El sorprendente cambio de carrera de Anna Barrachina, hija de Álvaro Muñoz Escassi
  1. Famosos
Arte abstracto

El sorprendente cambio de carrera de Anna Barrachina, hija de Álvaro Muñoz Escassi

Siempre inquieta, Anna Barrachina ha decidido apostar por una de sus grandes pasiones, la pintura

Foto: Anna Barrachina, con una de sus obras. (Instagram @anna.barrachina.paintings)
Anna Barrachina, con una de sus obras. (Instagram @anna.barrachina.paintings)

Hace ahora cinco años, el mundo contenía el aliento al conocer a Anna Barrachina, una joven de 20 años que resultaba ser hija de Álvaro Muñoz Escassi y cuya existencia había sido un secreto para el gran público toda su vida.

La joven llegó a nuestro país desde el norte de Alemania, donde creció junto a su familia, y desde entonces su rostro se convirtió en uno de los más conocidos de las revistas del corazón. Modelo de profesión, decidió instalarse en Madrid y para ello contó con el apoyo de Lara Dibildos, expareja de Álvaro.

Lara se convirtió en un gran apoyo para Anna, quien no dudó en instalarse en su casa junto a ella y su hermano Álvaro, que ahora tiene 13 años. Le venía estupendamente, no solo por sentirse más arropada en una ciudad nueva para ella, también porque así estaba cerca de la universidad, donde estudió Marketing.

Juntas se dejaron ver en numerosos photocalls, desfiles de moda y eventos, poniendo de manifiesto la estupenda relación que hay entre las dos mujeres.

Aunque en su día confirmó a Vanitatis que decidió alejarse de la prensa del corazón para que su presencia en los medios no perjudicara su carrera como modelo, hace tiempo que sus pasos profesionales tomaron otros derroteros.

Ha pasado mucho tiempo y ahora Anna parece haber encontrado la forma de canalizar toda la creatividad que tenía en su corazón y su alma, y la plasma a través de originales pinturas abstractas, convirtiendo su pasión en su profesión.

Así, podemos ver cómo la joven, que ahora tiene 25 años, se está tomando su carrera como artista muy en serio, dedicándoles su propia cuenta de Instagram a sus obras, que pone a la venta para que aquellos que caigan rendidos ante sus combinaciones de colores, texturas y pinceladas puedan tenerlas en sus casas.

En su obra también podemos ver algunos elementos pop, dejando claro que se trata de una artista ecléctica, que deja que su arte hable por ella y que no quiere ser encasillada. Mezcla elementos abstractos con otros más reconocibles, como rostros o animales.

Quienes se decidan a comprar alguno de sus cuadros recibirán, además del making off de la obra, una carta manuscrita en la que la autora explica el origen de la obra y qué se esconde tras ella.

Esta aventura parece ser relativamente reciente porque su primera publicación es del pasado mes de octubre. Con ella cumple uno de sus sueños porque su gran ilusión es “vivir en una granja con mi familia, montando a caballo, pintando y disfrutando de la naturaleza”, tal y como explica Barrachina en la web donde vende sus pinturas, cuyos precios van desde los 200 euros hasta más de 1.000 euros en algunas piezas.

Anna Barrachina Instagram Álvaro Muñoz Escassi
El redactor recomienda