Julio Iglesias vende por 26 millones parte de sus terrenos de Miami... a Ivanka Trump
  1. Famosos
DINERO

Julio Iglesias vende por 26 millones parte de sus terrenos de Miami... a Ivanka Trump

El cantante acaba de embolsarse esa cantidad por una de las exclusivas parcelas de las que lleva años intentando deshacerse en Florida. Las ha troceado y puesto a la venta

placeholder Foto: Julio Iglesias, en una imagen de archivo. (Getty)
Julio Iglesias, en una imagen de archivo. (Getty)

"Una oportunidad única en la vida de poseer una propiedad en la exclusiva isla Indian Creek de Miami. Las parcelas adyacentes 4, 5, 6 y 7, con vistas abiertas a Biscayne Bay y muelle privado ocupan 7,3 acres (casi 30.000 metros cuadrados) y 244 metros de playa privada con muelle directo al mar. Las posibilidades de la propiedad son infinitas. La isla cuenta con un prestigioso campo de golf privado que ocupa todo el interior de la isla, y su propio cuerpo de policía profesional y patrulla armada en barco, disponibles en todo momento. Vivir en Indian Creek Village es un privilegio para la verdadera élite".

Estas eran las palabras con las que una de las inmobiliarias más prestigiosas de Florida ponía a la venta en 2017 los terrenos de Julio Iglesias en uno de los cachitos de tierra más exclusivos del mundo, la emblemática Indian Creek, donde nadie se levanta si no es por unos miles de dólares. Se trata de una isla privada en la Bahía Biscayne de Miami que ocupa poco más de 121 hectáreas. El cantante invirtió durante años en varias parcelas donde él mismo se construyó una casa y anhelaba algún día construir allí también un refugio para cada uno de sus hijos.

Finalmente descartó la idea y en 2017 decidió vender el lote entero por un precio unitario de 130 millones de euros. "Mis hijos han crecido y quieren vivir en diferentes partes del mundo, así que he decidido vender estos increíbles terrenos", explicó en una carta dirigida al 'Miami Herald' aquel año 2017. Se trataba de cinco parcelas (4, 5, 6, 7 y 9 de Indian Creek Road), compradas a lo largo de los años (la primera en 1979 por menos de un millón de euros), de dimensiones considerables y algunas sin edificar, lo que multiplicaba su potencial. ¿Qué podía salir mal? "La realidad es que hay muy pocos compradores para una venta tan grande. Las propiedades salieron del mercado en 2018", señalaba la agente inmobiliaria Jill Eber en el 'Herald'... hasta hoy.

57 millones de euros

En enero de este 2020 tan singular, el cantante decidió poner a la venta de nuevo una de las parcelas, la 4, por 26 millones de euros. A lo largo de estos meses ha ido sacando a la venta el resto de las parcelas (la 9 se vendió en 2018), siguiendo una estrategia diferente e intentando venderlas por separado. La prensa neoyorquina asegura que Ivanka Trump y su marido, Jared Kushner, compraron hace semanas la parcela número 4. Con otra de ellas, la 7, acaba de tener suerte, según los registros públicos. Aunque salió a la venta por 28 millones de euros, finalmente cerró la transacción a finales de noviembre por 26 millones y medio. Al parecer el comprador es un cirujano plástico anónimo. El cantante gestiona estas propiedades a través de dos empresas, una de ellas con sede en Curaçao.

El resto de los lotes siguen a la venta. El 5 y el 6, adyacentes, se venden juntos por un precio unitario de 70 millones de dólares (57 millones de euros). "Ofrecen impresionantes vistas de la bahía y miden aproximadamente 15.000 metros cuadrados con impresionantes vistas del atardecer. Estos grandes lotes brindan una oportunidad única de construir la propiedad de sus sueños frente al mar", reza la información de la inmobiliaria. La agencia también advierte de que se pueden comprar juntas todas las parcelas, hasta conseguir "la asombrosa superficie de 30.000 metros cuadrados". "Las posibilidades de lo que se puede hacer con ello son infinitas".

placeholder Julio Iglesias, con sus tres hijos mayores y Tamara Falcó. (Getty)
Julio Iglesias, con sus tres hijos mayores y Tamara Falcó. (Getty)

"El alto nivel de privacidad y seguridad es la máxima prioridad para los residentes de Indian Creek y se mantiene con su propia fuerza policial privada, así como con su propia patrulla marina armada 24/7 que monitorea las aguas que rodean la isla". Por todas partes la información existente sobre este enclave refuerza la idea de búnker para millonarios en un entorno privilegiado, con vistas infinitas al Pacífico, un campo de golf que tiñe de verde y palmeras hasta donde alcanza la vista y (pocos, como mucho un centenar) de vecinos tan ilustres como el propio Iglesias o Adriana Lima.

Julio Iglesias pudo permitirse esto y mucho más. No en vano es el español más famoso del mundo, el músico hispanohablante que más discos ha vendido a lo largo y ancho del planeta, un total de 350 millones de copias de sus 80 álbumes, según Sony Music. Desde que ganó en 1968 el Festival Internacional de Benidorm con 'La vida sigue igual', ha ofrecido más de 5.000 conciertos, actuando para más de 60 millones de personas en todo el mundo.

En los últimos años, Iglesias, que acaba de cumplir 77 años, está reorganizando sus finanzas de cara al futuro. En su día también puso a la venta su avión privado, un Gulfstream con capacidad para 18 pasajeros. La agencia que llevaba la venta del jet confirma a Vanitatis que finalmente desistió de venderlo y lo sigue usando "para sus viajes privados". Es probable que haya decidido rentabilizarlo en el mercado de chárteres, como es habitual con este tipo de propiedades.

Inversiones en España

También en España parece haber 'pasado a limpio' sus escasas inversiones inmobiliarias. Como es sabido, el cantante posee en Ojén una magnífica finca en la que sus hijas gemelas residen a día de hoy. Las distintas parcelas que conforman la finca son propiedad en realidad de dos empresas diferentes, cuya administradora única es la bellísima esposa de Iglesias, Miranda Rijnsburger. Una de estas empresas inmobiliarias, Androsemo, acaba de actualizar sus cuentas tras años de 'olvido'. Según lo que declaran al Registro Mercantil, en el ejercicio 2019 perdieron 190.000 euros.

Iglesias ha desarrollado sus actividades inversoras principalmente en República Dominicana y Estados Unidos. En Valencia tuvo una intentona a principios de los 2000, cuando se asoció al constructor Andrés Ballester y a los empresarios Fernando Polanco y José Lladró para fundar una promotora inmobiliaria, Urcosa SL. La firma promovió la urbanización Villa Gadea, que incluyó 260 chalés y un hotel de cinco estrellas. También se involucraron en otra promotora en Altea. Seis años más tarde el cantante vendió su participación en estos negocios inmobiliarios y, que se sepa, no ha vuelto a invertir en España.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Miami Julio Iglesias