Sylvia Pantoja, la prima a la que Isabel dejó de hablar por no querer ser corista de su hermano Agustín
  1. Famosos
La JLo flamenca

Sylvia Pantoja, la prima a la que Isabel dejó de hablar por no querer ser corista de su hermano Agustín

Es hija de la hermana más pequeña de Juan Pantoja, el padre de la tonadillera, y lleva siete años viviendo en México

Foto: Sylvia Pantoja. (Cordon Press)
Sylvia Pantoja. (Cordon Press)

Sylvia Pantoja lleva siete años viviendo en México, curiosamente el mismo país al que su prima Isabel Pantoja dijo que le gustaría marcharse a vivir tras la presión mediática que sintió en España al cumplir su condena penitenciaria. Allí grabó, hace tres años, un disco homenaje a Marc Anthony, ‘Valió la pena’, su ídolo musical y un hombre por el que se siente muy atraída: “Es curioso que me han dicho que me parezco a Jennifer Lopez pero en versión flamenca”.

Foto: Teresa y su hermano Paquirri. (RRSS)

Este viernes, Sylvia será la invitada especial de ‘Cantora, la herencia envenenada 3’, el programa especial que emite Telecinco sobre el polémico legado de Paquirri que más de tres décadas después sigue dando que hablar.

El motivo de distanciamiento

Sylvia, con 'y' griega desde que hace unos años cambiara la letra para su carrera artística, tiene 51 años. Hasta ahora era casi imposible arrancar de sus labios un comentario o declaración sobre su prima hermana Isabel Pantoja: “Si ella no habla de mí, no tengo que hablar de ella”. Lleva años sin tener contacto con la tonadillera.

Su madre, María del Carmen Pantoja Cortés, era hermana de Juan Pantoja, el padre de Isabel, y también de Manuela Pantoja, la madre de Chiquetete: “Mi tía Manuela era la mayor de ocho hermanos, y mi madre, la pequeña. Bueno, tras ella estaba mi tío Manuel. Las dos estaban muy unidas y se querían mucho”.

Al parecer, el motivo del distanciamiento con Isabel está originado por sus aspiraciones profesionales, que la madre de Kiko Rivera nunca aprobó ni apoyó: “Isabel Pantoja me dejó de hablar porque no quise ir de coro con Agustín Pantoja y preferí hacer mi carrera en solitario junto a Chiquetete”. Curiosamente fue este cantante quien apadrinó artísticamente a ambas: primero a Isabel, que formó parte de su grupo flamenco cuando se marchó a trabajar a Palma de Mallorca siendo casi una niña, y con la que después también cortó la comunicación.

Vocación precoz

Sylvia se marchó a México porque sentía que necesitaba un cambio después de muchos años trabajando y luchando en España. En el año 2000 representó a nuestro país en la OTI con la canción ‘Volver al sur’. En televisión quedó finalista en la primera edición del concurso ‘Tu cara me suena’, demostrando su capacidad para transformarse. También hizo cine con Cruz y Raya en 2007 en la película ‘Equipo ja’.

En el apartado musical, su primer disco salió al mercado en 1987 con el título de ‘18 primaveras’, y en el cuarto de siglo que lleva dedicándose a esto, ha editado siete discos, el último dedicado a Marc Anthony.

Su vocación artística fue precoz: “Con 12 años estuve en el escenario del teatro Lope de Vega de Sevilla en un concurso. Mi primera vez en televisión fue con 16 años, empecé muy joven pero, desde que era niña y estaba en el colegio en el protectorado con las monjas, ya sabía que la música era lo mío. Siempre me elegían en el fin de curso para cantar”.

Ella lo tenía muy claro y por eso procuró formarse artísticamente: “Di clases de baile con Matilde Coral y con el maestro Rabay padre. Luego me fui a Madrid y tomé clases con Robert Jeantal, el maestro de la voz, profesor de Miguel Bosé, Alejandro Sanz y Paloma San Basilio. También he hecho muchos talleres de teatro, de todo”.

Un apellido con peso

En México ha protagonizado una versión contemporánea de ‘Carmen’ de Bizet. Sus padres han fallecido. Curiosamente, su padre, Fernando González, fue torero y, aunque no llegó a tomar la alternativa, toreó con Jaime Ostos, Su madre también cantaba, por Juanita Reina que era su ídolo, pero su familia no le permitió dedicarse al mundo artístico. Tiene un hermano y practica la meditación, sintiendo una gran admiración por la cultura india: “Siempre he sido una buscadora. He estado en Brahma Kumaris y he trabajado mucho la meditación, y aunque ahora estoy en otra etapa de mi vida, todo lo que uno ha hecho sirve y ayuda a crecer. En ese momento me sirvió mucho. Me voy adaptando a todo a los tiempos, a la gente… Intento fluir porque no hay que tener resistencia con las cosas que te vayan pasando”.

Aunque ha intentado desmarcarse del apellido Pantoja, finalmente admite que lo acepta con orgullo: “Desde el principio me hubiera gustado llamarme Silvia a secas porque yo soy González Pantoja, pero la prensa me puso 'la prima de…'. Soy Silvia Pantoja hasta que me muera porque es mi apellido y en mi carnet Silvia González Pantoja. Yo he cantado en muchos sitios: he estado en Alemania, en Suiza, en Japón, en Yugoslavia, Ecuador, ahora en México... Me he movido mucho por el mundo, pero quizás no he hecho mucho ruido porque nunca he vendido nada, ninguna historia…”.

Isabel Pantoja
El redactor recomienda