Logo El Confidencial
CIRQUE DU SOLEIL

Guy Laliberté, el 'socio' de Messi que 'habla' con extraterrestres en su mansión ibicenca

El fundador de Cirque du Soleil tiene una fortuna valorada en 2.350 millones de euros. En su casa de Ibiza instaló una obra que sirve de brújula para una posible visita extraplanetaria

Foto: Guy Laliberté, con su estrella de la fama de Hollywood. (Getty)
Guy Laliberté, con su estrella de la fama de Hollywood. (Getty)

Es un lugar recóndito al que se llega por casualidad o después de mucha búsqueda. Puede que alguien haya salido a trotar por los acantilados de Ibiza y de pronto se tope con una suerte de Stonehenge junto al mar. Un susto que no deja de crecer cuando ve que además de columnas gigantescas hay dos puertas en medio de la nada. Se trata de una obra de arte que encargó Guy Laliberté, fundador de Cirque du Soleil a un artista australiano y que sirve, entre otras cosas, como brújula para una posible visita extraterrestre. Para guiar a nuestros ‘amigos’ de otros planetas.

LEA MÁS: Fiestas locas, viajes al espacio... Así es el fundador del Cirque du Soleil

Laliberté, socio de Lionel Messi en 'Messi10', el espectáculo que se estrenó este jueves en Barcelona inspirado en el futbolista, es un personaje excéntrico que plantó las citadas columnas junto a su mansión, en la que un imponente jardín sirve de escenario para otras obras de arte inspiradas en los ‘marcianos’. Si un día nos visitan, puede que este empresario canadiense sea el primero en conocerlos.

Escultura en el jardín de Can Soleil, la mansión ibicenca de Laliberté. (Luxury Home)
Escultura en el jardín de Can Soleil, la mansión ibicenca de Laliberté. (Luxury Home)

1.266 metros cuadrados al borde del mar

La mansión de Laliberté se llama Can Soleil y se puede alquilar a través de páginas de inmuebles de lujo de la isla. La finca consta de 1.266 metros cuadrados con una superficie construida de 421 metros cuadrados. La casa es una maravilla con vistas al mar y a la isla de Es Vedrá, a la que muchos atribuyen propiedades mágicas. Decorada con el clásico estilo ibicenco de paredes encaladas, muebles blancos y madera cruda, la casa tiene un jardín espectacular con un porche en el que caben decenas de personas. No en vano las fiestas de Laliberté en Ibiza son míticas.

Vista aérea de la instalación de Guy Laliberté en su casa de Ibiza. (Google)
Vista aérea de la instalación de Guy Laliberté en su casa de Ibiza. (Google)

En el jardín, además, entre fuentes y piscinas, hay esculturas que recuerdan a extraterrestres. Prueben a pasear cerca con un niño y verán como entra en pánico. Porque la atmósfera que se respirar en el lugar es extraña. Desde fuera, se vislumbran extrañas cabezas de colores y esculturas de motivos inquietantes. Mientras, fuera, se erigen las imponentes columnas y se abren dos puertas en pleno campo.

Vistas a Es Vedrá desde Can Soleil, la casa de Guty Laliberté en Ibiza. (Cortesía)
Vistas a Es Vedrá desde Can Soleil, la casa de Guty Laliberté en Ibiza. (Cortesía)

Las 13 columnas fueron creadas por el artista Andrew Rodgers en 2014 bajo el título Time&Space. Con alturas diferentes, la más alta se eleva 24 metros. 12 de las columnas son de basalto y forman un círculo; en medio, la decimotercera columna, la de 24 metros, en cuya parte superior se emplazó una lámina de pan de oro de 23 quilates que se refleja en el atardecer.

De la Polinesia a Hawái

El fundador de Cirque du Soleil tiene mansiones en medio mundo, incluida una isla privada en la paradisiaca Polinesia francesa y otra residencia espectacular en Hawái. Su fortuna está valorada, según 'Forbes', en 2.600 millones de dólares (2.350 millones de euros), con un entramado empresarial que general 250 millones de beneficios al año. No está nada mal para un apasionado payaso que empezó con espectáculos en la calle y que hubo un tiempo que vivía con 15 dólares a la semana.

Guy Laliberté, a punto de viajar al espacio, en 2009. (EFE)
Guy Laliberté, a punto de viajar al espacio, en 2009. (EFE)

Su carácter, divertido y extravagante, le ha llevado a ser portada en incontables ocasiones. Una de las veces que más fotos pudimos ver de él fue en 2009, cuando se convirtió en el séptimo viajero espacial. Este empresario de Quebec pagó 24 millones de euros por viajar en la nave Suyoz de Kazajistán a la Estación Espacial Internacional. Fueron cuatro días de viaje y diez de estancia. Suponemos que con un todo incluido. Bromas aparte, el despegue lo hizo con una nariz de payaso. Genio y figura.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios