Logo El Confidencial
era la decoración de su palacio en la plaza marqués de salamanca, Madrid

Ya no cenaremos en casa de Cuqui Fierro: lo subasta (casi) todo por más de un millón

Las fiestas de su palacete han congregado desde la época de Franco a la alta sociedad. Ahora saca a subasta en París objetos del interior de este espectacular inmueble

Foto: Cuqui Fierro, en un montaje de Vanitatis
Cuqui Fierro, en un montaje de Vanitatis

La eterna socialite Florentina Fierro Viña (Madrid, 1932), conocida popularmente como Cuqui Fierro, ha decidido cerrar las puertas del emblemático palacio de la madrileña plaza del Marqués de Salamanca, donde ha dado de cenar a la alta sociedad de la capital desde la época de Franco, y se ha mudado a un piso cerca de su residencia habitual, según cuentan sus allegados, también situado en el elitista barrio de Salamanca.

Palacio de Cuqui Fierro en la plaza madrileña del Marqués de Salamanca
Palacio de Cuqui Fierro en la plaza madrileña del Marqués de Salamanca


Lo cierto es que su nuevo hogar -más cómodo para ella dada su avanzada edad- es un generoso piso de 400 metros cuadrados con un único 'problema': allí no cabe su enorme colección de obras de arte, mobiliario, tapices, menaje y orfebrería. Nada es comparable a los casi 1.900 metros cuadrados del exquisito palacio situado en la mencionada plaza del Marqués de Salamanca, del que -según datos del registro de la propiedad- comparte titularidad con su hija María Gracia Torrontegui; su nuera Begoña Cué, mujer de su difunto hijo, además de sus nietos José Leandro y Begoña.

Carmen Franco y Cuqui Fierro (Gtres)
Carmen Franco y Cuqui Fierro (Gtres)

605 lotes y un millón de euros de salida

Por eso la familia ha decidido sacar a subasta más de 500 piezas, divididas en 605 lotes, que suman como precio de salida aproximado 1.006.540 euros. Desde el entorno familiar aclaran que ella ha reservado para sí sus objetos más queridos y valiosos, ya que en esta subasta no hay ninguna de las joyas con las que Cuqui Fierro suele sorprender siempre a sus invitados. Habrá dos pujas los viernes 10 y 17 de marzo. El lugar: Subastas Drouot, en la calle del mismo nombre en París. Cuqui Fierro, que siempre se ha caracterizado por sus generosas donaciones, ya declaró a 'La Razón' que quería "recaudar mucho porque así donará más" y que se sentía más que a gusto en su nuevo hogar sin tener que subir cuatro pisos cada día. Aunque, eso sí, en el registro de la propiedad no hay rastro de la nueva casa y solo aparece a su nombre, además del mencionado palacio, un piso de 155 metros cuadrados en la calle Doctor Esquerdo y varios locales de grandes dimensiones en la calle Ortega y Gasset.

Lo cierto es que el 10 de marzo arranca la primera subasta que tiene como joyas un cuadro del pintor florentino De Tommaso (1490), la selección de porcelanas de la Compañía de Indias y las armas del gobernador de Macao del siglo XVIII, sin olvidar la obra del escultor chino del siglo XVII Zhou Bin y el retrato de Carlos V de Robert Lefèvre. Siete días después, se subasta el gran tesoro orfebre de Cuqui Fierro. Setenta piezas, entre las que destacan las del portugués Luiz Ferreira (1909-1994), que elabora sus obras en oro y plata combinados con ágata, turquesa, cristal de roca, madera y otros materiales exóticos. Destaca el bestiario de este autor (jirafa, elefante, patos y ave fénix), del que la casa de subastas apunta en su catálogo que es una colección típica de las casas reales "y es raro verla fuera de estos ámbitos. La Reina Isabel II, los duques de Windsor, la duquesa de Alba son los habituales poseedores de estas obras de Luiz Ferreira. También tienen piezas de este bestiario: Richard Nixon, Jaqueline Kennedy y la Maison Dior o Chanel", detallan.

Por qué todos querían cenar en casa de Cuqui

Y es que acceder a estas piezas (ojo, que no todo son objetos carísimos, se puede comprar un set de elegantes cucharitas por 20 euros) es tener de cerca un trocito de historia de la alta sociedad madrileña -Franco mediante-. Fue en los años sesenta cuando Cuqui Fierro, casada entonces con Torrontegui, decidió que en su casa se mediría el pulso de lo chic. Isabel Preysler recurrió a ella cuando intentaba hacerse un hueco en la alta sociedad de Madrid. La baronesa Thyssen cuando solo era Carmen Cervera hizo lo propio. El Rey emérito disfrutaba del ir y venir de estas candidatas a 'jet setters'. Pitita Ridruejo, también hija de banqueros, y Aline Romanones eran íntimas. Los March, Encarnita Polo, la duquesa de Franco y sus hijos Jaime y Carmen Martínez-Bordiú o Alberto Ruiz-Gallardón eran asiduos a sus fiestas (Luis Miguel Rodríguez, el rey del desguace, incluido) en las que primaba el lujo, la ostentación y sobre todo la tradicional misa de una en la capilla privada del palacete cuando las convocatorias eran de aperitivo los domingos por la mañana.

Cuqui Fierro con Carmen Martínez-Bordiú, Carmen Polo y Daniel San Martín, en una fiesta de Qatar Airways. (Gtres)
Cuqui Fierro con Carmen Martínez-Bordiú, Carmen Polo y Daniel San Martín, en una fiesta de Qatar Airways. (Gtres)

Todos los que han disfrutado de su extraordinaria hospitalidad (aquí incluimos un heterodoxo paquete en el que está desde el nadador David Meca a su ahijado Javier López Madrid, pasando por un nutrido número de oficiales de la Guardia Civil) conservan en su memoria las fiestas de esta gran dama de la alta sociedad madrileña que recibía de leopardo y cargada de joyas y que adiestraba como nadie al servicio para que cada invitado fuera llamado siempre por su nombre.

Su poderosa familia banquera

Su padre era lldefonso Fierro, que había creado en 1946 el Banco Ibérico y levantó un importante holding empresarial. El empresario se enriqueció durante la guerra europea en Asturias con el suministro de carbón a los países beligerantes y de nuevo con el wolframio durante la Segunda Guerra Mundial. La magna acumulación capitalista forjada en torno al puerto de San Esteban de Pravia le permitió forjar un imperio empresarial y bancario integrado por 50 compañías propias y participaciones en otras 130 solo en España, y que sus hijos varones, Alfonso, Arturo e Ignacio Fierro Viña, expandieron desde mediados de los años cincuenta a Portugal, Marruecos y Latinoamérica.

El embajador de Francia en España, Bruno Delaye, junto a Cuqui Fierro y el nadador David Meca (EFE)
El embajador de Francia en España, Bruno Delaye, junto a Cuqui Fierro y el nadador David Meca (EFE)

Fierro fue uno de los banqueros y empresarios de mayor peso específico durante el régimen de Franco y una de las primeras fortunas del país. Empezó en el grupo Fosforera, pero sustentó su imperio en la construcción y en el sector naviero, aunque fue en la banca -en el Banco Ibérico y en el Central- en los que realmente consiguió su verdadera influencia. Por su parte Cuqui Fierro tuvo una fuerte actividad como empresaria, pero actualmente ha cesado en todas sus sociedades en las que participaba y según datos del registro mercantil solo está activa en una sicav, en la que figura como accionista mayoritaria. En la mencionada sociedad tiene un activo de 3.317.261,30 euros y este ejercicio 2015 reportó 41.251,55 euros de beneficio.

Grandes pérdidas familiares

Los dos grandes varapalos de Cuqui Fierro han estado relacionados con los prematuros fallecimientos de dos de sus hijos y su sobrino Jaime Fierro. Perdió en 1996 a su hija Marta en un incendio en su domicilio a causa de las quemaduras que se produjo mientras se hacía la depilación. Un accidente casero que jamás debió producirse y acabó lamentablemente con la vida de su queridísimo retoño. En 2009, falleció el famoso decorador Jaime Fierro, amigo personal de la infanta Elena y de su exmarido Jaime de Marichalar. A este hechos se le sumó la muerte de su hijo José Manuel Torrontegui, el 26 de abril de 2012, después de una larga lucha contra el cáncer, que fue para ella un golpe grandísimo.

Con su nieto en el funeral de su sobrino Jaime Fierro en 2009 (Gtres)
Con su nieto en el funeral de su sobrino Jaime Fierro en 2009 (Gtres)

Su hijo le había dado dos nietos y estaba casado con Begoña Cué Saldaña, la nuera con la que comparte, entre otras personas, la titularidad de la mansión, cuyos tesoros ahora se subastan en el corazón de París. Pasen y vean.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios