Logo El Confidencial
deja la política

Ciudadana Malú: siete meses convulsos para Rivera (y su viaje de La Latina a La Finca)

El pasado mes de febrero se destapó, a través de la revista 'Semana', su relación con Malú. Los titulares se han sucedido desde entonces

Foto: Albert Rivera.
Albert Rivera.
Autor
Tiempo de lectura5 min

Albert Rivera ha sido, sin duda, uno de los grandes protagonistas de este lunes. Tras la debacle electoral de Ciudadanos (el partido ha perdido 47 escaños y más de dos millones y medio de votos en las elecciones de este 10 de noviembre), el catalán ha decidido dimitir. Además, ha anunciado su retirada definitiva de la escena política, una decisión que ha descrito como "personal". Entre líneas, también ha hecho referencia a su "pareja", Malú, asegurando que ha aguantado junto a él "contra viento y marea".

La vida personal del líder naranja ha sido bastante movida en el último medio año. Aparte de la montaña rusa que ha supuesto su bajada de popularidad de cara a las urnas (al calor de fotografías con una mascota o adoquines sacados en pleno directo), en lo amoroso también ha sido protagonista indiscutible de mil y un titulares. El pasado mes de febrero se destapó, a través de la revista 'Semana', su relación con la intérprete de 'Aprendiz'. Lo que en un principio parecía una noticia surrealista se fue confirmando conforme pasaba el tiempo.

La cantante Malú. (Getty)
La cantante Malú. (Getty)

Tras las elecciones del 28 de abril, en las que Ciudadanos tuvo un papel clave en la gobernabilidad del PSOE (decidieron votar en contra en la investidura de Pedro Sánchez en lugar de la abstención que pidió el presidente del Gobierno en funciones), todavía no existían pruebas gráficas de la mediática pareja. Hubo, según el círculo del partido, varias intentonas de sacar del armario el noviazgo entre político y artista. Las malas lenguas aseguraban que ella se negó rotundamente. Tampoco estaba muy claro cómo podía afectar el 'destape' del amor en las urnas ante la probable repetición electoral.

Mientras tanto, la prensa siguió publicando noticias sobre ambos. A primeros de junio, este medio publicó la noticia de un almuerzo de Malú y Albert en el restaurante La Dorada, situado en Pozuelo de Alarcón (Madrid). El líder de Ciudadanos fue el primero en abandonar el lugar y se dirigió hacia el parking donde tenía aparcado su coche. A los cinco minutos, y ayudada por unas muletas, salió Malú, que bajó las escaleras con alguna que otra dificultad debido a su operación. El objetivo: que no les hiciesen fotos.

Para los más impacientes, esa primera imagen no tardaría en llegar. Una semana después, 'El programa de Ana Rosa' publicó una foto de los dos en un centro comercial de Pozuelo de Alarcón. Una de sus redactoras los había 'cazado'. Varias horas después, Rivera enfermó y tuvo que ser ingresado en el centro universitario HM Puerta del Sur (Móstoles) a causa de una gastroenteritis. Más allá de chistes sobre su estado (el de Anabel Alonso en las redes fue especialmente sonado), su alta hospitalaria destapó la primera imagen 'oficial' de la pareja. Cuando abandonó el hospital, Rivera salió del brazo de la cantante con mensaje 'cifrado' incluido: en la camiseta de ella se podía leer la palabra 'love'.

Malú y Albert Rivera, a la salida del hospital. ('Espejo público')
Malú y Albert Rivera, a la salida del hospital. ('Espejo público')

En esos días, Rivera no lo tuvo precisamente fácil. La contínua fuga de miembros de su partido (Francisco de la Torre, por ejemplo, aseguró que el área económica del partido estaba totalmente desmantelada) le puso contra las cuerdas. Y Malú permaneció a su lado en todo ese tiempo "contra viento y marea". Eso sí, guardando un silencio sepulcral que no se ha roto en todos estos meses. Ni siquiera con los numerosos rumores de embarazo de estas últimas semanas. Hace un mes, las revistas publicaron unas imágenes en las que Malú parecía esconder una incipiente tripita que hizo levantar sospechas: ¿espera un hijo? Por el momento, la información ni se ha confirmado ni se ha desmentido.

La relación implicó además un gran cambio de vida para Albert Rivera, sobre todo en busca de su privacidad. Cuando llegó a Madrid, el líder de Ciudadanos alquiló un apartamento en el centro de Madrid, en la zona de La Latina. Coincidiendo con la consolidación de su noviazgo con Beatriz Tajuelo, el expolítico y la azafata se mudaron a un moderno dúplex de la zona de Húmera. La puerta de la urbanización de Rivera se popularizó cuando se publicaron las fotos en las que Malú salía de allí tras pasar la noche con el político, prueba fehaciente de su noviazgo.

La cantante Malú. (Cordon Press)
La cantante Malú. (Cordon Press)

Para que aquello no volviera a suceder, el político y la cantante decidieron alquilar de forma temporal el chalé más exclusivo de La Finca. Aunque ganaron en intimidad, también se llevaron un disgusto. Sin quererlo, entraron de lleno en el fuego cruzado de la batalla legal que mantienen las herederas del promotor de La Finca, Yolanda y Susana García-Cereceda. Las hermanas se enfrentaron por el precio del alquiler de la casa del político, con burofaxes y acusaciones de por medio. Malú y y Rivera optaron por acelerar la reforma de una casa propiedad de la cantante en la urbanización La Florida.

En mitad de esas noticias, Rivera ha vivido instantes duros. La idea, al parecer espontánea, de hacer un vídeo con un perro (Lucas, mascota de Pablo Carrión, miembro del equipo de Comunicación de Ciudadanos) en plena campaña se le puso en contra. Las redes se mofaron de la idea, otro escollo más en la imagen política de Rivera. Según un estudio de El Confidencial, las redes sociales del partido reflejaban los desastrosos resultados de las encuestas: perdieron 3.800 seguidores en apenas dos meses.

La debacle se ha confirmado este domingo. Y con ella, han surgido las primeras palabras dirigidas a Malú de un Rivera que, seguramente, respira tras vivir uno de los días más complicados de su vida.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios