La marca de las Olsen está en serios problemas económicos
  1. Estilo
  2. Moda
THE ROW

La marca de las Olsen está en serios problemas económicos

The Row parece estar atravesando un complicado momento a causa de los estragos financieros del coronavirus

Foto:  La marca de las Olsen está en serios problemas económicos
La marca de las Olsen está en serios problemas económicos

No solo Marc Jacobs y Diane von Fürstenberg han sido víctimas de los estragos del coronavirus, sino que The Row, la marca de moda de las hermanas Olsen, ha sido la última en tener que replantearse su estrategia y su futuro a causa de la pandemia. Tal y como asegura ‘WWD’, la situación es tan delicada que incluso la firma podría estar pensando en cerrar su línea de moda masculina. Diversas fuentes indican que en realidad The Row llevaba tiempo afrontando problemas económicos, que por supuesto se han visto acrecentados a causa del coronavirus.

The Row.
The Row.

Pese a todo, la firma sigue produciendo sus colecciones pre-fall 2020 y otoño-invierno 2020, y ya está planeando su colección primaveral. La marca ha publicado un comunicado oficial en el que asegura estar también trabajando en planes de expansión para el año que viene con el fin de acallar los rumores. “Como todas las marcas de retail, hemos tenido que adoptar recortes que esperamos sean un cambio temporal fruto de la pandemia mundial. The Row sigue centrada en apostar por la diversidad en el trabajo y hacer de él un lugar inclusivo. No vamos a comentar acerca de otros asuntos de los que se habla sobre nuestro negocio más allá de anunciar que estamos contentos con el futuro de la marca”. La compañía, pese a todo, ha tenido que despedir a la mitad de su equipo. A su vez ha sido acusada de racismo en el lugar de trabajo, razón por la cual este comunicado destinado a tirar balones fuera habla de la voluntad inclusiva de la firma.

The Row.
The Row.

Tras entrar Nueva York en la primera fase de reapertura de negocios, unos diez empleados de The Row volvieron a la oficina. Según ‘WWD’, Ashley Olsen actúa ahora como CEO de la firma, mientras que Mary-Kate es directora creativa de la misma. Muchas fuentes aseguran que la marca, que ha hecho del misterio su mejor herramienta de marketing, con shows con contados invitados y sus tiendas y redes sociales convertidas en auténticos espacios de arte, ha decidido liquidar muchos diseños para conseguir dinero.

Habrá que esperar para saber si los rumores son ciertos y si podremos hacernos con los botines preferidos de modelos e influencers por mucho menos o si la marca seguirá apostando por la burbuja en la que sus creaciones y decisiones se enmarcan. En definitiva, en tiempos de coronavirus, ¿se puede seguir siendo una marca misteriosa y off-the-radar o hay que apostar por la transparencia para atraer al consumidor?

Marc jacobs Ashley Olsen Coronavirus Mary-Kate Olsen
El redactor recomienda