Logo El Confidencial
sinónimo de lujo y exclusividad

La alta costura o el concepto más artístico de la moda

La alta costura comenzó a desarrollarse en el siglo XIX. Con el tiempo evolucionó y ha tenido importantes representantes, pero hoy día es una excepción en su concepción original

Foto: Alta Costura en la París Fashion Week 2018/2019 (Getty)
Alta Costura en la París Fashion Week 2018/2019 (Getty)

El término alta costura (haute couture, en francés) engloba una forma de entender la moda que se remonta al siglo XIX y que se aleja de lo que estamos acostumbrados hoy en día. Aunque actualmente es cierto que existen firmas de moda que hacen alta costura son muy pocas debido a su escasa rentabilidad. El hecho de dedicarse a ella es más un recurso de marketing al que acuden para conferirles un elemento diferenciador relacionado con el lujo y la exclusividad.

Cuando hablamos de alta costura estamos por tanto ante una moda elaborada artesanalmente en todos y cada uno de los procesos vinculados a la creación de una prenda; es decir, desde el encargo del cliente que se pone en contacto con el diseñador de moda y solicita un vestido para un evento concreto, hasta el diseño, la elección de los tejidos y la confección, efectuada siempre de forma manual.

Modelos desfilando con la colección de Valentino Fall Winter 2018/2019 de Alta Costura (Foto de Pascal Le Segretain/Getty Images).
Modelos desfilando con la colección de Valentino Fall Winter 2018/2019 de Alta Costura (Foto de Pascal Le Segretain/Getty Images).

Cuando el momento en que el cliente entra en contacto con el modisto, este debe idear un diseño que se compagine con su estilo y que sea acorde con el acto en el que quiere lucirlo. Después en el atelier o taller se tomarán sus medidas anatómicas y se prepararán varios bocetos en función de estas, además de tener en cuenta otros elementos como la combinación de colores. A continuación, se escogen los tejidos, que siempre son de máxima calidad, y se procede a la confección del traje con sumo cuidado mediante un procedimiento que nada tiene que ver con la fabricación industrial.

Orígenes de la alta costura

Se considera que la precursora de la alta costura fue Rose Bertin, una marchante de moda que acabó siendo modista y sombrerera de María Antonieta, reina consorte de Francia y Navarra (1789-1793). A lo largo del siglo XVIII la corte de Versalles se convirtió en todo un referente de la moda en Europa. Con el tiempo, Francia acogió a los mejores modistos y las prendas efectuadas en el país se consideraban las mejores, de modo que sus diseños se imitaban en el resto del continente.

Modelo con vestido de la colección de Alta Costura de Chanel Fall Winter 2018/2019 (Pascal Le Segretain/Getty Images).
Modelo con vestido de la colección de Alta Costura de Chanel Fall Winter 2018/2019 (Pascal Le Segretain/Getty Images).

A pesar de ello, se considera que el verdadero padre de la alta costura en su acepción moderna fue Charles Frederick Worth, un costurero inglés del siglo XIX que transformó la concepción del modisto confiriéndole el título de artista de la moda, es decir, de diseñador. Él elaboraba sus propias creaciones para clientes exclusivos a la par que mostraba algunos de sus vestidos en su residencia usando para ello a modelos. A continuación los clientes seleccionaban el que les gustaba y Worth lo desarrollaba en su taller.

A principios del siglo XX otros modistos adoptaron esta forma de hacer moda, como fue el caso de Schiaparelli, Chanel, Balenciaga o Dior, entre otros muchos.

Modelos con la colección de Alta Costura de Guo Pei Fall Winter 2018/2019 (Thierry Chesnot/Getty Images).
Modelos con la colección de Alta Costura de Guo Pei Fall Winter 2018/2019 (Thierry Chesnot/Getty Images).

Con el tiempo, la alta costura ha dejado de ser rentable y muy pocas firmas se dedican a ella, ya que su principal fuente de ingresos proviene de las colecciones prêt-à-porter o listas para llevar. De hecho, en Francia es la Cámara Sindical de la Alta Costura, agrupación de modistos fundada en 1868, la que establece los criterios para aceptar a una firma o no como verdadera casa de Haute Couture. En definitiva, la alta costura es más hoy en día una forma de vincular a la moda con el glamour y el espectáculo, a la par que la firma se rodea de un halo de exclusividad.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios