibles pero de larga duración que podremos aplicar para corregir defectos con un resultado ligero por su gran plasticidad que le confiere una capacidad de adaptación al tejido realmente única”.

Por último, la doctora Paloma Cornejo señala lo siguiente. “En el contexto del mundo en el que Kylie Jenner se mueve, estos retoques entran dentro de lo normal, pero en uno más cotidiano me parece excesivo. Lo más importante es la sensatez del paciente y del médico que realiza el procedimiento”.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios