Mariló Montero: "No estoy pendiente de lo que digan de mí en las redes sociales"
  1. Famosos
ENTREVISTA

Mariló Montero: "No estoy pendiente de lo que digan de mí en las redes sociales"

En un momento profesional fabuloso, al frente de 'Noticias 2' en Canal Sur, echamos la vista atrás y al futuro en una conversación sazonada de emociones

placeholder Foto: Mariló Montero, en el hotel boutique Palacio Pinello. (Pressing Press)
Mariló Montero, en el hotel boutique Palacio Pinello. (Pressing Press)

Está contenta y cargada de energía en plena pandemia, porque uno de los rasgos de personalidad que afloran desde los primeros compases de nuestra entrevista es el optimismo. Mariló Montero rezuma convicción en lo que dice y quizás sea esa una de las claves por las que se ha reinventado con éxito en distintas etapas de su vida o ha superado con resiliencia duras pruebas a nivel familiar. En estos meses tan dramáticos en todo el mundo, pero al mismo tiempo fascinantes en términos periodísticos, está al frente de 'Noticias 2' de Canal Sur, cuyos índices de audiencia han crecido de manera muy destacada desde su llegada. No es de extrañar, por tanto, que hable con tanto estusiasmo de su trabajo y de sus compañeros, a muchos de los cuales conocía de su anterior paso por la autonómica andaluza.

Mariló, que posa para nosotros en el espectacular hotel boutique Palacio Pinello de Sevilla, propiedad de su exmarido, Carlos Herrera, y gestionado por su hijo Alberto, quien se encarga de las finanzas familiares, es una figura pública muy conocida por todos. Aunque quizás no hayan trascendido (o quizás no lo suficiente) sus cualidades más humanas, que se ponen de manifiesto a lo largo de nuestra conversación: se emociona al recordar a su madre, se entusiasma al hablar de sus dos hijos, que vuelan solos con mucho éxito, y se muestra firme en sus convicicones. Y tiene un gran sentido del humor, algo que me corroboran quienes la conocen bien. Autora de varios libros de distinta naturaleza (el último de ellos, 'La maestra', escrito junto a Carmen Gurruchaga, vio la luz el año pasado) y columnista comprometida, se muestra generosa cuando abordamos las cuestiones más personales. Además, subraya lo importante que es para ella el rigor profesional frente a la desinformación que a veces toma carta de naturaleza en las redes sociales, donde demasiado a menudo se hace un uso espurio de la libertad de expresión. Pasen y vean...

PREGUNTA: Has vuelto a la que durante tantos años ha sido tu casa, Canal Sur. ¿Cómo ha sido reencontrarte con tus antiguos compañeros de cadena?

RESPUESTA: El equipo está formado por los mismos trabajadores de la cadena pero con una nueva dirección al frente. Se está demostrando que es posible que Canal Sur tenga unos Servicios Informativos plurales, rigurosos y de gran credibilidad. Se han activado equipos como grafismos y posproducción, realización, iluminación, producción y redacción, que están participando más que nunca de un proyecto televisivo. Y están todos los que participan en ello muy entusiasmados y trabajando mucho. Además, con una plantilla muy reducida durante la pandemia. Nunca antes en la historia los Servicios Informativos habían hecho una televisión de tan alto nivel y resultados tan formidables.

P: La audiencia está respondiendo a ese esfuerzo con un seguimiento enorme.

R: Se están batiendo récords de audiencia, y eso es un síntoma de que Andalucía quería que su televisión prestara atención a sus espectadores, que le pusiera mimo a la hora de trabajar. Han cambiado mucho las cosas desde hace doce años que yo me fui (hace ya dos que me incorporé a la cadena). El espectador pide otras cosas, la información de otra manera y así se la estamos proporcionando.

P: Hace unas semanas, Nieves Herrero, con quien colaboras en la radio en la actualidad, me comentaba que tienes un gran sentido del humor y que se parten de la risa con tus comentarios en un grupo de WhatsApp que tenéis.

R: En mi vida privada, sí. Mis amigas de Estella me lo dicen también, que debería ser monologuista, porque se mean de risa. Soy pava, divertida, bromista, pero quizás no sea capaz de adaptarlas al público y por eso lo dejo para mi vida privada. He hecho bromas que se han interpretado como declaraciones serias... Me gusta que destaque eso Nieves, porque me encanta divertirme -afirma sobre la periodista, con quien colabora en 'Ellas', su tertulia radiofónica de los viernes en 'Madrid Directo OM', en la que participan algunas de las 'chicas Hermida', como Irma Soriano, Belinda Washington o Concha Galán.

La libertad de expresión responsable

P: ¿Estás pendiente de las redes sociales y de lo que se publica sobre ti?

R: No miro nada. Tengo Twitter, que me lo lleva un chico, porque le pedí que lo hiciera ya que había gente que había abierto otras cuentas con mi nombre, para que así se pudiera diferenciar entre el perfil que estaba validado y los que suplantan mi identidad. No me interesa nada. Sí tengo Instagram, donde saco cosas que hago en mi día a día en el trabajo, pero no le doy una mayor importancia. Sé que las redes son importantes, pero se ha generado un gran individualismo a través de muchas personas que forman una masa que puede llegar a ser muy violenta. No me interesa porque nada de eso llega a casar con la realidad.

Tengo que centrarme en mejorar día a día, ese es mi objetivo. No estoy pendiente para nada de lo que digan o de lo que no. Sigo siendo tradicional en que leo periódicos de papel, aunque últimamente los leo más en el iPad. Los periodistas tenemos la responsabiilidad de mantener el rigor dentro de los parámetros establecidos por las leyes audiovisuales y periodísticas, y ahí debemos separarnos con la libertad de expresión que tiene el resto de la humanidad. Tenemos que distinguir entre lo que es riguroso y lo que no es.

P: A veces cuesta distinguir entre lo que es cierto y lo que no en lo que se publica. Por ejemplo, me sorprendió leer que tenías discrepancias con tu exmarido, Carlos Herrera, por vuestra casa de Sanlúcar de Barrameda.

R: Eso es absolutamente falso, la artimaña que utilizan algunos para atender el lado morboso de la gente y conseguir sus clics. Hasta tú mismo le das poca credibilidad... El gran triunfo que tenemos Carlos y yo es que mantenemos el espíritu de la familia, es por nuestros hijos, que son nuestra principal responsabilidad. Es un ejemplo para que si les pasara a ellos, ojalá que no, lo tengan presente. La mayor recomendación que puedo hacer es que las personas consigan mantener la familia unida aunque haya terminado su proyecto de vida en común.

placeholder Mariló, en otro de los rincones del hotel, espectacular. (Pressing Press)
Mariló, en otro de los rincones del hotel, espectacular. (Pressing Press)

P: Un rasgo profesional tuyo que destacan quienes te conocen es que eres muy meticulosa. Hasta tu hijo decía en una reciente entrevista que cuando empezó a trabajar en su programa de radio le llegaste a mandar un PDF de 15 páginas con recomendaciones de lo que debía mejorar.

R: Tiene razón. La culpa es de él por contar conmigo -responde divertida-. Me enorgullece que así sea. Mi hijo está empezando en esta profesión y quiere hacerlo bien. Que me pregunte dice mucho sobre cómo es. Soy meticulosa conmigo y con los demás. Y por supuesto con mis hijos. Es normal que Alberto tenga como referente a sus padres, si se dedica a esto, como parte de su carrera, y significa que hay mucha confianza entre padres e hijos, que hemos estado muy unidos a lo largo de nuestra vida y que los valores que les hemos inculcado son muy buenos.

P: Ha montado una empresa de marketing y le va muy bien, porque empezaron siendo pequeños y ya tienen un equipo considerable de profesionales.

R: Por lo que me cuenta, llegó en el momento adecuado, cuando España se da cuenta de que se necesitan profesiones preparadas para la digitalización. De hecho, parte de los Fondos Europeos que recibirá España están supeditados a la digitalización del país. Es algo que hablamos cuando él estaba estudiando en Escocia y también con mi hija Rocío, que también estudió en varios países. Les inculcaba que tenían que buscar una profesión para el siglo XXI en adelante, porque muchas iban a desaparecer. Ahora muchas empresas le buscan para posicionarse y están ayudando a que triunfen las que estaban en la parte analógica que se han pasado ahora al lado digital.

P: Siempre tuviste claro que querías que tus hijos acabaran sus estudios y cuando Rocío empezaba a trabajar como modelo, destacabas que era un trabajo para conseguir unos ingresos, pero no era lo prioritario. Ahora es una estrella.

R: Lo ha logrado por su propio perfil personal porque es una mujer exigente, luchadora y pertinaz. Tiene muy claros sus objetivos y trabaja para conseguirlos. Es algo que hace sola, porque es un mercado muy novedoso para nosotros, por lo que lo único que podemos darle es apoyo emocional. Lo está haciendo con mucho arrojo y carácter. Está trabajando para grandes firmas y ahora la han contratado para tres campañas que se verán en junio, pero que no puedo desvelar, le corresponde a ella decirlo. Desde Victoria's Secret, que es un objetivo que tenía hace muchos años y lo consiguió, ahí está... Está haciendo tres carreras, pues está terminando AD, Administración y Mercado, Marketing y además está en la Universidad Parsons, donde ha conseguido una beca, porque dibuja sensacional. Mete muchas horas de estudio y está inmensamente feliz. Tiene un talento que admiro y me deja alucinada. Estoy muy contenta de que esté en Nueva York y ella está enamorada de la ciudad.

P: Una ciudad en la que tú estuviste cuatro años y allí viviste la elección de Donald Trump. ¿Tienes nostalgia de esa época?

R: Es bonito haber vivido aquello, porque la vida que tuve se ha convertido en unos recuerdos que sigo saboreando. Era algo que siempre quise hacer y eso que he vivido en distintos países. Me debía a mí misma vivir allí. Me viene a la mente casi a diario, me llena de placer, de vida. Construí mi vida para mí y de ella sigo alimentándome. Fue muy intenso, cada día era una aventura, porque todo era nuevo: las costumbres, la manera de hablar, los amigos, el lenguaje corporal... Hay esa frase que dice "a las nueve de la mañana en Nueva York son las tres de la tarde en España, pero con quince años de diferencia", porque aquello es un viaje al futuro, en lo bueno y en lo malo. Tiene una cara frontal muy luminosa y una trastienda más lúgubre, que lo ves en el metro, bajo tierra.

placeholder La periodista ha compaginado en los últimos años la televisión y la radio con su faceta como escritora y columnista. (Pressing Press)
La periodista ha compaginado en los últimos años la televisión y la radio con su faceta como escritora y columnista. (Pressing Press)

P: Hace unos días decías que sería triste irte de este mundo sin dejar huella y si hay una persona que a ti te la dejó fue tu madre, porque fue un gran ejemplo.

R: Sí, estuvo siempre presente en vida, la valoré mientras vivía, y por eso vivo inmersa en una paz inmensa cuando sigo viendo sus fotografías y en el recuerdo cada día. Me aporta mucha serenidad y fuerza. Estos referentes humanos son muy necesarios en todos los individuos y espero poder ser para mis hijos lo mismo que fue mi madre para mí. Esa es la huella que me gustaría dejar, que cuando me vaya haya paz y la felicidad de que tuvieron una madre a la que quisieron y que supo hacerlo. Todos cometemos errores, pero nuestra comunicación es tan abierta entre nosotros que lo que pretendo es que vivan con esa paz cuando yo no esté, pero no me dejan irme, aunque tampoco tengo edad para ello -concluye con humor.

Una vida muy plena

P: Cuando establecías esa dicotomía en Nueva York entre el lado brillante y el lúgubre pensaba en que se te conoce como profesional de éxito, con una vida fabulosa, pero no todo el mundo sabe que no todo ha sido fácil y que has tenido que vivir con el dolor de la pérdida de varios familiares de manera muy prematura.

R: Así es la vida, no descubrimos nada nuevo... Cuando te toca tienes que tener resiliencia y aceptarlo con serenidad. A mí todo me aporta y me hace más fuerte, me permite vivir sin sombras, con luz e incluso con felicidad. Las cosas que ocurren son mazazos que te vienen de inmediato, sufres por ello, y hay que convertir esas emociones oscuras en un foco de luz que sea un objetivo ilusionante para seguir viviendo.

P: Siempre has reivindicado estar sola y no necesitar tener pareja para sentirte completa.

R: La sociedad ha evolucionado mucho, afortunadamente. La Ley del Divorcio no llegó solo para que se pudiera acabar en algunos casos con infiernos de mujeres maltratadas o dependientes económicamente, las nuevas formas de vida ya están asentadas. Vivir sin tener un compromiso con una pareja con la que te vayas a casar es muy común. Somos muchísimas las personas que tenemos vida porque trabajamos, nuestros compañeros son parte de ella, hacemos planes improvisados o no, tenemos distintos grupos de amigos... La pareja a veces te condiciona mucho para hacer tus propios planes.

Creo que la soledad es una persona mayor que está en casa y no tiene quien la acompañe. Que tenga independencia y mi vida de soltera no casa con la soledad. Tengo mis planes, mis inquietudes y estoy muy completa. A veces no doy abasto para quedar con todo el mundo, afortunadamente. Eso también depende de como seas, tienes que interesarte por tus amigos, por las cosas de los demás... La familia y los amigos son nuestra vida. Yo tengo cien primos y tenemos un grupo en el que nos ponemos mensajes a diario. Recuerdo en una ocasión en la que a Joaquín Prat, que en paz descanse, en un programa con Jesús Hermida, le recibimos con emoción y la gente le aplaudió en pie como no lo había hecho nunca en ese espacio y así se lo dije. Él me dio una lección de vida con su respuesta: "Mira, Mariló, si tú quieres a la gente, la gente te quiere a ti".

Mariló Montero