Enrique Ponce, Ana Soria, una ruptura fantasma y un divorcio de más de dos
  1. Famosos
PERSISTE EL TRIÁNGULO

Enrique Ponce, Ana Soria, una ruptura fantasma y un divorcio de más de dos

Hace un año, Enrique Ponce y Paloma Cuevas enviaban un comunicado anunciando su separación, una noticia inesperada donde había un tercer vértice en este triángulo amoroso.

placeholder Foto: Paloma Cuevas y Enrique Ponce en una imagen de archivo. (Getty)
Paloma Cuevas y Enrique Ponce en una imagen de archivo. (Getty)

Hace un año, Enrique Ponce y Paloma Cuevas enviaban un comunicado anunciando su separación, una noticia inesperada donde había un tercer vértice en este triángulo amoroso. Esta variante era Ana Soria, una joven de 22 años, estudiante de Derecho, que era la nueva ilusión del torero y por la que había cambiado totalmente de vida.

Se esperaba un divorcio rápido dadas las circunstancias en las que se había producido la ruptura. Hasta aquí la historia inicial que doce meses después no ha variado en lo principal. Enrique Ponce no ha firmado el documento de divorcio de mutuo acuerdo que previamente habían acordado ante notario y que sí rubricó Paloma en octubre pasado.

Foto: Enrique Ponce, en una presentación. (Cordon Press)


Otra variante en esta triángulo afectivo ha sido el continuo retraso de la Primera Comunión de la hija pequeña. Estaba previsto para junio en la finca La Cetrina. Después hubo un retraso de fecha para el mes siguiente. Este cambio tenía que ver, según informaron a Vanitatis, con la vida profesional de Ponce. “Ha sido uno de los toreros que ha seguido funcionando a pesar de la pandemia y que ha visibilizado la fiesta para beneficio del mundo taurino, que se ha visto muy afectado por las restricciones. Sigue siendo una de las figuras que atrae a mas aficionados a las plazas”.

placeholder Enrique Ponce y Ana Soria durante un paseo en pareja. (Instagram @enriqueponce)
Enrique Ponce y Ana Soria durante un paseo en pareja. (Instagram @enriqueponce)

La sorpresa llegó el lunes a las ocho de la tarde con un comunicado en el que anunciaba que abandonaba indefinidamente los ruedos. No había explicación profesional a esta decisión tan drástica. A partir de ese momento las interpretaciones de su retirada fueron numerosas. Una situación personal complicada que suponía un riesgo importante en los ruedos. “Ponce se ha caracterizado siempre por ser templado y tranquilo en su toreo y en las últimas apariciones se le notaba diferente. Tiene la cabeza en otro sitio y eso es muy peligroso”, aseguraba Andrés Amorós, su biógrafo en el programa de Federico Jiménez Losantos.

Otro de los apuntes era que Ana, a sus 22 años, quería un compromiso de cara a un proyecto de vida futura con vista a formar una familia. En esta decisión entraría el posible embarazo y de ahí la retirada de Ponce indefinida para preparar la llegada del bebé.

Su relación con Ana Soria era estable hasta que aparecieron unas imágenes en Diez Minutos con una discusión pública en medio de un campo. A este desencuentro se unía la desaparición de ambos en sus respectivas redes sociales. En el caso de Ponce hubo un primer paso para esa invisibilidad y retiró las fotos de su vida anterior con Paloma Cuevas, sus niñas y sus vídeos cantando por Luis Miguel.

Para Ana, tener que desaparecer de Instagram fue diferente pero aceptó por amor la propuesta de su novio. No fue fácil para ella porque su generación se mueve por links y no mostrar su día a día con su amor o con los “arrebataos”, su pandilla de teenagers, es un sacrificio.

placeholder Enrique Ponce y Ana Soria. (IG)
Enrique Ponce y Ana Soria. (IG)

Y hubo más cambios en la vida emocional de Ponce. Decidió cambiar su página web y borró todo lo relacionado con la familia. La suya y la de Paloma. La explicación era que quería un perfil exclusivamente profesional. Olvidaba que Victoriano Valencia, además de suegro, fue apoderado y una de las personas más importantes en su vida taurina. En su calidad de familia directa, Valencia nunca se llevó un euro por sus asesoramientos profesionales y que le correspondían por este trabajo.

En este sentido aseguraron a Vanitatis que no había sido Ponce sino Juan Ruiz, su actual apoderado, el que eliminó cualquier referencia a la etapa anterior. Resulta llamativa esta explicación si se tiene en cuenta que la imagen, el historial y trayectoria de Ponce es la base del contenido de la web y por lo tanto su responsabilidad.

Todas estas decisiones, más las supuestas presiones por parte del entorno de la joven para que Ponce cerrara legalmente una etapa y poder comenzar otra con un matrimonio y descendencia, ha vuelto a actualizar la relación del triangulo afectivo.
Hace unos días la noticia relacionada con la pareja era que habían roto, que Ana y seguramente su familia estaban cansados de tanta incertidumbre. Incluso se barajó, como ya hemos dicho más arriba, una posible maternidad.

placeholder Ana Soria posa en sus redes sociales. (Instagram)
Ana Soria posa en sus redes sociales. (Instagram)

Hasta ahora el único que había hablado públicamente era Ponce en una comparecencia ante la prensa a la que dedicó las siguientes palabras: “Menudo verano que me habéis dado”.
Ana, por su parte, callaba y no daba explicaciones hasta este viernes en que se emitió en El Programa de Ana Rosa sus aclaraciones con la periodista Paloma Garcia Pelayo:
“Estamos bien, estamos juntos, estamos felices. La decisión de Enrique no ha tenido que ver con los motivos que inventan. Una decisión voluntaria. Estamos hartos de que se inventen cosas, de que estoy embarazada, que no lo estoy. Espero que sirva de algo”.

Por parte de Paloma Cuevas, su invisibilidad sigue siendo su agenda cotidiana. En septiembre tiene previsto mostrar los catorce modelos de fiesta que ha diseñado en colaboración con Rosa Clará y su firma de novias. En cuanto al divorcio espera que pronto se resuelva para cerrar ese capítulo y comenzar con una vida social pública.
Aunque ya no hay que ajustar el calendario taurino de Ponce para la celebración de la Primera Comunión de la hija, no hay fecha definitiva hasta la vuelta del verano. Paloma Cuevas tiene una gran cualidad, que es la paciencia. Ponce y Ana Soria no.

Enrique Ponce Ana Soria Paloma Cuevas
El redactor recomienda