Los errores de Rama X que paga caros: la ira (nunca vista) contra un desconcertado rey
  1. Famosos
LA MONARQUÍA TAILANDESA EN CRISIS

Los errores de Rama X que paga caros: la ira (nunca vista) contra un desconcertado rey

El Gran Palacio de Bangkok se ha convertido en un polvorín donde se han congregado miles de personas que están perdiendo el miedo a las terribles consecuencias por criticar al rey

placeholder Foto: Rama X en una imagen de archivo. (EFE)
Rama X en una imagen de archivo. (EFE)

Los pies del Gran Palacio de Bangkok se han convertido este fin de semana en un polvorín. Miles de estudiantes se han congregado allí para protagonizar una protesta sin precedentes contra el rey de Tailandia, exigiendo una reforma de la monarquía y una reducción de sus poderes.

El hecho es más que llamativo y significativo en un país donde existen unas estrictas leyes que pueden recaer sobre todo aquel que ose criticar a su rey. Las penas pueden llegar a 15 años de cárcel. A pesar de eso, los tailandeses parecen estar llegando al límite de su aguante.

[LEA MÁS: El rey de Tailandia, el cumpleaños de su mujer y una vergonzosa decisión]

Desde que en 2019 fue ascendido al trono el actual rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, Rama X, su ostentación y excentricidad han llamado la atención constante de los medios. Las polémicas protagonizadas por el monarca a partir de entonces no han cesado de sucederse. La última, su viaje y estancia en un hotel de lujo en Alemania, en plena pandemia por coronavirus, junto a un harén de 20 mujeres.

placeholder El rey de Tailandia acompañado de la reina Suthida. (EFE)
El rey de Tailandia acompañado de la reina Suthida. (EFE)

Al contrario que él, su padre, el rey Bhumibol Adulyadej, fue muy querido y admirado en su país, no solo por su rectitud y su pragmatismo político, sino también por decidir que una sola mujer ocuparía su corazón, la reina Sirikit.

Rama X representa la antítesis de lo que fueron sus padres, dos personalidades respetadas y admiradas en su país y en el resto del mundo. El esplendor de la monarquía de sus progenitores, hoy se apaga con cada acto protagonizado por el actual rey, Rama X. Derroche, misoginia, abuso de poder, poligamia y un desinterés por su pueblo son achacados al actual monarca sin cesar.

placeholder La reina madre, Sirikit, con su hijo Rama X. (EFE)
La reina madre, Sirikit, con su hijo Rama X. (EFE)

Desde su ascensión al trono, Rama X ha fortalecido sus poderes con la aprobación de varias reformas legales que, entre otras cosas, han puesto bajo su única autoridad el vasto patrimonio de la Corona y varias agencias estatales responsables de su seguridad.

En plena pandemia, Rama X no quiso renunciar a sus habituales escapadas a Europa. Cuando todo el turismo estaba restringido, él logró alojarse en un hotel de Alemania, en un moderno complejo deportivo de invierno de Garmisch-Partenkirchen, con todo su harén, una veintena de mujeres. El hotel fue cerrado al público y puesto a disposición del controvertido monarca.

placeholder El rey Rama X de Tailandia  acompañado por la reina Suthida en su ceremonia de coronación. (EFE)
El rey Rama X de Tailandia acompañado por la reina Suthida en su ceremonia de coronación. (EFE)

Las concubinas fueron motivo de otro escándalo que salpicó a la monarquía tailandesa: según revelaciones del periodista MacGregor Marshall, quien ha denunciado sufrir extorsión y amenazas, el grupo de mujeres que acompañan a Maha en su encierro germano eran drogadas y puestas a su merced en una habitación llamada "la sala de los placeres". Además, aseguró que las amantes del soberano sufren una presión psicológica similar a la de los miembros de una secta. Para constituir su harén, Rama X escogería a chicas jóvenes, mujeres que se alistan en el ejército con la esperanza de ser vistas por el soberano como una oportunidad de ascender socialmente y de enriquecerse.

[LEA MÁS: Las hijas del rey de Tailandia, en el punto de mira: ¿de tal palo, tal astilla?]

Con cada error del rey, el miedo a las represalias de su pueblo, se va apagando mientras se colma su pacienca.

La inquietud en Palacio ante estas movilizaciones sin precedentes que comenzaron hace meses con ataques en Twitter, es grande. Ya entonces, el Gobierno tuvo que salir al paso y advertir de las duras consecuencias que podía traer a cualquiera el hecho de que se criticara al rey o a su familia.

Si Rama X pierde su arma más efectiva y valiosa, la política del miedo, ¿qué le queda para frenar su caída?.

Rey de Tailandia Tailandia
El redactor recomienda