Logo El Confidencial
operación ned flanders

Tras el destape, está de moda el look monjil

Son muchas las marcas que han preferido cubrir centímetros de piel en sus propuestas sobre la pasarela. ¿Por qué nos hemos vuelto castos de repente?

Foto: Max Mara. (Cordon Press)
Max Mara. (Cordon Press)

De la mano de celebrities como Jennifer Lopez, Nicki Minaj y todo el séquito de modelos de Victoria's Secret, el afán por exhibir piel de forma impúdica se había convertido en una tendencia que ya no quedaba reservada a la red carpet, sino al día a día. Los escotes vertiginosos no palidecían al ser llevados junto a vestidos de aberturas que incluso dejaban al aire los iliacos, el naked dress parecía ser imparable sobre la alfombra roja y el 'menos es más' quería decir, de repente, cuanta menos ropa, más fashion eres.

El exhibicionismo y la sensualidad hiperbólicos, sabíamos, estaban destinados a desaparecer por el carácter cíclico de la moda, pero las alfombras rojas se sucedían y los vestidos transparentes, los modelos de largos mínimos y los escotes y aberturas se maximizaban hasta el punto de creer que el exhibicionismo había llegado para quedarse.

Sin embargo, las propuestas para la temporada primavera-verano 2019 de firmas como Max Mara y J.W. Anderson han cambiado las cosas. El look monjil está ahora destinado a tomar el relevo a la sensualidad exacerbada precisamente tras haberse impuesto en editoriales de moda el auge del cuello vuelto, un habitual del armario invernal que esta vez está respaldado no solo por la funcionalidad, sino también por la pasarela.

Max Mara.
Max Mara.

La pasarela italiana confirma que la sexualidad y la sensualidad dejan paso, poco a poco, a lo recatado. A la fuerza del #Metoo hemos de sumarle el poderío creciente del mercado de Oriente Medio, y ambas han sido claves en una nueva forma de entender las tendencias durante, al menos, una temporada.

Lo sabemos: hay muchas, muchísimas firmas que siguen apostando por los escotes extremos y por la sensualidad como eje, como ha demostrado el último desfile de Saint Laurent en París, pero no podemos negar que cada vez es más habitual ver desfilar diseños holgados y tacones que bajan cada vez más su altura.

Gucci es una de las marcas más exitosas en la actualidad y lo ha conseguido sin ceder ningún espacio al sexo en sus colecciones. Lo geek invade sus popuestas, el multi-layering se impone y la piel se esconde para adornarla como si de un pastel de boda se tratara.

Versace, una de las firmas más hot de las pasarelas, ha sido comprada por Michael Kors, y quizás esa sea la razón por la que su último desfile ha contado con chaquetas denim, cazadoras y algunos vestidos con una silueta más oversize de lo que la marca nos tiene acostumbrados.

Prada.
Prada.

Halima Aden fue la primera modelo en usar un hijab en el concurso Miss Minnesota USA y se hizo con los titulares al desfilar con él el año pasado, pero tras hacerlo esta temporada para Max Mara, la modelo ha comprobado que el hijab ya no es novedad. Incluso las influencers se han cubierto la cabeza como si fuera parte de una tendencia amparada, nada más y nada menos, por Versace.

Ver esta publicación en Instagram

@versace total look for @versace fashion show #mfw

Una publicación compartida de Marta Lozano Pascual (@martalozanop) el


Somos conscientes de que llegarán los MTV Awards, las entregas de premios y los conciertos de las estrellas del pop más relevantes y que la carne volverá a reclamar su trono, pero la pasarela y la calle exigen, cada vez más, que nos recatemos un poco, como si Ned Flanders, de Los Simpson, se encargara esta temporada de dar el ok a las tendencias.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios