Octavio Aceves: del Madrid de los Austrias a un piso en Alcorcón
  1. Famosos
PATRIMONIOS

Octavio Aceves: del Madrid de los Austrias a un piso en Alcorcón

El tarotista, un hombre culto y muy querido, vivió momentos económicos muy difíciles en su última época. Vendió su gran piso en el Madrid de los Austrias e invirtió en el sur de Madrid

placeholder Foto: Octavio Aceves, posando en una imagen de archivo. (Gtres)
Octavio Aceves, posando en una imagen de archivo. (Gtres)

Octavio Aceves ha sido recordado estos días con mucho cariño. El tarotista fue durante años uno de los rostros más amables de la televisión, donde nunca confesó los grandes secretos de la aristocracia y clase empresarial española que en los años buenos hacía cola a su puerta. Autor de numerosos libros, sus amigos le recuerdan como un hombre de gran cultura que sabía dar respuesta a las preguntas que le planteaban en consulta tirando de sus dotes sobrenaturales pero también de las intelectuales, porque era, según dijo, doctor en Psicología y Humanidades.

El argentino falleció en un hospital de Guadalajara por una infección renal. Aceves vivía desde hace tiempo en una residencia, donde había ingresado para ser tratado del alzhéimer que padecía. En sus últimos años, sus apariciones en televisión fueron más escasas y los días de vino y rosas se habían apagado. En 2017, en 'Viva la vida', reconoció que había vivido una situación económica complicada. "Le debo dinero al banco y cinco meses a la señora que limpia en mi casa", contó. Según su relato, una operación quirúrgica le había llevado a estar casi un año sin trabajar, y entonces intentaba remontar el vuelo.

placeholder Octavio Aceves, con Victoria Vera. (Getty)
Octavio Aceves, con Victoria Vera. (Getty)

Aceves presumía de contar entre su clientela con jefes de Estado y de que en los buenos tiempos podía ganar hasta un cuarto de millón al mes. "El piso que tengo me lo consiguió y me lo avaló una gran amiga mía que era la duquesa de Alba, porque está pegado a Princesa", contaba. Entonces el inmueble estaba hipotecado y le habían cortado la luz y el teléfono durante meses. "En la farmacia de abajo, donde se han lucrado conmigo durante años, no me quieren vender medicamentos porque les debo menos de 500 euros", contaba.

Foto: Octavio Aceves, posando en una imagen de archivo. (Gtres)

Por aquella casa en el Madrid de los Austrias donde también pasaba consulta acudían, como recordaba Paloma Barrientos en una crónica de este fin de semana, clientes de todo tipo. "Desde personajes del colorín a empresarios e incluso algún político con cargo importante en el gobierno de Felipe González y Aznar. Nunca daba nombres pero se intuía quiénes eran sus seguidores en las presentaciones de sus libros. De pronto aparecía un consejero del Ibex, un subsecretario o un aristócrata de primer orden. Durante años estaba de moda entre los vips tener a un astrólogo/vidente/asesor áulico, y Octavio fue uno de ellos". Entre sus 'amistades', además, se encontraba la reina Sofía, con la que mantuvo una buena relación a cuenta de su interés común por el esoterismo.

El tarotista tuvo que deshacerse finalmente del piso que había sido testigo de su esplendor. En su última entrevista, cuando anunció que se retiraba por el diagnóstico del alzhéimer, el querido adivinador ya anunció que había puesto a la venta su casa de Madrid para saldar sus deudas y cerrar una etapa. “Siempre me ha gustado vivir bien y he ganado mucho dinero, cierto, pero también lo he gastado. Me ha gustado disfrutar”, reveló, rememorando anécdotas como cuando veraneaba durante más de un mes en la isla de Capri.

Foto: Octavio Aceves posando en una imagen de archivo (Gtres)

Cuando le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer, se retiró a vivir a una residencia en Guadalajara donde podían atenderle. Aunque tenía muchos y fieles amigos, no tenía familia en España. Con el dinero que obtuvo de la venta de su anterior casa saldó las cuentas y aún tuvo músculo para hacer una inversión. En el verano de 2019 adquirió un piso en Alcorcón de 90 metros cuadrados, quizá una forma de obtener rentabilidad segura en el mercado del alquiler.

Nacido en la ciudad de Rosario (Argentina), Octavio Aceves era un hombre elegante en sus maneras y en su actitud ante la vida. Como recordaba Barrientos, cuando la vida le sonreía y su economía era más que saludable, su casa era una especia de parada y fonda, de puertas abiertas para sus amigos. Muchos de ellos nunca lo fueron y cuando llegaron las penurias lo abandonaron. Esas reuniones lúdicas en las que la puesta en escena era perfecta con flores frescas, velas con olor a madreselva y música de su gran amiga Victoria de los Ángeles, de la que escribió su biografía más personal, son leyenda de la época.

Noticias de Famosos