Logo El Confidencial
FIGURA HISTÓRICA

Cinco años sin Jesús Hermida: de su viuda a María Teresa Campos (así le recuerdan)

Hablamos con Begoña Fernández, la mujer con la que compartió vida y profesión, y con algunas de las mujeres más relevantes con las que trabajó

Foto: Jesús Hermida. (Cordon Press)
Jesús Hermida. (Cordon Press)

Jesús Hermida falleció en Madrid el 4 de mayo de hace cinco años. Han pasado el tiempo y su recuerdo se mantiene intacto como el gran contador de historias que fue. El corresponsal que narró la llegada del hombre a la luna, el hombre que era especialista en banderas, en Napoleón, en Beethoven, en la novelista británica Jane Austen. Realizo la única y última entrevista al hoy Rey jubilado. Maestro de periodistas, a los que enseñó con su ejemplo que “hay que mantener por encima de los gestores de las empresas nuestros códigos deontológicos, que es la única manera de que el periodismo sea libre”.

Esta premisa la transmitió a varias generaciones de profesionales, que seguirán echando de menos a ese hombre que presumía de haber nacido en Huelva en una familia de pescadores. Allí esta su museo, donde permanece la historia viva de España a través de su biografía personal y profesional, que compartió con muchos amigos. Una manera de trabajar de un periodista que marcó una etapa en la que no existía la frase 'no se puede'.

Hermida asumía las críticas: “Van con la profesión. Cuantos más años cumplo, menos me interesa el qué dirán y más importancia doy a los afectos”. Begoña Fernández, su mujer y compañera de vida, Nieves Herrero, María Teresa Campos, Miriam Díaz-Aroca y Belinda Washington son algunos de estos afectos que hoy han querido evocar la foto fija de sus recuerdos. A continuación, los recuerdos y el homenaje de todas ellas:

Begoña Fernández, su viuda

"He compartido la vida personal y profesional. Empecé a trabajar en su equipo con 24 años Para mí todos los días eran felices. Recuerdo levantarme y verlo desmigando pan para toda la fauna que había en el jardín mientras escuchaba música a todos volumen. Llevaba en los bolsillos chuches para dar a los perros y gatos de la urbanización cuando paseaba a Wendy. Para mí es un orgullo que se le siga recordando como un hombre honesto y respetado como profesional".

"Tenía tantas facetas como le permitía su cabeza y su memoria prodigiosa. Era inventor y creador de historias. Tenía un nivel de exigencia muy alto. Recuerdo que si se caía un contenido era mágica su capacidad para resolver. Y, por supuesto, sabía desconectar. Tenía muchas aficiones. Era especialista en la Segunda Guerra Mundial, en banderas, en la historia americana y 'hacia memoriai', como él decía. Consistía en recordar cosas que escribía en un papel siempre reciclado. Y podía recitar diálogos".

Begoña Fernández. (EFE)
Begoña Fernández. (EFE)

Nieves Herrero

"Son cinco años que se me han pasado volando. Me llamaba Negusca y me sigo emocionando cuando lo recuerdo. Hay veces que creo que no ha ocurrido, que puedo llamar en cualquier momento para comentarle mis cosas. Tenemos un grupo de WhatsApp de todos los que estábamos en el equipo. Los que dábamos la cara y los que no. Y es muy bonito. Nos reunimos con frecuencia, es la sensación de ser familia. Todo lo que sé de televisión me lo enseñó Jesús".

"No he conocido a nadie con su memoria. Marcó mi vida personal y profesional. Había que sacar adelante un programa de cuatro horas y a veces acabábamos a las doce de la noche. Tenía mucho sentido del humor. En una ocasión nos vestimos de ángel y demonio con unos disfraces que había en sastrería y nos paseamos por Antena 3. Llevaré siempre la vida la medalla de haber sido 'chica Hermida'. Y pude estar con él hasta el último momento. Siempre estaré agradecida a Begoña y a sus hijos el haber compartido ese paso a la otra orilla".

Nieves Herrero. (Getty)
Nieves Herrero. (Getty)

María Teresa Campos

"Tengo un gran cariño y una admiración especial. Ha sido la historia viva de la televisión y de una época. Nadie puede olvidar que nos llevó a la luna. Corresponsales hay muchos, pero el que lo fue por excelencia fue él. Su flequillo, su manera de contar las cosas, su cultura".

"Recuerdo las críticas que recibió por la charla que mantuvo con el Rey, que por cierto fue la última como jefe de Estado. Y me decía: “No se enteran que el planteamiento no era una entrevista de actualidad, sino la de dos personas de una misma generación que charlábamos del periodo que compartimos”. Yo no sabía que estaba enfermo y cuando me dieron el Premio a Toda una Vida me mandó una carta que guardaré toda mi vida. No se puede hablar de televisión sin que aparezca Jesús Hermida, a quien todos debemos mucho".

María Teresa Campos. (Movistar)
María Teresa Campos. (Movistar)

Belinda Washington

"Lo recuerdo como mi maestro, un pionero, un adelantado a su tiempo, un innovador. Entendía la televisión como entretenimiento. Era un hombre de gran sabiduría, apasionado, observador, muy culto. Me dio la oportunidad de ponerme delante de una cámara por primera vez. Temblaba de miedo en ese casting para su programa de Antena 3 donde estaba él y su equipo".

"Recuerdo que una de las pruebas era hacer una entrevista con historia. Y me busqué un personaje que le gustó. También hice de Marilyn Monroe. Y una vez que hacías la prueba te entrevistaba. Entré en su despacho y le dije: 'Mire, señor Hermida, se lo voy a poner fácil, ha sido un placer, he aprendido mucho y adiós'. Su respuesta aún la recuerdo: 'Mire, Washington, es usted un diamante en bruto y antes de que la descubran otras personas prefiero que se quede conmigo. Está muy verde, tiene talento y tendrá que aprender'. Yo era una esponja y aprendí a practicar esa observación. Una de las primeras cosas que me dijo fue: 'No imites a nadie'. Bendigo el día que hice ese casting. Fue mi gran maestro".

Belinda Washington. (Getty)
Belinda Washington. (Getty)

Miriam Díaz-Aroca

"Inauguramos las mañanas. Una temporada muy intensa. Ahora estoy actualizando mi página y toco la etapa con Jesús y tengo muy vivos esos recuerdos. No imaginaba que me pudiera elegir. Tomás Melgar, que era el realizador del programa le dijo: 'Haz una prueba a esta chica, que te va a servir'. Y así fue. Empecé de reportera y la vida me llevo después a los concursos".

"Mi primera imagen de él es la de muchísimo respeto. Entrar en el despacho y tener frente a ti a Hermida con esa personalidad tan fuerte era impactante. Era muy observador y muy respetuoso con los que empezábamos a enseñar la patita. De su carácter destacaría su magnetismo. La gente que hemos trabajado con él somos como una tribu imparable. La herencia que yo recibí fue la frase de 'no existe el no se puede' o 'lo imposible forma parte de lo posible'. Mi foto fija es su mirada fija mientras escuchaba".

Miriam Díaz-Aroca. (EFE)
Miriam Díaz-Aroca. (EFE)

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios