Logo El Confidencial
DE AGUSTÍN A KIKO, PASANDO POR DULCE Y CELESTE

Quién es quién en el clan Pantoja

La tonadillera ha podido disfrutar de cuatro días de permiso carcelario. Los ha pasado en Cantora junto a los suyos. En 'Vanitatis' repasamos quiénes son los miembros de un clan que está regido por un matriarcado, el de Isabel

El permiso carcelario de la tonadillera ha reunido de nuevo al clan Pantoja en Cantora, la finca que compró Paquirri y que ahora es el campo base de la cantante. Todos los que son alguien en su vida tienen pasaporte con visado para compartir y disfrutar de esa intimidad que más de una vez se ha visto salpicada por la incontinencia verbal de algunos de los colaterales. Ahora cuando estos hablan es bajo la supervisión y con permiso de Agustín Pantoja. El hermano pequeño es quien organiza actualmente tanto Cantora como la vida administrativa de Isabel Pantoja. De hecho, una de las claves para introducirse en el clan es el visto bueno de Agus, que es como le llaman los que acceden al Olimpo pantojil. Eso sí, a los que se les ocurre incumplir las reglas de Cantora les sucede lo mismo que a Adan y Eva: se les echa del paraíso y pierden la gracia divina que reparte Isabel Pantoja. Chelo García Cortes y Dulce, la niñera de Chabelita, son algunos ejemplos de ese pecado original sin posibilidad de perdón.

Doña Ana Pantoja

La madre de Isabel cumplió 84 años el pasado 22 de mayo. Es hija de 'El Lechuga', un verdulero que vendía sus productos en el mercado. Desde que se quedó viuda, en 1974, sacó a sus hijos adelante de la mejor manera que sabía hacerlo con mayor o menor fortuna. Casada con Juan Pantoja 'Chiquetete', que fue componente del trio Los Gitanos y letrista de fandangos, tuvieron cuatro hijos. De todos ellos –Juan, Bernardo, Agustín e Isabel– solo la niña triunfó. Como dicen los expertos “se podía haber ganado la vida muy bien sin necesidad de meterse en asuntos turbios que le han llevado a la cárcel”.

Doña Ana, madre de Isabel Pantoja
Doña Ana, madre de Isabel Pantoja

Doña Ana ha sido la madre de la folclórica al uso, convirtiendo su manera de actuar en genérico. Acompañaba a su hija a todos los lados y vigilaba la honra de la artista. Para acceder al castillo inexpugnable había que pagar el peaje de caer bien a doña Ana. En el primer viaje que Isabel hizo a Madrid para abrirse camino la carabina era mamá. Hasta hace unos años era habitual verla en el camerino planchando las batas de cola de su hija. Ella también fue artista. Bailaba en las compañías de Juanita Reina y Pepe Pinto. De toda la familia es la que mejor ha asumido la estancia de la hija en la cárcel. Se queja muy poco y lo que sí echa en falta son las visitas de sus nietos, Kiko y Chabelita.

Bernardo Pantoja

Se divorció de su mujer hace muchos años. Es un hombre afable, que no ha tenido mucha suerte profesionalmente. Tampoco en su vida personal. Ha salido con muchas chicas y ahora tiene una pareja estable que se llama Romina. Cuando su hermana empezó a despuntar la acompañaba con la guitarra. Después lo dejó y ha sido Isabel la que le ayuda económicamente. Sobre todo para que no se meta en líos. Fue el primer Pantoja Martín que tuvo problemas con la justicia. En 1991 ingresó en el centro penitenciario Sevilla-1 por robo de documentos bancarios, falsificación y estafa. Quiere mucho a su hermana, de ahí que a pesar de que le han tentado con entrevistas, ha dicho siempre que no. Es el padre de Anabel, la cara visible del clan en Telecinco.

Bernardo Pantoja en una imagen de archivo (Sálvame)
Bernardo Pantoja en una imagen de archivo (Sálvame)

Anabel Pantoja

Es hija de Bernardo, hermano de Isabel. Sus padres se separaron cuando ella era muy pequeña y siempre ha estado muy protegida por la abuela doña Ana y por la propia Isabel, quien siempre tuvo predilección por su sobrina. Se ha criado con su primo Kiko, al que ha defendido como hacia la leona Elsa en Nacida libre. Dejó Sevilla para estudiar en Madrid. Se hizo maquilladora y a veces se ha encargado de poner guapa a su tia, aunque los titulares en este área son Juan Pedro, su maquillador de toda la vida, y Antonio Abad, su peluquero y confidente. Con el tiempo se convirtió en la asistente de su tia. De tanto en tanto pierde la razón cuando pretende defender lo indefendible, pero cada vez tiene más tablas. Tiene el beneplácito de Agustin Pantoja para dar información sobre el clan.

Anabel Pantoja, sobrina de la tonadillera (Gtres)
Anabel Pantoja, sobrina de la tonadillera (Gtres)

Agustín Pantoja

Es el menor de los hermanos, pero quien corta el bacalao. Nacio el 12 de julio 1964 y ha tenido en su hermana el ángel protector. Ha sido un cantante de discreto éxito y ya sin posibilidad de remontar musicalmente. Tampoco le interesa, porque prefiere manejar la batuta de la orquesta pantojil en la sombra. Grabó su último álbum en 1997 y cantó con su hermana el villancico Tú serás mi Navidad, compuesto por Juan Gabriel. El cantante mexicano ha sido el gran valedor en Latinoamérica de los dos hermanos. Aparentemente siguen manteniendo una excelente relación, aunque se dijo que a Isabel le dolió mucho que no le ayudara tanto económicamente como mediáticamente. Su hermana le nombró albacea cuando le comunicaron que entraría en prisión. Es también su tutor para los permisos carcelarios y protector de doña Ana. Se lleva bien con su sobrino Kiko y regular con Chabelita, a quien considera una niña mimada.

Agustín Pantoja, mano derecha de la cantante (Gtres)
Agustín Pantoja, mano derecha de la cantante (Gtres)

Kiko Rivera Pantoja

Kiko Rivera (Gtres)
Kiko Rivera (Gtres)

De “pequeño del alma” con pelo cortado a tazón, lavado con camomila y vestido como el pequeño lord de Cantora, pasó a ser un adolescente al que le interesaba los estudios lo mismo que al jurado de Eurovisión la canción de Edurne. Pasó por varios colegios sin buenos resultados académicos, por lo que su madre le envío a un internado en Toledo. Allí se llevaba bien con los compañeros porque les cedía la PlayStation y aprendió a negociar con los paparazzis para conseguir dinero, pues mamá le controlaba la paga. Se dejaba robar fotos en sus salidas a cambio de una chupa de cuero, un reloj digital, juegos para la Play…

Del fracaso escolar pasó a la música, dónde se apañána bastante bien. Ha ganado mucho dinero ejerciendo de Dj y después como cantante. Activo en las redes sociales, es impulsivo y a menudo mete la pata en Twiter. Es noble, divertido y quiere con locura a su madre, a la que hace reír con sus gansadas. Ha ayudado a su madre económicamente cuando sus desajustes con Hacienda no eran tan graves como ahora. Y es un buen padre. En siete meses convertirá de nuevo a Pantoja en abuela.

Chabelita

La ilusión de Isabel Pantoja siempre fue tener una hija. No quiso ser madre soltera y adoptó a Andrea Celeste, que así se llamaba antes de convertirse en Isabel Pantoja Martín. Fue una niña criada entre algodones, superprotegida y, según dicen algunos familiares, muy mimada. El noviazgo de su madre con Julián Muñoz alteró su vida. Cambió Madrid por Marbella y se alejó de sus amigos del colegio bilingüe en el que sacaba buenas notas. No le fue bien en la Costa del Sol e inicio el camino de la rebeldía. Sin pensar en las consecuencias, se quedó embarazada a los 17 años y a partir de ahí los enfrentamientos con su madre fueron a mas. Se marchó de su casa y se refugió en Dulce, que ha sido y será su gran protectora y en quien confía plenamente.

Chabelita Pantoja en una imagen de archivo
Chabelita Pantoja en una imagen de archivo

Dulce

Es la persona que más quiere Chabelita. Sabe que nunca la va a defraudar y que incluso es capaz de hacer declaraciones a los reporteros de calle para defender a su niña. Pantoja la contrató para cuidar a la bebita y la despidió cuando creyó que tenia la mano que mece la cuna en su casa. Y nada que ver con la realidad. Quiza Dulce haya sido de las pocas personas sensatas que han formado parte del clan Pantoja.

Dulce en una imagen de archivo (Telecinco)
Dulce en una imagen de archivo (Telecinco)

Celeste Rodrígez

Presidenta del club de fans de Madrid. La más activa y la que mueve a los seguidores de Pantoja en los momentos controvertidos. Dicen que de ella salió la idea de recoger dinero para pagar la multa impuesta por la Audiencioa Provincial de Malaga. Tambien se encarga de organizar los cumpleaños de la folclórica, "para que no le cueste dinero a la jefa". Para el último pidió “200 euros para comida y bebida”. Es la que elige el mejor regalo para su artista. Un año fue una nevera, otra un robot de cocina, bolsos de firma... Se convierte en una pantera cuando atacan a Isabel en los conciertos.

Juan Pantoja

Es el hermano mayor. Muy discreto, le acompaña a la guitarra. Tambien está separado y ahora tiene una novia que se llama Junco. Se lleva muy bien con Agustín y visita a su madre casi todos los domingos.

Cristina, 'la piloto'

Es una de las amigas de Madrid que no tiene vinculación artística con Pantoja. A diferencia de otros 'colaterales', mantiene un perfil muy bajo. "La piloto es de la pocas amistades de Isabel que tiene independencia económica y no necesita que isabel le ceda sus bolsos cuando pasan de moda”, aseguran fuentes cercanas al clan. Su apodo le viene de su marido, que es piloto, del que enviudo hace unos años. Precisamente por unas visitas de Isabel al hospital en el que se encontraba su marido se desataron los rumores de que la tonadillera se podría haber realizado alguna operación de cirugía estética. Fue la propia Cristina quien explicó lo que sucedía.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios