Logo El Confidencial
ADIÓS AL ENTRENADOR

Dimite Zidane: la vida anónima de Veronique Fernández, el pilar de Zizou

La familia reside en un chalé discreto del barrio de Conde Orgaz, cerca del Liceo Francés, donde estudiaron sus hijos. Ella se ha dedicado a la familia. "Fue amor a primera vista"

Foto: Zinedine Zidane y su mujer, Veronique Fernández, en unos premios de la FIFA. (Getty)
Zinedine Zidane y su mujer, Veronique Fernández, en unos premios de la FIFA. (Getty)

Cuando todo el mundo estaba esperando la dimisión de Mariano Rajoy, Zinedine Zidane ha dado la campanada convocando una rueda de prensa en la que ha dado a conocer su decisión de dejar el equipo blanco la próxima temporada. Tras comunicárselo ayer al presidente del equipo, Florentino Pérez, el francés ha comunicado su decisión de marcharse con bastante tranquilidad y dando las gracias a la afición por el tiempo compartido. "Quiero mucho a este club, siempre le estaré agradecido, pero hay que cambiar, por mí y por todos". "Hoy es un día triste -ha reconocido Florentino Pérez-. Me causó un gran impacto cuando conocí la decisión, él sabe que esta casa será su familia para siempre, pero conozco a Zizou y no hay vuelta atrás".

Pérez recordó la visita que le hizo una tarde a su casa madrileña para preguntarle si se veía capaz de liderar el primer equipo. Cuando Zidane se retiró del fútbol profesional, con 34 años, se instaló en una preciosa casa en el barrio de Conde Orgaz, donde aún hoy permanecen. Entonces, pasó un periodo de cierta inactividad. "Alternaba sus compromisos publicitarios con ir y venir del Liceo a Valdebebas, donde entrenaban sus hijos". Al final, el Real Madrid le recuperó como asesor y fue de nuevo escalando puestos hasta convertirse en entrenador del primer equipo. Algunos dicen que para el disgusto (inicial) de Veronique, que soñaba con una vida más tranquila.

Veronique, el año pasado en un yate en Ibiza. (Gtres)
Veronique, el año pasado en un yate en Ibiza. (Gtres)

Su esposa lleva una vida prácticamente anónima en la capital. "Se levanta a las siete de la mañana, lleva a sus hijos a la escuela o al entrenamiento, luego se va al gimnasio, a hacer algún recado... Los Zidane siempre han preferido las comidas familiares a los restaurantes, donde les interrumpen a menudo. Son, si me permites, gente muy normal", explicaba en un reportaje de 'LOC' un vecino y conocido del mismo barrio.

Ella acompaña casi siempre a Zidane en sus compromisos deportivos por Europa, algo no muy habitual entre las esposas de los entrenadores. Los Zidane se escapan siempre que pueden a la montaña, les gusta recargar pilas en paisajes verdes. Veranean entre Ibiza (donde suelen visitar Pachá y a su amigo David Guetta) y El Chive. "Aquí en Almería hacen vida normal. Juegan al fútbol en plena calle o cogen el coche y las toallas y se marchan a darse un baño a la playa de Garrucha". Gente 'normal' con un futuro estelar.

"Supe que era el hombre de mi vida"

Zidane se casó con su mujer, Veronique Fernández, en el Ayuntamiento de Burdeos el 28 de mayo de 1994. "Entre nosotros fue amor a primera vista, supe que era el hombre de mi vida y el padre de mis hijos", dijo ella en una de sus escasas entrevistas poco tiempo después. Y hasta hoy.

Fernández y Zizou tenían muchas cosas en común cuando se conocieron en una discoteca a finales de los 80. Ambos provenían de familias emigrantes. La de Fernández, de El Chive, una pequeña villa del municipio almeriense de Lubrín. Aquello es un paraje lleno de chumberas a 40 kilómetros del desierto de Tabernas, pura hambre.

Los padres de Zinedine también se vieron obligados a emigrar. Llegaron a Marsella procedentes de la Kabilia argelina en la época en que Argelia acababa de independizarse de Francia. En el barrio de La Castellane nacieron los cinco hijos del matrimonio. Zidane fue el tercero y desde muy niño destacó en el deporte. Con mucho esfuerzo, este francés al que ahora se rifan las marcas (se ha convertido en un cotizado modelo comercial) firmó su propio sueño americano.

Veronique, Zidane e hijos con Florentino. (Gtres)
Veronique, Zidane e hijos con Florentino. (Gtres)

Veronique, nacida ya en Francia (en Rodez), dejó su incipiente carrera como bailarina para seguir a Zidane, que ya apuntaba para número uno del fútbol. Se convirtió en la madre de sus cuatro hijos: Enzo (23), Luca (20), Théo (16) y Elyaz (12). En su hogar, se repite el caso Simeone: todos ellos juegan al fútbol. Enzo Zidane se bate el cobre en el Laussane-Sport de la Superliga Suiza tras pasar por el Alavés. Su hermano Luca es guardameta del primer equipo blanco y también ha empezado una carrera como modelo. Los otros dos están en categorías inferiores del equipo.

Los cuatro han estudiado en el Liceo Francés de Madrid, una prestigiosa institución que, además, se encuentra bastante cerca de su casa ("lo de la escuela fue una decisión de Veronique, que le da mucha importancia a la educación", ha contado el propio entrenador).

La decisión de su marido no cambiará demasiado su vida, dado que sus hijos han crecido y echado raíces en España. Al menos, de momento.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios