Logo El Confidencial
armonías, combinaciones y maridajes

Menú de platos típicos de Ávila y su maridaje

Ávila es tierra castellana de platos potentes e intensos sabores que nos permite seleccionar un menú a base de recetas típicamente locales y sus mejores maridajes

Foto: Chuletón
Chuletón
Autor
Tiempo de lectura3 min

En esta ocasión proponemos un menú completo elaborado solo con platos típicamente abulenses, maridando cada uno de ellos con una bebida de la zona. La cocina de Ávila es típicamente castellana, de gran sabor y potencia, basada en las legumbres, la patata y la buena carne procedente de la ternera de la tierra, sin olvidar la repostería monacal tan típica de la zona.

De aperitivo, patatas revolconas

Un plato contundente para empezar. Tan sencillo como coger cuatro buenas patatas grandes, cuartearlas y cocerlas con media jarra de agua, laurel y un diente de ajo; hasta que se queden tiernas. Mientras en una sartén se fríen unos diez dientes de ajo, con un par de cucharas de pimentón mixto (al gusto). Terminamos añadiéndole esta fritada y machacando las patatas con una varilla hasta que nos quede una pasta ligeramente grumosa.

Maridaje con cerveza artesana rubia de Gredos. Producida con agua de la Sierra de Gredos, 100% malta rubia, agua y levaduras seleccionadas, perfecta para que su ligero amargor arrastre el pimentón de las patatas.

De entrada, judiones del Barco de Ávila

Producto con Indicación Geográfica Protegida (incluso antes que la afamada fabada asturiana), que van estupendas tanto con carne de ternera como con unos boletus de la zona. En esta ocasión pondremos bacalao desalado y desmigado dentro de una cocción lenta de unas dos horas con un par de cebollas.

Maridaje con vino blanco Don Vasco DO Rueda. Es un vino blanco perteneciente a la DO Rueda. Está elaborado con uva 100% verdejo procedente de viñas centenarias del Pago de las Matillas, situado en la histórica villa de Madrigal de las Altas Torres. Tiene un característico toque amargo y destaca la acidez que hace que perdure por más tiempo en boca, haciendo que la melosidad y pesadez de los judiones se haga más llevadera.

Como plato principal, chuletón de ternera avileña

También con IGP desde 1988, presumen ser de las mejores carnes en la península ibérica, gracias a los inmejorables pastos y el clima de extremos del que gozan las reses. Es carne de consistencia firme al tacto, ligeramente húmeda y textura fina. El color es de un brillante rojo claro, con grasa de color blanco a crema y de una elevada valoración por su ternura, intensidad y calidad del sabor, que junto a una buena brasa hacen las delicias de cualquier amante de la buena carne.

Maridaje con vino 7 Navas Selección Bodega Garnacha Alto Alberche. De producción tradicional, 100% garnachas viejas de la zona, y con una crianza de 12 meses en barrica, presume de unos taninos suaves con la tradicional golosidad y frutos rojos de una buena garnacha, haciendo de este tinto un buen compañero de viaje para la carne a brasa que proponemos.

De postre, yemas de Santa Teresa

Tan simple como exquisito este dulce de origen árabe a base de yema de huevo cuajada con azúcar glaseada, elaborado en los conventos para el reaprovechamiento de los huevos que se usaban en las bodegas para clarificar los vinos.

Por muy romántico que pueda sonar, qué mejor maridaje una vez tomado este delicioso dulce que acabar la comida con un paseo por el interior de la muralla, observando sus calles y rincones de aire medieval.

No dudes en visitar www.catacatae.com y ver las nuevas propuestas en experiencias y catas para regalar a grupos y amigos.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad gastronómica. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

 

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios