Logo El Confidencial
escapada

Cádiz, la ruta de los ciervos en época de berrea

El mes septiembre es sinónimo del mes del celo para este astado. El Parque Natural de Los Alcornocales se convierte en un singular auditorio para presenciar este espectáculo de la naturaleza

Foto: Imagen de un ciervo durante la berrea en la sierra de Cádiz
Imagen de un ciervo durante la berrea en la sierra de Cádiz

La berrea se ha convertido en un atractivo turístico de primer orden: es el momento en que los ciervos se baten en duelo para lograr cubrir a las hembras. Con el final del mes de septiembre, en la zona sur de Andalucía, se organizan muchas rutas al parque de Los Alcornocales (en la sierra de Cádiz) para que los curiosos puedan presenciar este espectáculo de la naturaleza. Las bajadas de temperatura y las primeras gotas empiezan a empapar el monte dando apertura a la peculiar sinfonía del ciervo en celo. Los machos enardecidos compiten llenos de frenesí por proclamarse vencedores y dueños de un harén de hembras.

Sus fuertes bramidos invaden el monte mediterráneo y, en los claros y prados, estos venados exhiben sus imponentes cornamentas. Sin duda, la berrea del ciervo se ha convertido en un espectáculo singular. En los últimos años cada vez ha ido adquiriendo más fama, y muchas son las personas que quieren presenciarlo, escucharlo y, si es posible, avistar los harenes de hembras en compañía de grandes machos.

Un ciervo en compañía de su harén de hembras (Foto: Manuel de la Varga)
Un ciervo en compañía de su harén de hembras (Foto: Manuel de la Varga)

Bramidos entre alcornocales

Formalmente el asunto comienza con bramidos, cuyos ecos son audibles a varios kilómetros de distancia, principalmente al amanecer y con la caída de la noche. Con el otoño, los cerca de 35.000 ejemplares que campan en Los Alcornocales braman durante días e incluso inician sendas batallas donde chocan sus astas hasta quedar exhaustos. El sonido envuelve el alma salvaje del parque.

El hotel Arco de la Villa se levanta junto al pantano y con vistas al parque natural
El hotel Arco de la Villa se levanta junto al pantano y con vistas al parque natural

La etapa de celo se extiende a lo largo de todo el mes, con lo que es posible disfrutar de este espectáculo natural gracias a las diversas excursiones que organizan varias entidades y empresas gaditanas. Así, Tugasa, la red de alojamientos rurales de la Diputación de Cádiz, organiza incursiones con guía en el bosque para asistir a este ritual de celos y batallas entre los ciervos que luchan por perpetuar la especie con los cervatillos que nacerán en primavera. También Genatur ofrece la oportunidad de escuchar in situ el bramido de los ciervos sin necesidad de pernoctación. Concretamente ofrece rutas guiadas donde se explicará cómo reconocer a los ciervos, su biología, el crecimiento de la cornamenta o el desmogue (la caída de la misma).

De Castellar Viejo al Arco de la Villa

Para elegir los alojamientos de la escapada berreística hay diferentes opciones. El Parque de los Alcornocales cuenta con una superficie de 170.025 hectáreas y ocupa buena parte de la provincia de Cádiz, en una sección que va de norte a sur. A lo largo de este recorrido, el viajero tiene la oportunidad de ir eligiendo diferentes emplazamientos.

La finca rústica La Almoraima está situada en Castellar de la Frontera (Cádiz). Posee una superficie de 14.109 hectáreas, un 90% de los terrenos ocupan el límite sureste del mencionado parque natural. En ella, se realizan actividades forestales, agrícolas y ganaderas. Esta zona abarca el embalse de Guadarranque, el pueblo viejo de Castellar de la Frontera y su fortaleza. Sin duda, las mejores opciones de alojamiento las ofrece Tugasa, que diseña alternativas hechas a la medida del visitante. Para la época del otoño y las berreas una opción ideal es el Complejo Turístico de Castellar Viejo.

Pueblos blancos y parajes verdes. Una zona ideal para escaparse y presenciar la berrea
Pueblos blancos y parajes verdes. Una zona ideal para escaparse y presenciar la berrea

Hace 40 años la población asentada en este enclave, al abrigo del castillo, se trasladó al valle para fundar el Castellar Nuevo: ofrece nueve inmuebles para hospedar a los aventureros, acondicionados con cocina, chimenea, menaje, aire acondicionado y calefacción. La fortaleza del siglo XIII, antiguo alcázar, tiene nueve habitaciones. Y siguiendo el bramido del ciervo, al lado del parque, se encuentra el hotel Arco de la Villa, situado en la entrada de la villa medieval de Zahara con magnificas vistas del embalse del pueblo y sus alrededores. Este emplazamiento ofrece 16 habitaciones dobles. Desde este lugar se hacen excursiones a un pinar, a la Garganta Verde, al puerto de Las Palomas, o la playa de Arroyomolinos.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios