Logo El Confidencial
PODER

Marta Álvarez (El Corte Inglés), la discreta hija de Isidoro a cuya boda asistió Felipe VI

La que se convertirá en la nueva presidenta de los grandes almacenes es una semidesconocida. Casada con Juan Claudio Abelló, tienen dos hijos

Foto: Marta Álvarez, consejera de El Corte Inglés y futura presidenta.
Marta Álvarez, consejera de El Corte Inglés y futura presidenta.

Marta Álvarez será la nueva presidenta de El Corte Inglés tras la celebración este mes de julio del consejo de administración de los grandes almacenes. Una noticia que adelantó El Confidencial y que coloca a la heredera de Isidoro Álvarez como cabeza visible de la compañía. Un nombramiento histórico en el organigrama de la empresa que hasta ahora no había tenido mujeres en puestos tan representativos. Su perfil laboral y personal (igual que el de su hermana Cristina) ha sido siempre muy discreto. Sobre todo en los asuntos referidos a su vida ajena al ámbito laboral. Acudía a los actos sociales de más relevancia como guinda a la reapertura o reestructuración de los establecimientos de la firma.

[LEA MÁS. El Corte Inglés ultima el relevo de De la Rosa: la heredera Marta Álvarez será presidenta]

Prefería hacerse invisible y dejar los honores al resto de los directivos. Esta actitud también la aprendió de su padre adoptivo, Isidoro Álvarez. Una de las veces que pasó totalmente desapercibida fue en la inauguración de la zona gourmet de la tienda de la calle de Serrano. Acudió con su marido, Juan Claudio Abelló Gamazo, y se colocó en una esquina sin que nadie la reconociera.

Los famosos de turno reivindicando atención mientras la 'jefa' rezaba (metafóricamente hablando) para que no la identificaran como la principal anfitriona. De las pocas veces que se la ha visto socializarse fue en la Fundación Areces, donde se estableció la capilla ardiente del fundador de El Corte Inglés. Ella y su hermana Cristina se convirtieron en las receptoras del cariño de muchos de los empleados de base que acudieron a homenajear y despedir al patrón. La madre, María José Guil, estaba muy afectada y tenía menos relación con los trabajadores porque nunca se involucró laboralmente como las hijas.

De izquierda a derecha: Dimas Gimeno, Marta y Cristina Álvarez y Florencio Lasaga. (Fundación Areces)
De izquierda a derecha: Dimas Gimeno, Marta y Cristina Álvarez y Florencio Lasaga. (Fundación Areces)

Esta herencia paterna de no querer llamar la atención se une a su capacidad de trabajo. Cuentan que, sin tener necesidad económica ni de poder, es capaz de cerrar el día con catorce horas seguidas interrumpidas por un tentempié a medio día. Uno de sus retos profesionales de estos últimos años era poner en marcha el proceso de transformación del sector de la moda dentro de El Corte Inglés. Y lo ha conseguido, a pesar de algunos elementos discordantes dentro de la compañía que no estaban muy de acuerdo con esa iniciativa. Consideraban que había otros frentes abiertos más importantes a los que dedicar tiempo, espacio y sinergias antes que el de elevar la moda a categoría de interés general.

19 años casada

La futura presidenta llegó a El Corte Inglés hace quince años, después de trabajar en otras empresas privadas ajenas al imperio creado por Álvarez. Licenciada en Derecho, estuvo una temporada dedicada al mundo del arte a través de la casa de subastas Sotheby's. Se casó con Juan Claudio Abelló Gamazo en una ceremonia con poca publicidad mediática y a la que acudieron el entonces príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina con sus respectivos maridos. Llevan casados 19 años y han tenido dos hijos a los que Marta ha educado igual que lo hizo Isidoro Álvarez con ella y con su hermana Cristina. Si las notas no eran lo suficientemente buenas, el empresario no la castigaba pero le echaba la charla. Esfuerzo y responsabilidad eran las palabras mágicas del padre que después también aprendieron los nietos.

Cuando murió su padre biológico, las niñas tenían tres y cuatro años, y por lo tanto no hay recuerdos de esa primera infancia. Cuentan los que han conocido la historia desde dentro que “Isidoro lo fue todo para María José y sus hijas. Y todo es todo. Se ocupó de su formación, de que supieran idiomas, que tuvieran mundo, estudiaran fuera y que supieran siempre que todo lo que tenían era gracias al trabajo y al esfuerzo de mucha gente”.

Dimas Gimeno con su prima Cristina Álvarez y Manuela Carmena. (EFE)
Dimas Gimeno con su prima Cristina Álvarez y Manuela Carmena. (EFE)

Este mensaje ha sido como un mantra para Marta. Cuando viajaban en familia, uno de los aspectos obligados era hacer la visita con su padre a El Corte Inglés que hubiera en ese lugar. Y si era París, Londres, Milán o cualquier ciudad europea importante, el paseo se centraba en el equivalente a los grandes almacenes tipo Galerías Lafayette o Harrods. ¿El motivo? Ver novedades, escaparates o simplemente ver el funcionamiento como clientes.

Marta Álvarez será la cabeza visible del imperio que fundó su padre y, como él, quiere vivir su nueva responsabilidad con un perfil muy bajo. Su última victoria legal ha sido recibir la noticia de la negativa por parte de la responsable del juzgado de Primera Instancia nº 10 de Madrid a tramitar la demanda de su tía María Antonia Álvarez. La hermana del fundador solicitaba que se anulase el procedimiento de adopción de Marta y Cristina Álvarez Guil por Isidoro Álvarez. El procedimiento ha quedado archivado. La parte contraria tiene 20 días para recurrir la sentencia.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios