Logo El Confidencial
bebés bien cuidados

Mary Poppins reales: estas son las niñeras VIP más famosas de la alta sociedad

Sueldos millonarios y contratos que sellan sus labios a cal y canto. Son las personas que cuidan del príncipe George o cambian los pañales del bebé de Affleck

Foto: Un ejército de niñeras, en los años 50. (Getty)
Un ejército de niñeras, en los años 50. (Getty)

La nanny más famosa de Disney, Mary Poppins, regresa a la gran pantalla 50 años después de su estreno. Ahora le toca el turno de aterrizar con su paraguas a Emily Blunt, la actriz que ha relevado en el papel a la mítica Julie Andrews, la niñera que nos enseñó que con un poco de azúcar y un par de trucos de magia no hay niño que no sepa comportarse. Lo cierto es que hay una élite de cuidadoras que se rifan los vips, un ejército de mujeres discretas que solo a veces (como le ocurrió a la española María Teresa Turrión a su llegada a casa de los Cambridge) asoma a los titulares. Ellas son las Mary Poppins de los famosos, las nodrizas que, lejos de ser traídas por el viento del Este, rentabilizan sus cuidados y se forman para ser las mejores pagadas del gremio.

[LEER MÁS: Mónica Cruz, al banquillo de los acusados a causa de su niñera]

Entre ellas, la nanny más famosa de Australia podría ser Philippa Christian. Hoy en día, celebrity por sí misma, pero que antaño vigiló a retoños de actores, deportistas e incluso royals, como fue el caso del bebé del extenista Lleyton Hewitt. A medio camino (y en jet privado, claro está) entre Bahamas y Beverly Hills, la oriunda de Melbourne vale más por lo que calla que por lo que habla en público. La mentora de Philippa (porque sí, esta es una profesión casi heredada) fue la mismísima niñera que cuidó de una pequeña Kim Kardashian durante el sonado juicio de O.J. Simpson, además de haber trabajado como asistente para algunas exnovias de Elvis Presley -que no fueron pocas-.

La lenguaraz nodriza, sin dar ningún nombre propio para salvaguardar su reputación, llegó a afirmar que determinadas familias muy adineradas regalaban a sus críos por Navidad coches de lujo, joyas e incluso ropa hecha a medida para el bebé por las firmas más prestigiosas. Los aguinaldos de la australiana, como podemos suponer, no eran moco de pavo: bolsos de lujo, viajes internacionales y excéntricos presentes que prefiere reservarse. La 'baby influencer' no duda en reconocer haber sido tentada en diversas ocasiones con cheques astronómicos a cambio de una instantánea privada de sus clientes: “Una vez me ofrecieron 280 mil dólares por una foto familiar de Elizabeth Hurley y Shane Warme. Cuando eso ocurre no digo que ‘no’, porque ni siquiera respondo al mensaje”. Además de escribir libros y ser coach para futuras niñeras, su sueldo ronda anualmente los 435.000 euros.

La española que cuida del futuro rey de RU

Otra profesional del cuidado vip es la española María Teresa Turrión Borrallo, la babysitter más perseguida de Reino Unido ya que cuida de los hijos de Kate Middleton y el príncipe Guillermo. Entre sus habilidades se encuentra el kárate y el sorprendente talento para conducir rápidamente en condiciones desfavorables. Todo es poco para que, en caso de emergencia, pueda escabullirse con los retoños reales de algún acosador e incluso de paparazzi indeseados. Su sueldo bien lo vale: 45.000 euros al mes. Haciendo honor al título de este artículo, en Inglaterra ya es conocida como la 'Mary Poppins de la vida real'.

Educada en la prestigiosa escuela para niñeras de Norland, en Bath, ella es la primera cuidadora extranjera en la corte real de Isabel II y 'sustituye' a la famosa Jessie Webb, que crió en su momento, junto a Diana de Gales, a los príncipes Harry y Guillermo. Proveniente de Palencia, Borrallo es la responsable de que tanto George como Charlotte y Louis estén aprendido nociones básicas de castellano. Entre sus cualidades más preciadas se encuentra la extrema discreción y la sagacidad absoluta. No siendo estos dos adjetivos las particulares destrezas de otras niñeras VIP que, con el paso de los años, sacaron los pies del tiesto y se dejaron seducir por el dinero que les ofrecía la prensa sensacionalista.

María Teresa junto a los duques y la reina Isabel II. (Getty)
María Teresa junto a los duques y la reina Isabel II. (Getty)

Así, encontramos a Christine Ouzounian, exnana de Violet, Samuel y Seraphina Rose Elizabeth, vástagos de Ben Affleck y Jennifer Garner, que saltó a la fama tras denunciar que el actor hollywoodense la había intentado acosar en la ducha. Su historia, contada a medio camino entre la fantasía y el fiel relato de cómo se educa a un menor entre millones de dólares, protagonizó las principales portadas de Estados Unidos durante un tiempo. En España, sin ir más lejos, tuvimos el caso de Rebecca Loos, babysitter británica que afirmó haber mantenido un affaire con David Beckham mientras cuidaba de sus hijos en Madrid. La noticia se hizo viral y no hizo nada de gracia a Victoria, que tuvo que soportar carros y carretas.

Meghan Markle y el príncipe Harry ya lo tienen todo preparado para la próxima primavera, cuando Markle dé a luz a su primer hijo. Ya cuentan con los servicios de Connie Simpson, conocida como Nanny Connie. La nodriza ha sido recomendada por George y Amal Clooney, amigos íntimos de la pareja, que han cedido su trabajadora a los royals que se abren en el complejo camino de ser papás, según se ha publicado. Simpson ha mecido las cunas más conocidas de Hollywood antes de recalar en Frogmore Cottage. Crió a los hijos de Jessica Biel y Justin Timberlake o a los de Jessica Alba, con quien guarda una cercana relación, según podemos ver en su perfil de Instagram.

[LEER MÁS: Nanny, personal de yates o cocinero, ¿quieres trabajar para una celebrity?]

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios