reunió a 350 invitados de 13 países en girona

La surrealista boda-espectáculo de la hija de los condes de Hugues D'Annoux en Girona

Faunos, inspiración en Dalí, 350 invitados, dos días de fiesta y 50 artistas actuando: todos los detalles de la última boda aristocrática celebrada en Girona

Foto: La hija de los condes de Hugues D'Annoux el día de su boda. (Vanitatis)
La hija de los condes de Hugues D'Annoux el día de su boda. (Vanitatis)

El pasado fin de semana, en una boda de más de 48 horas, María Laura Baudenet D'Annoux, hija de los condes Hugues D'Annoux, entonó el ‘sí, quiero’ con el empresario valenciano Alejandro Jesús Sánchez, volviendo a vestir con las mejores galas al Empordà (Girona) en plena crisis secesionista.

A pocos kilómetros de la finca donde hace apenas unas semanas Sete Gibernau se casó en secreto (y cuyas fotos Vanitatis publicó en exclusiva), estos aristocráticos novios han celebrado una fiesta nupcial de casi tres días que se ha convertido en el evento de la temporada de la zona.

Foto del interior de la inmensa carpa. (Foto: Raquel Benito)
Foto del interior de la inmensa carpa. (Foto: Raquel Benito)

Una gran boda-espectáculo en la que han participado más de 50 artistas, entre bailarines, actores y actrices, cantantes y músicos, y a la que no faltaron ninguno de los 350 invitados procedentes de más de 13 países. Las bodas de postín es lo que tienen: nadie quiere que se lo cuenten al día siguiente (o en vivo y en directo a través de Instagram).

José Corbacho, director artístico

Un auténtico despliegue de medios y personal que únicamente podía salir adelante bajo la dirección de un protagonista que nos ha llamado poderosamente la atención: José Corbacho.

El actor y humorista habría encontrado uno de sus grandes filones económicos en la dirección creativa de grandes eventos, entre los que para nuestra sorpresa, también se encuentra la organización de bodas de cachorros de la jet set. Todo un panorama.

De la mano de Laia Seguí, una de las 'wedding planners' más solicitadas del país, el que fuera mano derecha de Buenafuente en ‘El Terrat’ se ha pasado al lado oscuro convirtiéndose en toda una referencia en las bodas futuras de los aristócratas patrios (o no) que quieran casarse montando una gran verbena como estos novios.

Una preboda ‘surrealista’

Viernes, 1 de septiembre. Las celebraciones comenzaron la víspera del enlace con una fiesta surrealista (en el sentido más literal de la palabra) en el Golf de Pals. Y es que la temática de la fiesta, en honor a la tierra ampurdanesa, cuna del surrealismo, estuvo dedicada al artista Salvador Dalí, por lo que la ambientación y los espectáculos sumergieron a los invitados en un universo donde la empresa de eventos Menorca Events cuidó hasta el más mínimo detalle.

Al llegar al lugar de la cena cóctel, los invitados fueron recibidos al ritmo de una banda cubana y por un revivido Vertumnus -el protagonista de la popular obra de Giuseppe Arcimboldo-. Un espectacular photocall elaborado con panes y orquídeas y unos originales centros de mesa con huevos de avestruz y porrones de la región con flores completaron el ambiente surrealista. La fiesta terminó con música amenizada por un DJ que duró hasta la 1:30 h de la madrugada. Vamos, una fiesta por todo lo alto que sin duda dejó a los invitados exhaustos pero con ganas de disfrutar del impresionante despliegue del gran día de los novios.

La boda con hadas, faunos y gospel

Al día siguiente, el romanticismo fue el protagonista de la ceremonia, celebrada en la iglesia de Palafrugell. Para este momento mágico, los novios eligieron una decoración minimalista y la actuación de una soprano y un hermoso cuarteto de cuerda.

Los jardines y bosques del recinto de La Farineria de Sant LLuís fueron el bucólico entorno elegido para el convite. Allí, de nuevo dio comienzo la boda-espectáculo. Los invitados fueron sumergidos en un ambiente romántico y fantástico con hadas colgadas de los árboles del bosque sirviendo el cóctel frente al lago y faunos sobre zancos ambientando el momento.

Hadas que bailaban entre los invitados. (Foto: Raquel Benito)
Hadas que bailaban entre los invitados. (Foto: Raquel Benito)

Para rizar el rizo, una gran batucada anunció la llegada de los novios. La decoración del cóctel tuvo un estilo neorromántico con flores de la temporada, verdes de la zona, silvestres y dalias con colores contrastados granates y salmón.

Para llegar hasta el lugar de la cena, los invitados tuvieron que cruzar un bosque de árboles guiados por los faunos que portaban antorchas hasta desembocar en la enorme carpa oval transparente de 1.000 m2 donde la decoración recreó un mundo puramente romántico con flores de la zona con diferentes tonos rosas y verdes.

Foto aérea de la carpa. (Foto: Raquel Benito)
Foto aérea de la carpa. (Foto: Raquel Benito)

Tras diferentes actuaciones de un grupo de bailarinas y una gimnasta artística, se trasladaron a la zona de baile donde, de nuevo, se rompieron todas las reglas. El grupo Music Has No Limits compuesto por una banda de once músicos convirtió la fiesta en una verdadera experiencia musical en la que mezclaron música gospel, electrónica, pop y clásica.

Momento de uno de los espectáculos musicales que amenizó la noche. (Foto: Raquel Benito)
Momento de uno de los espectáculos musicales que amenizó la noche. (Foto: Raquel Benito)

Toda una macedonia de estilos, decoraciones y actores que sin duda marcará un antes y un después en la planificación de las bodas de los cachorros de la aristocracia patria.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios