Ella Fontanals-Cisneros: "Mis hijas seguirán mi legado, que pienso dejar para el beneficio de la humanidad"
  1. Famosos
ENTREVISTA

Ella Fontanals-Cisneros: "Mis hijas seguirán mi legado, que pienso dejar para el beneficio de la humanidad"

La mecenas, una de las coleccionistas de arte más importantes del mundo, habla con Vanitatis sobre sus orígenes españoles, el futuro de su colección y el futuro de su herencia

Foto: Ella Fontanals-Cisneros: "Mis hijas seguirán mi legado, que pienso dejar para el beneficio de la humanidad"
Ella Fontanals-Cisneros: "Mis hijas seguirán mi legado, que pienso dejar para el beneficio de la humanidad"

Filántropa, mecenas, empresaria de éxito, protagonista de una vida de película, la coleccionista cubana Ella Fontanals-Cisneros es uno de esos personajes a los que uno podría entrevistar durante horas sin que dejara de sorprender cada una de sus respuestas. Dueña de una colección privada de más de 3.500 piezas que se gestiona de forma profesional, CIFO, Fontanals quiso donar al Estado español parte para abrir un museo en Madrid, donde vive gran parte del año. Tras años de negociaciones, el acuerdo no llegó nunca, y hoy Ella mira hacia el futuro. En esta entrevista nos habla de su herencia, de sus orígenes españoles, de sus similitudes con la baronesa Thyssen y hasta del rey Juan Carlos...

PREGUNTA: ¿Tiene algún recuerdo de la infancia relacionado con el arte?

RESPUESTA: Recuerdo que cuando era chica dibujaba en vez de atender a clase durante las horas de escuela. La maestra me regañaba y llamaba a mi madre para decirle que era buena dibujando pero que no atendía en el aula. Mi mamá me puso en clases de pintura. También recuerdo que siempre hacía cosas para el colegio. Me ofrecía para armar la escenografía de las obras de teatro y pintar. Hace poco me dieron un artículo del periódico del colegio en el cual se menciona que había sorprendido a los maestros al hacer unas figuras romanas para la clase de latín. El arte siempre fue una influencia en mi vida. Mi padre era compositor, músico. Crecí escuchando piano. Siempre hubo arte a mi alrededor.

P: ¿Cuándo fue consciente de que podía ser uno de los motores de su vida?

R: Empecé a coleccionar sin realmente tener el propósito de ser coleccionista. Tuve una galería cuando tenía 20 años y en ese contexto empecé a comprar obras de arte.

P: Usted tiene antepasados españoles, ¿ha tenido contacto con algún familiar de aquí?, ¿con sus localidades de origen?

R: Mi abuela era de Islas Canarias. Su apellido era Gabino. Sé que algunos de sus hermanos se quedaron en Islas Canarias y otros migraron. Nunca hicimos contacto con los hermanos de mi abuela. Tampoco hicimos contacto con la familia por parte de mi abuelo, de apellido Pérez. Por parte de mi abuelo paterno, mis ancestros eran de Barcelona. Eran catalanes. Mi abuelo nació en Camagüey, Cuba, pero sus padres eran de Cataluña. Sé que algunos familiares migraron a México, pero hemos perdido el contacto con esa parte de la familia.

P: ¿Por qué coleccionar arte contemporáneo? ¿Qué tiene el contemporáneo que no encuentre en el clásico?

R: Era lo usual. Lo que tenía a mano. Para mí el arte se ha desarrollado de una manera estética a través de lo que yo viví y lo que tenía cerca de mí; del contacto con los artistas contemporáneos y su arte. Esto no significa que deje de admirar a los grandes maestros. Me gusta ir a museos y ver a Velázquez, Goya… Pero ellos no son parte de lo que yo viví.

"Creo que nací para cambiar la vida de muchas personas"

P: Tiene un canal de YouTube, ha mostrado sus casas, estamos charlando con usted... No es habitual ser tan accesible en una persona de su condición, ¿por qué?

R: En realidad yo siempre he sido accesible. Tengo la ventaja de ser una persona abierta; he tenido muchos amigos y he llegado a mucha gente. Creo que nací para cambiar la vida de muchas personas. De hecho, creo que en mi camino he cambiado la vida de muchos artistas y gente que está a mi alrededor. Entonces, por qué no utilizar estos medios modernos para no solamente llegar a esas personas que me conocen, sino a otros también, con un poco de risa o de manera más seria. Estos medios me permiten llegar a personas jóvenes y transmitir mi experiencia de vida a gente que tal vez no ha tenido mis mismas oportunidades. Para mí, generar contenido y acercarme a la gente en estos canales es razón de gozo y alegría. Me divierto mucho haciendo esto que empezó a raíz de la pandemia.

P: Tengo que preguntarle si ha habido novedades respecto a la negociación con el Gobierno de España o el Ayuntamiento de Madrid, ¿todavía hay esperanza?

R: Hubo un acercamiento con algunos ayuntamientos después de que se cerrara la negociación con el Gobierno, pero por el tema de la pandemia, muchas cosas han quedado en el aire. No creo que en este momento, por la situación que atraviesa el país, España tenga la capacidad –en términos monetarios– de hacerle frente al proyecto de un museo.

Una obra de Gustavo Pérez Monzón perteneciente a la colección de Ella Fontanals.
Una obra de Gustavo Pérez Monzón perteneciente a la colección de Ella Fontanals.

P: Quizá el camino esté en la iniciativa privada. ¿Se ha puesto en contacto con usted alguna entidad que permitiera poder disfrutar en España de parte de su colección?

R: Instituciones de diferentes ciudades del mundo me han contactado, pero por la situación de la pandemia no se ha determinado nada, aunque varias conversaciones se están retomando.

P: Galeristas como Helga de Alvear intentaron negociar con Madrid durante años y al final ella se ha instalado con mucho éxito en Extremadura. ¿Es Madrid su única opción?

R: No es mi única opción, aunque realmente mis movimientos se dan en Madrid; ahí se encuentra mi casa y es donde paso la mayor parte del tiempo. Yo creo que Madrid es la cuna del arte. La gente hace cola para entrar a los museos. No sé si otras ciudades de España tienen esa visibilidad. En todo caso, hay opciones que se van alejando. He empezado a tomar otras decisiones sobre la colección y estoy teniendo conversaciones con mis hijas acerca de cómo se va a manejar el legado.

"No creo que en este momento, por la situación que atraviesa el país, España tenga la capacidad –en términos monetarios– de hacerle frente al proyecto de un museo"

P: Aquí en España a menudo se la compara con la baronesa Thyssen. ¿Se conocen? ¿Comparten esa comparación?

R: Alguna vez la conocí, aunque no hemos tenido una amistad. Creo que nos parecemos en que las dos somos coleccionistas. La diferencia es que yo he querido donar parte de mis obras a España y España no ha respondido a mi oferta generosa de tomar estas obras y hacer un museo. Creo que las cosas se dan o no se dan por alguna razón. Tal vez no es el camino correcto aquel que en algún momento pensé que lo era.

P: Cuenta usted con más de 3.500 piezas. ¿Cómo se custodian las obras de arte que no están exponiéndose? ¿Cómo es su vida en el almacén, en qué condiciones se encuentran?

R: El almacén tiene aproximadamente 1.700 metros cuadrados. Está equipado con todos los elementos de seguridad, equipos de control de temperatura, humidificación, control de fuego, entre otros. Cuenta con todo lo necesario para el mantenimiento de la colección. Siempre he tenido mucho cuidado para lograr estándares de calidad de museo. Contamos, además, con un software creado exclusivamente para la colección que nos permite tener todo digitalizado: información detallada de las obras, valor de las mismas, estudios de apreciación y devaluación, información de museos y galerías a las que se otorgan préstamos de obras, etcétera. Tenemos espacios especiales para cada obra, ya sea papel, fotografía, obras enmarcadas o no. Cada obra requiere un cuidado diferente. En algún momento, me gustaría hacer una serie en la que pueda enseñar las obras. Creo que sería interesante ver no solamente la obra en sí, sino el cuidado que la misma necesita.

"Alguna vez conocí a la baronesa Thyssen, pero no hemos tenido una amistad"

P: Usted vive la mitad del año en España, si no estoy mal informada. Pero también vive fuera y me interesa esa visión 'desapegada' para la siguiente pregunta. Aunque se salga de su ámbito, sí me gustaría saber qué opinión tiene de lo que está ocurriendo con el rey Juan Carlos en nuestro país y de los reyes Felipe y Letizia. Qué imagen proyectan en su opinión en el exterior.

R: No soy una persona que suela hablar de este tipo de temas. La imagen del rey Juan Carlos ha sido, en general, la imagen de una persona que ha ayudado a España. Si hizo o no cosas indebidas en el camino, él tendrá sus razones y yo no me puedo poner a evaluar eso. Con respecto al rey Felipe, es una persona digna, que ha tomado su papel muy en serio. Creo que la mayoría lo ve como una buena representación de España y de lo que somos los españoles.

P: A usted se la conoce como coleccionista de arte pero sus logros profesionales son muchos. Creo que montó una especie de internet embrionaria que luego vendió.

R: Así es y fui muy exitosa, pero preferiría no extenderme en ese tema. Lo he hablado ya en demasiadas ocasiones y hay mucha información disponible sobre el tema en internet.

P: También tuvo usted la primera American Express de Venezuela, ¿es correcto?

R: Es correcto. Como mujer independiente sí y no como una extensión del marido.

Ella Fontanals-Cisneros, en otra cuidada imagen. (Pedro Torrez)
Ella Fontanals-Cisneros, en otra cuidada imagen. (Pedro Torrez)

P: En su biografía habla de personajes como Trump o Fidel Castro, a los que ha tratado. De Fidel dice que era un seductor, de Trump que está "bastante loco".

R: Quiero aclarar que no es una biografía. Es una novela. Cuenta con elementos de ficción y de realidad. Por otro lado, no dije que Trump era un loco sino que tenía un ego muy grande.

P: Cuando usted no esté, ¿cómo se garantiza la continuidad de CIFO? ¿Sus hijas continuarán su labor en el mundo del arte?

R: Correcto. En mi testamento está escrito que mis hijas seguirán mi legado y cuidarán de las obras que pienso dejar para el beneficio de la humanidad. Quedará en manos de ellas y de CIFO el que las manejen cuando yo ya no esté aquí. El resto de mis descendientes heredará las demás obras y harán de ello lo que crean conveniente.

"La imagen del rey Juan Carlos ha sido, en general, la imagen de una persona que ha ayudado España. Si hizo o no cosas indebidas en el camino, él tendrá sus razones y yo no me puedo poner a evaluar eso"

P: Ahora una pregunta 'impertinente'. ¿Ha rehecho su vida, tiene alguien con quien compartirla?

R: No suelo hablar de mi vida privada. Sí tengo un compañero que hace de mi vida algo especial, pero preferiría no extenderme en ese tema.

P: Después de tanto tiempo en el mundo del arte, ¿qué le entusiasma todavía a día de hoy?

R: Me entusiasma lo que estoy haciendo ahora. ¡Es divertido! Participo con mucha gente y puedo transmitir a muchos mi experiencia de vida y experiencia en el mundo del arte. También me provoca mucho escribir todos los días. Es otra de mis motivaciones a la que le dedico tiempo.

P: Creo que usted misma tiene una vena artística, ¿es correcto? ¿Tiene obra propia?

R: Para mí la obra propia es todo lo que yo he creado y he hecho creativamente a mi alrededor. Mis casas, mi manera de vivir… Lo que significa mi estilo de vida. Durante muchos años he tenido un negocio de renovación de viviendas y construcción, y cuando trabajo con arquitectos y gente creativa es cuando puedo sacar mi propia parte creativo. El cómo decoro mi casa, por ejemplo, mando a hacer las sábanas y toallas; me fijo en los detalles… ¡Los detalles! Es allí donde radica mi expresión creativa al máximo. Dibujar o pintar, pasó. Fue algo que me motivaba muchísimo siendo niña pero no es algo que haga ahora. Me motiva más el estar con artistas, ver su obra y toda esta parte humana de lo que es el arte.

Tita Cervera Rey Felipe VI