Logo El Confidencial
ELLA NO SABE AÚN SI TAMBIÉN CANTARÁ

Las mejores voces de la ópera cantarán en la boda de Ainhoa Arteta

La diva y el militar Matías Urrea se casan el domingo 23 de junio a las ocho de la tarde en el castillo de San Marcos de El Puerto de Santa María.

Foto: Ainhoa Arteta. (Getty)
Ainhoa Arteta. (Getty)

Ainhoa Arteta está ya en capilla, como suele decirse, cuando quedan cuarenta y ocho horas para su boda con Matías Urrea.

Por el momento la soprano no está nerviosa. La semana pasada cerró su agenda profesional para dedicar todo su tiempo a supervisar los detalles previos a su boda y la boda en sí. “La verdad es que estoy muy tranquila y muy ilusionada. Me he dedicado esta semana a relajarme completamente y por ahora no hay nervios”, explica a Vanitatis.

[LEA MÁS: Belén Esteban, María Pombo y Ainhoa Arteta: guía de las 3 bodas del fin de semana]

La diva y el militar se casan el domingo 23 de junio a las ocho de la tarde en el castillo de San Marcos de El Puerto de Santa María. El día anterior, la pareja ha elegido las bodegas Lustau en Jerez de la Frontera para compartir con familia y amigos las horas previas a la boda. Arteta explica que “son unos días para disfrutar y celebrar con los seres queridos. Algo muy especial. Soy feliz”.

Habrá sorpresas porque están invitados muchos de sus colegas. Ella no sabe aún si también cantará: “No tengo ni idea y depende de la emoción. Lo que sí puedo decir es que habrá canto porque vienen muchos de mis mejores colegas y supongo que las voces mejores del mundo no faltarán”, concluye la emocionada novia.

Para ese previo nupcial, las mujeres se vestirán de largo, los hombres de esmoquin y los compañeros militares de Matías de uniforme de etiqueta modalidad B. Y para el día siguiente, exigen menos protocolo: cóctel para ella, traje oscuro para ellos y uniforme de diario modalidad B para el mundo militar.

Como todas las mujeres que se casan, su diseño nupcial es el secreto mejor guardado aunque ya adelantó a Vanitatis que sería de “novia, novia”. Por lo tanto, irá blanca y radiante con un vestido posiblemente firmado por Rosa Clara, firma que ha lucido en muchos de sus conciertos y noches de gala.

Ainhoa Arteta, en la ópera 'La traviata'. (EFE)
Ainhoa Arteta, en la ópera 'La traviata'. (EFE)

El novio, para el que es su segundo matrimonio, es capitán de corbeta. Estuvo destinado en la base naval de Rota, después en Mons (Bélgica) en el cuartel de la OTAN y finalmente acabó en Madrid en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, donde desarrolla su trabajo como director de Comunicación.

Ella estaba recién separada del jinete Jesús Garmendia, con el que tuvo a Iker, que tiene los mismos años que el hijo de Matías. Y él también estaba divorciado.

Se conocieron en la universidad de Sevilla donde Urrea daba clases y Ainoha acudió para recibir un premio. Ninguno de los dos tenía pareja. Ese primer contacto se convirtió primero en amistad para acabar en boda.

Cosas del destino

Por fin, la soprano pudo cuadrar su agenda profesional para iniciar un proyecto de vida con el militar al que conoció por casualidad, como explicaba ella misma a Vanitatis, cuando acudieron juntos a los toros en Illescas y anunciaron que ya había fecha de boda. Ainhoa lucía ese día un impresionante anillo de compromiso que el novio le entregó en Moscú, donde ella estaba actuando. “Fue el destino el que no unió. Nunca hubiéramos coincidido porque nuestros mundos son muy diferentes y aparentemente con poca conexión. En aquel momento, Matías trabajaba en Bélgica y yo iba de la ceca a la meca, con lo cual nunca nos hubiéramos encontrado. El azar, la casualidad o que ya estaba escrito hizo que congeniáramos desde el primer momento”.

Ainhoa Arteta y su pareja Matías Urrea. (EFE)
Ainhoa Arteta y su pareja Matías Urrea. (EFE)

A partir de esa primavera de 2016 comenzaron a escribir su historia sentimental, que empezó como la letra de la canción 'Dos cruces': “Sevilla tuvo que ser con su lunita plateada testigo de nuestro amor…”. Arteta es vasca y Urrea murciano, pero eligieron Andalucía precisamente porque allí se conocieron.

Forman una pareja en la que la complicidad y la forma de ver la vida son una base muy importante. Urrea ha viajado tras ella por medio mundo, aunque fuera solo por pasar juntos unas horas: “Lo más lejos que he ido ha sido Sidney, un día y medio de vuelo, para verla. Italia, Alemania, Moscú… Realmente no es tan complicado cuando uno quiere. La ilusión y las ganas lo hacen todo fácil”.

El domingo, por fin, Urrea y Arteta se convertirán en marido y mujer.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios