Ni robo de enseres, ni denuncia en comisaría: la abogada de Isabel Pantoja explica por qué los Rivera tienen poco que hacer
  1. Famosos
HERENCIA DE PAQUIRRI

Ni robo de enseres, ni denuncia en comisaría: la abogada de Isabel Pantoja explica por qué los Rivera tienen poco que hacer

El torero muere en 1984 y hasta tres años después no se resolvieron las últimas voluntades, en las que todos los herederos (y representantes legales) estaban de acuerdo

Foto: Fran y Cayetano Rivera, en Málaga. (Cordon Press)
Fran y Cayetano Rivera, en Málaga. (Cordon Press)

Paquirri firmaba su testamento el 30 de abril de 1983 ante el notario Ángel Olavarría Tellez y, horas después, se casaba con Isabel Pantoja en la basílica del Gran Poder de Sevilla. En el documento especificaba cómo quería que se repartieran sus bienes: nombraba albaceas y dejaba fuera de la administración a las madres respectivas. Cuando rubricó su testamento, aún no había nacido Kiko, y Francisco y Cayetano tenían 10 y 7 años respectivamente. A los tres les nombraba herederos universales, “por partes iguales a todos los hijos que deje a su fallecimiento”.

El torero muere en 1984 y hasta tres años después no se resolvieron las últimas voluntades, en las que todos los herederos (y representantes legales) estaban de acuerdo. No hay ningún problema y no se cuestiona la repartición de los objetos personales que tienen sobre todo un valor sentimental. Treinta y seis años después, Kiko abre la caja de los truenos y llama a sus hermanos para comunicarles lo que ha visto en un cuarto de Cantora. A continuación, las claves de esta historia que comenzó cuando Carmen Ordóñez demandó a Isabel Pantoja.

Isabel Pantoja y Paquirri, en su boda. (Getty)
Isabel Pantoja y Paquirri, en su boda. (Getty)

Kiko Rivera alerta a sus hermanos de que ha visto algo que les puede interesar y por lo que llevan media vida luchando. El DJ no especifica en el primer programa ‘Cantora, la herencia envenenada’ qué es lo que encuentra en el cuarto misterioso. En realidad, esa habitación era la que ocupaba Paquirri de soltero y, por lo tanto, en los armarios podría haber ropa de calle y de torear. El matrimonio alternaba la casa de Sevilla con la finca.

Una vez que fallece, se hace la repartición, en la que están todos de acuerdo. Es entonces cuando Carmen Ordóñez solicita a Pantoja determinados objetos que pertenecían a la etapa anterior cuando estuvieron casados y que eran de ella. Pasa el tiempo y Carmen la demanda en su nombre y en el de sus hijos.

Una herencia con cola

Ahora hemos sabido que no hubo sentencia condenatoria contra Pantoja en el sentido de que la madre, Carmen Ordóñez, no tenía capacidad para hacerlo. Y aún más, la revista ‘¡Hola!’ en su portada de octubre de 1987 lleva a Carmen asegurando: “He tenido que firmar (el testamento) entre la espada y la pared”. En ese mismo número aparecen también Francisco y Cayetano en una foto y con el siguiente titular: “Los hijos mayores de Paquirri, fotografiados con los recuerdos heredados de su padre”.

Portada de la revista '¡Hola!'.
Portada de la revista '¡Hola!'.

Además de estos recuerdos, había otros que, se supone, nunca se les entregó. Ya mayores de edad, Francisco y Cayetano solicitaron su devolución también por vía legal, que fue desestimada por defecto de forma. No podía ser solo contra Pantoja, sino que también debían aparecer el resto de herederos y albaceas. Y no siguieron adelante aunque es real que Pantoja debería haber hecho entrega, por una cuestión más de afecto que por valor, de lo que les correspondía. Un robo en Cantora puso fin a esa devolución. La sustracción no les convenció a los herederos, pero tampoco podían exigir la denuncia porque no tenía base legal.

Según cuenta la abogada de la cantante, Cynthia Ruiz, “no podían pedir una copia de la denuncia porque no había base legal para esa petición. Hubo una sentencia que ganó Isabel Pantoja y, por lo tanto, como los hijos no tramitaron otra, no había nada que justificar”.

Cuando Kiko Rivera informa a sus hermanos en agosto, pasan cuatro meses hasta que estos deciden enviar un requerimiento notarial a Isabel Pantoja, que se recibe en Cantora el pasado martes para que en el plazo de cuarenta y ocho horas conteste. En ese momento se asegura que si no lo hace, incluso podría tener consecuencias legales importantes para la artista al tener antecedentes penales.

 Isabel y Kiko. (Mediaset)
Isabel y Kiko. (Mediaset)

Cynthia Ruiz explica: “Isabel contestó lo que tenía que contestar. No hay consistencia jurídica. Todo esto sucedió hace treinta años y ha prescrito. Y no se tiene en cuenta lo que pudo ver Kiko porque públicamente no ha dicho lo que vio”. Desconozco cuál será el siguiente paso de los hermanos Rivera. Se han dicho muchas cosas inciertas y cada cual deberá asumir sus declaraciones.

Francisco Rivera Cayetano Rivera
El redactor recomienda