Jorge Lamelas (Billy Elliot), tras bailar ante el Papa: "Ha sido como estar en el cielo"
  1. Famosos
BAILE

Jorge Lamelas (Billy Elliot), tras bailar ante el Papa: "Ha sido como estar en el cielo"

Hablamos con el niño que protagoniza el famoso musical tras actuar en el Vaticano delante de Francisco. Acaba de rodar su primera película junto a Harvey Keitel

Foto: Jorge Lamelas (Billy Elliot), tras bailar ante el Papa: "Ha sido como estar en el cielo"
Jorge Lamelas (Billy Elliot), tras bailar ante el Papa: "Ha sido como estar en el cielo"

Su impulso le lleva a movimientos generosos y largos en el escenario. Su manera de bailar, al estilo de otras grandes trayectorias, ha sabido hechizar al mismísimo Papa Francisco. Este fin de semana, el Vaticano se vistió de luces para ver las piruetas del nuevo Billy Eliot. Se llama Jorge Lamelas, un niño de 13 años que entre tutús y bambalinas, se ha convertido en el protagonista del musical de moda y en el actor principal de la película 'Fátima', donde interpreta el papel de uno de los tres pastorcillos a los que se les apareció la Virgen en el santuario de Fátima. El film se estrena en 2020 y ha compartido cartel con actores como Harvey Keitel, Sonia Braga y Joaquim de Almeida en la película que dirige Marco Pontecorvo.

A su corta edad, Jorge Lamelas tiene una carrera de vértigo. Este verano trabajó en Nueva York en el musical 'Big Fish', basado en la novela de Daniel Wallace y llevado posteriormente al cine por Tim Burton. Pero de todo lo que ha hecho hasta ahora, lo que más le ha marcado en su trayectoria es bailar al lado del Sumo Pontífice, saltándose todo tipo de reglas: “Me pareció una buena idea dar la vuelta alrededor de él, aunque no estaba en el programa -explica a Vanitatis-. Yo veía que me sonreía y seguía bailando a su lado. Me pareció que le gustaba la coreografía que Tony, mi director de 'Billy Elliot', diseñó para ese día mezclando contemporáneo y clásico. ¿Que qué sentí? Bailar para Francisco es casi como tocar el cielo. El Papa me trasmitió paz y felicidad, emoción inesperada. Es como una persona normal, y no paraba de decirme: ¡bravo! y ¡bravo!, y me tocaba la cabeza. Fue el mejor día de mi vida”.

Jorge Lamelas, actuando ante el Papa. (EFE)
Jorge Lamelas, actuando ante el Papa. (EFE)

Al Papa Francisco le hizo gracia la espontaneidad del pequeño, que se saltó todo tipo de protocolos en el salón Pablo VI del Vaticano. Ante los ojos atónitos de los cardenales, Jorge ejecutó su baile haciendo piruetas por encima de la curia, algo que consiguió que al Papa no se le cayera la sonrisa de los labios ni un solo momento de la actuación. El pequeño Billy Elliot fue el único representante español entre 6.000 niños de todo el mundo que fueron recibidos en audiencia por el Pontífice. Jóvenes de todos los países han tenido la oportunidad de mostrar al Papa Francisco los proyectos que han realizado para cambiar el mundo, en el marco de la iniciativa 'Design for Change España', que trabaja mediante un movimiento global sin ánimo de lucro en más de 65 países.

“El ballet clásico es mi pasión", precisa Jorge a este medio. "El contemporáneo no lo practico tanto. David Mur y Nacho Duato son mis mejores maestros. Duato sabe entenderme y saca lo mejor de mí”. Para Jorge, Mikhail Baryshnikov es el mejor bailarín del mundo: “Salta tanto que parece que está volando. Me emociona y Alicia Alonso me fascinaba. Mi profesora nos habla de ella y es bonita la intemporalidad que transmitía en su danza”.

La precocidad, el talento y sobre todo la perseverancia de Jorge anuncian que puede llegar muy lejos. Él, de momento, prefiere no mirar mucho hacia el futuro. Pero sí reconoce que le gustaría formarse en Estados Unidos. Este verano ya pisó los escenarios de Broadway y pudo comprobar que allí se trabaja a otro nivel. "Me gustaría estudiar en Juilliard", dice, en referencia al prestigioso conservatorio de la ciudad de los rascacielos de la que han salido portentos como Alicia Keys, Jessica Chastain o Miles Davis.

Jorge Lamelas, en un momento de 'Billy Elliot'.
Jorge Lamelas, en un momento de 'Billy Elliot'.

“Las mañanas las paso en el colegio y en el recreo hago los deberes. Estoy en 2º de la ESO y tengo que trabajar duro porque luego los ensayos me llevan mucho tiempo”. Para llegar a ser protagonista del musical, Jorge Lamelas se formó en la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga, y sus padres tuvieron que hacer las maletas para que pudiera cumplir su sueño y marcharse a Madrid. Jorge es consciente del sacrificio de sus progenitores: “Le debo todo a mi madre, Cristina, ella se vino conmigo para que yo pudiera ser bailarín. Siempre ha creído en mí. Hizo un esfuerzo enorme de estar tres años separada de mi padre para poder apoyarme: ella me regaló el violín y mis primeras zapatillas de ballet”.

La historia de Jorge es muy parecida a la del pequeño Billy Elliot: “Los paralelismos son increíbles", cuenta Jorge a Vanitatis. "Mi familia materna era mineros y también sufrieron como los papás de Billy. Mi abuelo tiene una de las pocas minas que hay todavía en León. También le persiguieron por la huelga y yo un día bajé a la mina para saber cómo se sentían ellos. Soy casi igual que Billy, me parezco mucho”.

Jorge Lamelas va camino de convertirse en el máximo representante de una nueva hornada de artistas musicales. “No siento vértigo ni pienso cada día en el éxito. Disfruto de lo que hago”. Para ser Billy Elliot tuvo que pasar muchas pruebas y ser elegido entre más de 700 aspirantes. "Ser Billy Elliot es un sueño", dice el joven bailarín leonés. "Me apasionan los musicales y poder ser el protagonista de un musical es maravilloso. Cuando estoy en el escenario del teatro Alcalá, soy como una burbuja. Desde arriba no se ve a nadie. Luego en el último número, siempre veo a mi madre allí delante. Lo más bonito de la función”.

Jorge Lamelas, caracterizado como uno de los pastorcitos de Fátima.
Jorge Lamelas, caracterizado como uno de los pastorcitos de Fátima.

Jorge tiene el corazón entre la danza y la interpretación. "Son mi vida. Por eso me encantaría ser actor de musicales, porque así puedo hacer ambas". El rodaje de la película 'Fátima' fue su primera inmersión en el mundo del celuloide como pastorcito Francisco: "En el cine hay que repetirlo todo mucha veces. Hubo una escena de lluvia que estuvimos grabando diez días una y otra vez. Los rodajes fueron en Lisboa y Coimbra, un pueblo muy parecido a Fátima. Yo nunca había visto cómo se hacía una peli y fue estupendo hacerla. Acabo de ver la cinta y se me ve una cara de alegría que ni yo mismo me lo creo”. En su papel de pastorcito Francisco convivió con la actriz Sonia Braga, que hacía el papel de Lucía adulta: "Es guapísima. El rodaje fue mágico”. Sus directores favoritos son Woody Allen y David Serrano, y sueña ser algún día como Antonio Banderas.

La telaraña del arte ya ha envuelto a Jorge Lamelas, y aunque sigue siendo un niño, “a los Reyes Magos les voy a pedir ir a Japón a ver las Olimpiadas”, su adulto ya se desliza por el trampolín de la fama casi sin darse cuenta. Ha nacido una estrella.

Noticias de Famosos