Maribel Verdú: 3 historias de amor, un 'nieto' y un Oscar con Penélope Cruz
  1. Famosos
GRAN ESTRELLA

Maribel Verdú: 3 historias de amor, un 'nieto' y un Oscar con Penélope Cruz

La actriz cumple 50 años felizmente casada con el productor Pedro Larrañaga y en un excelente momento profesional

placeholder Foto: Maribel Verdú, en una imagen de archivo. (EFE)
Maribel Verdú, en una imagen de archivo. (EFE)

El 21 de marzo de 1994 es una noche mítica para el cine español y esencial en la carrera de Maribel Verdú. Fernando Trueba subía al escenario del teatro Kodak de Los Ángeles para recoger el Oscar a la mejor película de habla no inglesa por 'Belle Époque', la segunda vez que se conseguía la estatuilla para España, once años después de que hiciera lo propio con 'Volver a empezar' José Luis Garci, con quien la actriz había estrenado ese mismo 1994 'Canción de cuna'.

Para arropar al emblemático director había viajado a la ciudad californiana gran parte del reparto, en el que brillaron Jorge Sanz, Gabino Diego, Ariadna Gil, Miriam Díaz Aroca, Penélope Cruz, que todavía no había dado el salto a la industria de Hollywood, y la propia Maribel, quien, pese a su juventud, ya tenía una carrera que la acreditaba como una de las máximas estrellas de nuestra cinematografía gracias a títulos como 'El año de las luces', del propio Trueba; 'La estanquera de Vallecas', de Eloy de la Iglesia; 'Amantes', de Vicente Aranda', o 'Salsa rosa', de Manuel Gómez Pereira, a la que guarda un cariño especial, como confesaba en una entrevista en 'Icon': "Mi chico (Perdro Larrañaga) es de este mundo, lo que pasa es que es el único de su familia que no ha sido actor. Y es cero mitómano. Pues él dice que se enamoró de mí en 'Salsa rosa', que la podía ver mil veces".

placeholder Maribel Verdú y Pedro Larrañaga. (EFE)
Maribel Verdú y Pedro Larrañaga. (EFE)

Maribel era una actriz prolífica y reclamada por las marcas y las principales publicaciones de cine y crónica social. Y alcanzaba también la categoría de sex symbol, lo que evidencia que hubiera robos masivos de los pósteres de una campaña publicitaria para una firma de ropa interior en las marquesinas, una situación con la que ella misma ironizaba en la misma entrevista: "Me enteré un día por un artículo que escribió Manuel Vicent en 'El País'. Esos pósteres o los ponías en el techo o no cabían en ninguna aparte, entonces no quiero ni imaginarme el uso que les han dado. Han debido de hacer feliz a mucha gente y quitarles el estrés a muchos otros".

El resto de sus logros profesionales son de sobra conocidos y baste una espectacular estadística para poner sobre la mesa la trascendencia de estos y su vigencia en una profesión en la que lo difícil es mantenerse: ha estado nominada, entre 1992 y 2018, en 11 ocasiones a los Goya y lo ha conseguido en dos, por 'Siete mesas de billar francés', a las órdenes Gracia Querejeta, una directora fetiche para ella, y por 'Blancanieves', de Pablo Berger, con quien repetiría posteriormente en 'Abracadabra', por la que también compitió por 'el cabezón'.

placeholder Con Gracia Querejeta, una directora con la que ha rodado en diversas ocasiones, como 'Ola de crímenes', 'Quince años y un día' o 'Siete mesas de billar francés. (EFE)
Con Gracia Querejeta, una directora con la que ha rodado en diversas ocasiones, como 'Ola de crímenes', 'Quince años y un día' o 'Siete mesas de billar francés. (EFE)

Pese a la gran dimensión pública de su figura, la vida sentimental de Maribel ha sido siempre muy discreta, y tal vez la relación que más dio que hablar fue la que mantuvo con el director de cine Antonio Giménez-Rico, quien la dirigiría en 'Soldadito español' (1988) y 'Tres palabras' (1993), una película menor en su filmografía en la que hacía sus pinitos como cantante. Y se le dio relevancia en ciertos sectores conservadores, una vez que trascendió, por la diferencia de edad entre ambos (el director cumplirá 82 años el próximo 20 de noviembre), más que por la manera en la que la gestionaron, que fue muy de perfil bajo.

Aunque se le atribuyen a Maribel relaciones con Cayetano Martínez de Irujo (la revista '¡Hola!' los fotografió juntos en 1992) y Emilio Sánchez Vicario (el periodista Manuel Román manifiesta en un reciente artículo que los constantes viajes de ambos impidieron que fueran a más), el siguiente gran amor de Maribel sería el operador de cámara Pablo Hernández, de quien estuvo muy enamorada. Trabajó en varias películas de Maribel, la ya mencionada 'Tres palabras', 'Al otro lado del túnel', de Jaime de Armiñán, o 'El entusiasmo' (1998), de Pablo Larraín, un trabajo que rodaría en Chile, aunque los que la entrevistamos en aquellos años recordamos que Verdú comentaba que no daba prioridad a los proyectos en América porque no le gustaba pasar tiempo separada de su pareja. Aun así, en esas fechas también estrenaba en el Festival de San Sebastián 'Frontera sur', una producción argentina junto a Federico Luppi.

placeholder Maribel Verdú y Penélope Cruz, en los Goya de 2018. Ella estaba nominada por 'Abracadabra' y Cruz por 'Loving Pablo'. (Reuters)
Maribel Verdú y Penélope Cruz, en los Goya de 2018. Ella estaba nominada por 'Abracadabra' y Cruz por 'Loving Pablo'. (Reuters)

Sin embargo, el gran amor de su vida ha sido y es Pedro Larrañaga, con quien se casó el 2 de septiembre de 1999. “Cuando le conocí, hacía cinco películas al año, porque lo que quería era salir de mi casa. Pero desde que estamos juntos, lo que me gusta es disfrutar de la vida con él. Escojo cosas en las que creo de verdad”, manifestaba en una entrevista en 'Woman', mientras que en otra de 'Diez Minutos' daba una importante clave de la longevidad de su vida en común: "Conocer a mi marido es lo mejor que me ha ocurrido en la vida. El secreto de lo nuestro es muy claro: querernos, respetarnos, admirarnos, que no exista rivalidad entre nosotros, reírnos a todas horas... y algo muy importante, el sexo, porque si no nos entendiéramos en la cama, nos convertiríamos en amigos".

Maribel y Pedro, que decidieron no ser padres en su momento y recientemente lo confirmaba la actriz cuando se le preguntaba por este asunto ("Eso lo tuvimos claro desde el principio y ahora que tengo casi 50 años esta pregunta sobra"), ampliaron la familia hace una década. "Maribel Verdú y Pedro Larrañaga se convierten en abuelos" era el titular que elegía '¡Hola!' para dar la noticia de que el hijo del productor teatral, de 28 años, fruto de una relación de juventud, había sido padre por primera vez. Un acontecimiento familiar, sin duda, muy feliz para todos.

Maribel Verdú Penélope Cruz