Logo El Confidencial
UN MOMENTO DELICADO

Borja Thyssen y Blanca, tranquilos ante sus dos juicios y sin cambios de residencia

Según ha desvelado El Confidencial, irán a juicio por delito fiscal al perder su último recurso. Mientras tanto siguen con su vida a medio camino entre Madrid y Andorra

Foto: Blanca Cuesta y Borja Thyssen. (Getty)
Blanca Cuesta y Borja Thyssen. (Getty)

Este domingo saltaba una noticia de gran alcance para Borja Thyssen y Blanca Cuesta que determinará sus próximos movimientos, sobre todo a nivel legal, porque en términos vitales van a seguir como hasta ahora, sin acometer ningún tipo de cambios, según nos han desvelado fuentes cercanas a la pareja, a quienes sus abogados les trasmiten tranquilidad respecto a las dos causas que tienen abiertas.

Según desvelaba El Confidencial este fin de semana, la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado el último recurso para no ir a juicio. La sección de delitos económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid pide tres años de prisión para el hijo de la baronesa Thyssen y para su mujer, además de una multa de un millón de euros, por un presunto fraude fiscal por 336.417,89 euros en la declaración de la renta de 2010: se les acusa de haber simulado actividades económicas a través de la sociedad propietaria de su casa de Ibiza.

Vidas separadas

Además, tienen otro caso pendiente relacionado con su residencia en Andorra, donde vive Borja, mientras su mujer permanece en Madrid, donde están escolarizados sus hijos. Este juicio pendiente está vinculado a la declaración de la renta de 2007, por alegar que vivían en el principado, aunque tanto la Fiscalía como Hacienda mantienen que pasaban más de la mitad del año en nuestro país.

Ya en el verano de 2017 Borja depositó una fianza de 630.000 euros y la Fiscalía pide dos años de cárcel y Hacienda, tres. El hijo de la baronesa Thyssen alegaba entonces que pasaba en España menos de 183 días, por lo que consideraba que estaba exento de presentar la declaración de la renta de un ejercicio en el que habría ingresado más de 1,4 millones de euros por las exclusivas de su boda y el bautizo de su primer hijo con la revista '¡Hola!'.

Carmen Cervera. (EFE)
Carmen Cervera. (EFE)

El vínculo de Borja con Andorra

El propio Borja desvelaba en una de sus últimas visitas a España en un acto celebrado en el Museo Thyssen de la capital que le resultaba duro estar separado de su familia y viajar los 600 kilómetros que separan Andorra de La Finca, donde está instalada su mujer con sus cuatro hijos, aunque de momento van a seguir así.

La propia baronesa Thyssen, sin embargo, subrayaba en una entrevista en mayo de 2016 que estaba muy vinculada al principado desde hace muchos años, lo que no minimiza las dificultades afectivas y logísicas que conlleva su situación: "Siempre he tenido casa allí. Heini y yo teníamos un apartamento, mi hermano también lo tenía. Cuando vivíamos en Inglaterra, mi hermano siempre decía que por qué no vivíamos en Andorra y nos hicimos residentes. Compramos un terreno en la montaña para hacernos una casa y alquilamos un apartamento. Íbamos con Borja y no necesitábamos seguridad", manifestaba a 'Cinco Días'.

Borja está instalado en Can Diumenge, en la vivienda unifamiliar que le regaló su madre (ella tiene otro al lado), y se desplaza a Pozuelo de Alarcón, que es donde está situada la mencionada urbanización, para estar con su familia, cumpliendo escrupulosamente el régimen de días mínimos que debe permanecer fuera de España para que se considere que tiene la residencia fiscal en Andorra y no en nuestro país. Una circunstancias similares a las que han vivido Arantxa Sánchez Vicario o la cantante Shakira.

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, en Madrid. (Cordon Press)
Borja Thyssen y Blanca Cuesta, en Madrid. (Cordon Press)

No se van a mudar

Una solución para evitar la separación matrimonial forzada es que se marcharan al extranjero, como ya hicieron en 2017, cuando se establecieron en el exclusivo barrio residencial de Knightsbridge, en Londres. Una fórmula que no funcionó (parece ser que nunca se sintieron a gusto allí) y cuyo fracaso supuso que volvieran a nuestro país cuando aún no se había cumplido ni un año de estancia en el Reino Unido. Mudarse (una opción podría ser Suiza, porque tanto Borja como su madre tienen pasaporte de este país) supondría sacar a sus hijos del colegio y que cambiaran de vida. No va a ser así. En su entorno nos aseguran que sus hijos, matriculados en Madrid, acabarán el curso aquí.

No está siendo un momento fácil para Carmen Cervera, quien manifestaba el pasado verano que "lo llevo fatal. Sus abogados me dicen que no me puedo meter, no me dejan, pero me comentan que la situación es correcta. Todo lo que se está recabando es correcto. No hay ningún error, pero hay que recorrer el camino. A pesar de los problemas que hemos tenido, una madre siempre es una madre y Borja es lo más importante de mi vida", aseguraba a 'Semana'.

Carmen Cervera, en el Museo Carmen Thyssen de Málaga. (EFE)
Carmen Cervera, en el Museo Carmen Thyssen de Málaga. (EFE)

El Museo Carmen Thyssen

Mientras tanto, sigue en el aire el futuro del Museo Carmen Thyssen de Málaga, pues no ha firmado un contrato fijo con el Estado español, después de una decena de prórrogas para que su colección de 430 obras aproximadamente permanezca en la ciudad andaluza. La baronesa ha dicho en diversas ocasiones que tiene ofertas para llevársela de España. En los momentos más delicados de su tira y afloja con el Gobierno, en los que estaba abiertamente enfrentada al entonces ministro Cristóbal Montoro, desmentía que intentara utilizar la colección como medida de presión para llegar a un acuerdo con Hacienda: "Si no hemos llegado a un acuerdo con la colección ha sido por una cuestión económica, pero no por nada fiscal. Me gustaría una opción de compra y un 'fee'. Hace años me ofreció González-Sinde (fue ministra de Cultura con José Luis Rodríguez Zapatero) una cantidad, pero al final no lo firmamos".

[LEE MÁS: Abu Dabi y la jequesa de Catar le tiran los tejos a la baronesa Thyssen]

MA Abogados, la firma de abogados que lleva los asuntos de la baronesa, dirigida por los exministros José María Michavila y Ángel Acebes. confirmaban a Vanitatis la pasada primavera que había ofertas sobre la mesa, pero que estaban trabajando para que la colección se quedara en España, porque ese es el deseo de Carmen Cervera. Según nuestras fuentes, la baronesa habría hecho hasta cinco propuestas distintas al Gobierno, pero habida cuenta de la inestabilidad política de nuestro país, pendiente de las elecciones del 10 de noviembre, no se ha llegado a ningún acuerdo todavía.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios