Es noticia
Menú
Simoneta Gómez-Acebo: el cambio de rumbo profesional que ha contado ella misma
  1. Famosos
embajadora de cartier desde los 20 años

Simoneta Gómez-Acebo: el cambio de rumbo profesional que ha contado ella misma

La aristócrata abandona su labor en la prestigiosa firma francesa y ha emprendido un nuevo trabajo en una fundación dedicada al arte

Foto: Simoneta Gómez-Acebo, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Simoneta Gómez-Acebo, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Mucho ha llovido desde que Simoneta Gómez-Acebo se convirtiese en la embajadora de Cartier, empresa en la que ha trabajado desde los 20 años y en la que su cometido era compaginar su labor como imagen de la firma con diversas presentaciones. Su trabajo ha cambiado sin desvincularse del todo de la compañía, según ha contado ella misma a la revista '¡Hola!'. Además, una nueva tarea ocupa su vida en estos momentos, según le cuenta al periodista Antonio Diéguez: "Después de treinta años haciendo la comunicación de Cartier, tenía que entrar sangre fresca. Además, yo necesitaba un reciclaje de alguna manera, aunque no quería desvincularme de la que ha sido mi casa durante todos estos años".

Simoneta estrena, además, vida profesional en una fundación, coordinando los proyectos que hace en España la Michelangelo Foundation. "Se dedica a innovar y preservar la artesanía. Estoy muy contenta con todos los proyectos. Teníamos una gran exposición en Venecia para septiembre que se llama 'Homo Faber', pero la hemos tenido que posponer hasta abril de 2022".

Foto: Simoneta Gómez-Acebo. (CP)

La vinculación de los Borbón con la firma Cartier es un hecho. Hace apenas unos días veíamos cómo Victoria Federica asistía a la inauguración de la nueva tienda de la firma en pleno centro de Madrid. Acompañada de su novio, el Dj Jorge Bárcenas, y su pareja de amigos influencers, María García Jaime y Tomás Páramo, la hija de la infanta Elena, que suele lucir no pocas joyas de la lujosa firma francesa, disfrutó de un rato de expansión entre amigos.

placeholder Victoria Federica, en una reciente fiesta. (Gtres)
Victoria Federica, en una reciente fiesta. (Gtres)

En el caso de Simoneta, su relación ha sido muy estrecha durante varias décadas. Cartier era el trabajo perfecto dado lo mucho que le llamaban la atención las joyas desde que era una niña. "Quizás por ser la única niña, mi madre me dejaba de vez en cuando el joyero y me ponía los anillos, los pendientes, collares… Como no tuve agujeros en las orejas hasta los doce años, no me los podía colgar y me daba mucha rabia. A mi padre le gustaban las joyas y le regalaba a mi madre piezas muy bonitas. Tenía un gusto espléndido y, aunque no eran alhajas muy importantes, para mí siguen siendo mis preferidas porque tienen detrás una historia", declaraba hace años a Vanitatis. En la misma entrevista también nos contaba cómo su madre, la fallecida infanta doña Pilar, regalaba algunas de las que ya no necesitaba: "A veces hace reparto de piezas que no utiliza porque dice que se le ha pasado la edad para lucirlas o ha cambiado de gusto y entonces me las regala a mí, a sus nueras… Dependiendo de lo que ella crea que le va a ir mejor a una que a otra".

placeholder Simoneta Gómez Acebo, con las esmeraldas de su madre. (Gtres)
Simoneta Gómez Acebo, con las esmeraldas de su madre. (Gtres)

Su última adquisición

La prima de Felipe VI ha sido noticia en los últimos meses por adquirir una de las dos viviendas que su madre poseía en Baleares. La otra, la bautizada como Can Dona Pi y situada en la avenida Joan Miró, ya se vendió hace unos meses, tal y como adelantó Vanitatis. Mallorca forma parte de la vida de Simoneta, ya que allí veraneaban ella y sus hermanos, donde compartían tiempo con los primos Borbón Grecia y los Bulgaria, hijos del rey Simeón y Margarita Gómez-Acebo. Además, Simoneta se casó en el altar mayor de la catedral de Palma con José Miguel Fernández Sastrón, una boda a la que acudieron los reyes Juan Carlos y Sofía y sus tres hijos.

Mucho ha llovido desde que Simoneta Gómez-Acebo se convirtiese en la embajadora de Cartier, empresa en la que ha trabajado desde los 20 años y en la que su cometido era compaginar su labor como imagen de la firma con diversas presentaciones. Su trabajo ha cambiado sin desvincularse del todo de la compañía, según ha contado ella misma a la revista '¡Hola!'. Además, una nueva tarea ocupa su vida en estos momentos, según le cuenta al periodista Antonio Diéguez: "Después de treinta años haciendo la comunicación de Cartier, tenía que entrar sangre fresca. Además, yo necesitaba un reciclaje de alguna manera, aunque no quería desvincularme de la que ha sido mi casa durante todos estos años".

Simoneta Gómez-Acebo Infanta Elena
El redactor recomienda