Enrique Ponce y Paloma Cuevas: un divorcio con retraso y una deuda 'secreta' de un millón
  1. Famosos
Exclusiva

Enrique Ponce y Paloma Cuevas: un divorcio con retraso y una deuda 'secreta' de un millón

Sobre la casa que poseen cerca del parque del Oeste pesa una hipoteca de 1.236.000 euros desde el pasado 31 de julio de 2020

placeholder Foto: Paloma Cuevas y Enrique Ponce, en una imagen de archivo. (Getty)
Paloma Cuevas y Enrique Ponce, en una imagen de archivo. (Getty)

Hace más de un año que Enrique Ponce y Paloma Cuevas hicieron público un comunicado anunciando su separación, pero hasta esta semana no habían firmado su divorcio ante notario. Un proceso mucho más largo de lo normal que, sin embargo, ha terminado sin grandes disputas y de mutuo acuerdo. Sus amistades afirman que el dinero nunca ha sido un problema entre la pareja, pero Vanitatis ha conocido un dato que llama especialmente la atención.

Sobre la casa que poseen cerca del parque del Oeste, en Madrid, en la que el matrimonio ha pasado los casi 25 años que han compartido, y en la que actualmente siguen viviendo Paloma, sus dos hijas y sus padres, pesa una hipoteca de 1.236.000 euros desde el pasado 31 de julio de 2020. En ese momento ya hacía 25 días que la modelo y el torero habían emitido su comunicado de separación y varios meses desde que comenzaron los rumores de ruptura. Pero vayamos un poquito más al fondo de la cuestión.

placeholder Paloma Cuevas y Enrique Ponce. (Cordon Press)
Paloma Cuevas y Enrique Ponce. (Cordon Press)

La casa, a pesar de haber sido el domicilio conyugal habitual, no consta en el Registro de la Propiedad a nombre ni de ella ni de él. De manera legal pertenece a la empresa C P M Building SL, cuyo administrador único es otra empresa de Ponce, de nombre interminable, Cetrina SL Repres PJ Ponce Martínez Alfonso Enrique, sociedades en las que el nombre de Paloma no aparece en ningún cargo. Teniendo esto en cuenta, parece evidente que habría sido el diestro el que habría liderado esta operación, pero ¿con el consentimiento de la modelo? Y, sobre todo, ¿por qué rehipotecar está vivienda cuando siempre se ha dicho que la economía de ambos era más que holgada?

Vanitatis ha tratado de resolver estas dudas. Puestos en contacto con el entorno de Paloma, con la persona que le lleva la comunicación, nos remite, como es evidente dado que todo está a su nombre, a Enrique Ponce. Hablar con el torero o con su entorno más próximo y conocedor de sus cuentas ha sido imposible. Desde que abandonó los ruedos ha puesto una barrera en torno a su vida y no quiere aclarar ni comentar nada con casi nadie.

Ya hace casi seis meses que el periodista Carlos Herrera, íntimo de la otrora pareja, apuntó a que, en contra de las informaciones que se conocían, sería Enrique quien se quedaría con el lujoso piso del centro de Madrid porque Paloma se trasladaría a la exclusiva urbanización de Pozuelo. Finalmente, el tiempo le ha dado la razón. Se argumentaba que, puesto que el diestro solo viaja a Madrid para ver a sus hijas y pasa el resto del tiempo entre Almería, donde se ha establecido con Ana Soria, y su finca la Cetrina en Jaén, no necesitaba ni mucho menos tanto espacio como Paloma, que tiene a dos personas mayores a su cargo. Pero ahora, conociendo que la casa está rehipotecada y que es una empresa a nombre de Ponce la que debe responder de más de un millón de euros, entendemos que hay razones más allá de la comodidad de cada uno que han jugado un papel fundamental a la hora de repartir propiedades ante notario.

placeholder Enrique Ponce y Paloma Cuevas. (Cordon Press)
Enrique Ponce y Paloma Cuevas. (Cordon Press)

Los detalles del hogar familiar

Hablamos de disponer de más espacio porque en La Finca, el que será el próximo hogar de Paloma y sus hijas cuenta con 645 metros cuadrados, aunque la casa del centro de Madrid no se queda atrás. El matrimonio la compró en 1997, pocos meses después de casarse, y está en Moncloa, una de las zonas más caras del centro de la capital, en una calle cercana a Pintor Rosales. Es un cuarto piso con 389 metros cuadrados que cuenta con una amplia entrada, salón, comedor independiente, cocina, seis dormitorios, tres cuartos de baño, cuarto de lavandería y dormitorio y aseo de servicio. A lo que hay que añadir un cuarto tendedero de otros 9 m2, una amplia plaza de garaje y un trastero. Aneja a esta casa, pero como propiedad independiente, consta una participación de la vivienda de 70 metros situada en el bajo en la que siempre ha residido el portero del edificio.

En definitiva, dadas las características y la ubicación con la que cuenta, si Enrique decidiera venderla, parece que no le sería complicado sumar una cifra con la que hacer frente a la deuda que contrajo un año atrás. Pero una vez más, y como pasa alrededor de los que un día fueran una de las parejas mejor avenidas del mundo del toro, de momento es misterio el porqué de esta desorbitada rehipoteca y los planes que tienen para solventarla. Lo único que parece claro es que, a día de hoy, ya no es problema de Paloma.

Paloma Cuevas Enrique Ponce
El redactor recomienda