Logo El Confidencial
CAMBIO DE GOBIERNO

Rajoy y Viri, de mudanza: así es el dúplex de 280 metros en Aravaca al que han vuelto

Se trata de una casa adosada de dos plantas con un jardín de 30 metros y piscina común. Ganan 80 metros, dado que las estancias privadas de Moncloa 'solo' cuentan con 200

Foto: Elvira Fernández y Mariano Rajoy, en el balcón de Génova. (Gtres)
Elvira Fernández y Mariano Rajoy, en el balcón de Génova. (Gtres)

Se acabó la era popular de Mariano Rajoy. La tradición dicta que una vez que el nuevo presidente jura o promete su cargo ante el Rey y el ministro de Justicia, pisa oficialmente la Moncloa por primera vez. Entonces, el anterior jefe de gabinete se encarga de mostrarle a la familia las instalaciones de la residencia oficial. Esto sucede normalmente después de un periodo de relevo de en torno a dos semanas, pero en este caso la mudanza se está produciendo casi en tiempo real. El nombramiento saldrá publicado en el BOE del sábado y Pedro Sánchez tomará posesión a mediodía tras jurar su cargo ante el Rey a las 11.00.

De hecho, el expresidente Rajoy y su familia ya durmieron anoche en su domicilio privado y en los próximos días se llevará a cabo el resto de la mudanza. La familia vuelve al dúplex de Aravaca del que tanto se resistió a marcharse cuando en 2011 Rajoy ganó las elecciones generales. De todo el maremágnum de sensaciones que deben estar manejando en estos momentos, les ofrecemos un dato práctico para ver el lado positivo: su chalé tiene 280 metros cuadrados de vivienda, 80 metros más que las estancias privadas del complejo de La Moncloa.

[Leer más: Y a todo esto, sin noticias de Viri]

Según la declaración de bienes del expresidente Rajoy, el matrimonio se compró la casa en régimen de gananciales en el año 1998. Además, Rajoy posee una oficina y una plaza de aparcamiento en Pontevedra, un apartamento en Madrid y parte de otro apartamento en Gran Canaria. Estas propiedades, acciones en bolsa por valor de 190.000 euros, unos ahorros de 151.000 y 343.000 euros en fondos de inversión aseguran su futuro, por no hablar del sueldo vitalicio de los expresidentes (hasta 80.000 euros). Vamos, que el presidente se va, pero no se queda con una mano delante y otra detrás, por decirlo coloquialmente.

Mariano Rajoy y Elvira Fernández, paseando. (Getty)
Mariano Rajoy y Elvira Fernández, paseando. (Getty)

Amplio salón decorado con estilo clásico

Los Rajoy Fernández volverán a vivir en su casa de Aravaca. Se trata de una vivienda de ladrillo al noroeste de Madrid que se distribuye en dos plantas y un jardincito de 30 metros cuadrados. La primera planta ocupa 80 metros cuadrados y los otros 200 se extienden a lo largo de una segunda planta muy luminosa y decorada con estilo clásico. Además, la vivienda cuenta con jardín y zonas comunes que incluyen dos piscinas y una cancha de tenis. En la campaña de 2011, el matrimonio dejó entrar a un par de medios en la casa. Se pudo ver entonces el amplio salón donde la familia se reunía para ver la televisión, y el despacho donde trabajaba habitualmente Rajoy cuando estaba en casa, lleno de fotografías, caricaturas y recuerdos personales.

[El estilo del presidente y la primera dama a examen: todo al rojo y siempre a juego]

La casa cuenta con un amplio recibidor con armario, un comedor grande, un aseo para invitados, una terraza, una cocina office, una puerta de servicio, un dormitorio principal con baño completo y otros tres dormitorios con dos baños. En la misma urbanización viven otros personajes como un conocido notario, diplomáticos, empresarios y algún deportista.

Pedro Sánchez, del paro a la Moncloa

Mucho más acogedora, en principio, que el palacete de la Moncloa. La residencia oficial del presidente del Gobierno tiene ocho habitaciones, tres vestidores y nueve baños repartidos en 900 metros cuadrados, aunque de todos ellos, 'solo' 200 están destinados específicamente a las estancias privadas del presidente y su familia. La ventaja es que está perfectamente equipada, por lo que no hay que llevarse los muebles. Si falta algo, es Patrimonio Nacional el encargado de suplir la carencia.

Una empresa especializada

Para la mudanza se contrata una empresa especializada que se encarga de trasladar los enseres de la familia saliente y de encajar los de los nuevos inquilinos. Salvo casos excepcionales, como fue el de José María Aznar y Ana Botella, los presidentes no suelen llevarse demasiadas cosas personales porque no hay hueco. Es normal que después de trasladarse, la familia lleve a cabo alguna pequeña reforma (pintura, por supuesto) para adecuar la vivienda a sus necesidades.

Elvira Fernández y Mariano Rajoy, en su día, no querían mudarse a la Moncloa e intentaron quedarse en la casa de Aravaca. No fue posible por cuestiones de seguridad. Ahora ha llegado el momento de volver.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios