Distribución de las mesas: 7 trucos para sentar a los invitados de tu boda
  1. Novias
Todos contentos

Distribución de las mesas: 7 trucos para sentar a los invitados de tu boda

Una boda requiere mucha atención a los detalles y encontrar la mejor forma de sentar a los invitados es una de las mayores preocupaciones para los novios

Foto: Distribución de las mesas, trucos para sentar a los invitados en una boda. (Jonathan Borba para Pexels)
Distribución de las mesas, trucos para sentar a los invitados en una boda. (Jonathan Borba para Pexels)

Siempre esperamos que, durante la boda todo salga perfecto, por eso son tan importantes los preparativos. Este es uno de los motivos por los que la gente suele recurrir a los wedding planner, no tener una carga de trabajo extra que suponga para la pareja una carga emocional también. Un profesional del sector puede ayudar a que los novios puedan centrarse en lo que más les gusta sin tener que preocuparse por todo. Sin embargo hay cosas que conviene hacer uno mismo, como sentar a los invitados a la mesa para la comida o cena.

Poco importa si estamos organizando una boda grande o pequeña, la lista de invitados es una de las cuestiones más personales, con permiso de la elección del vestuario. Escoger qué personas queremos que nos acompañen en el que será uno de los días más felices de la vida de los novios es clave para hacer que este día sea perfecto.

placeholder Distribución de las mesas en la boda. (Leonardo Miranda para Unsplash)
Distribución de las mesas en la boda. (Leonardo Miranda para Unsplash)

De la misma manera, tener claro a qué gente no queremos invitar también puede ser una gran ayuda. No son pocas las parejas que han dejado de preocuparse de compromisos familiares y han decidido que en su boda solo estará quienes ellos quieran, dejando fuera a esos familiares lejanos con los que no tienen relación o a esos vecinos de toda la vida que, en el fondo, no pasan de conocidos. Hay quienes no dudan a la hora de dejar sin invitar a esos compañeros de trabajo que no consideran amigos o que nos les tiembla el pulso a la hora de marcar su línea roja y dejar fuera a exparejas, propias o ajenas.

Una vez hecha la lista de invitados llega otro de los puntos clave, sentarlos a la mesa, una tarea que en ocasiones se nos presenta como complicada y para la que conviene estar preparado. Hay aplicaciones y programas que pueden hacer que te resulte más sencillo, pero a la hora de la verdad, depende solo de los novios decidir quien se sienta con quién en la mesa, a qué grupo de amigos quieren tener más cerca y cómo pueden tenerlo todo organizado para que todos los invitados estén lo más a gusto posible.

placeholder Distribución de las mesas en la boda. (Tembela Bohle para Pexels)
Distribución de las mesas en la boda. (Tembela Bohle para Pexels)

Para evitar posibles conflictos, lo mejor es tenerlo todo pensado y dejar las menos cosas posibles al azar. Si estamos planeando tener una boda relajada y distendida y creemos que es buena idea dejar que los invitados se sienten como mejor les parezca, tal vez sea mejor pensar en las posibles consecuencias. Desde esos invitados que por llegar un poco más tarde tendrán que comer en el sitio que quede libre a otros que lo moverán todo y lo reorganizarán a su gusto para poder estar juntos, creando un gran desbarajuste.

Esto no quiere decir que no podamos dejarles decidir, lo más habitual es escoger a la gente que se sentará juntos a la mesa, pero serán ellos mismos los que elijan su asiento, decidiendo al lado de quién se quieren sentar. Las elecciones de los comensales de cada mesa suele hacerse por afinidad, como amigos o familia, sin embargo, como nadie conoce a sus invitados mejor que los novios, se suelen hacer algunas excepciones, como juntar a los familiares más jóvenes con los amigos de los novios para que disfruten más de la fiesta.

placeholder Distribución de las mesas en la boda. (Pablo Lancaster Jones para Unsplash)
Distribución de las mesas en la boda. (Pablo Lancaster Jones para Unsplash)

Aunque durante un tiempo regresaron con fuerza las mesas largas donde se juntan numerosos invitados, la situación actual ha hecho que recuperemos la división en pequeños grupos, una forma de crear ambientes más íntimos y agradables durante la comida. Si escoges mesas redondas para ello, la conversación entre todos puede ser más fluida, lo que favorecerá la comunicación entre todos y hará que todos puedan contribuir y conocerse un poco mejor si has hecho alguna excepción, tal y como señalábamos antes.

¿Hay niños entre los invitados? Puede que sea una buena idea dedicarles un espacio especial para ellos, una mesa donde puedan sentarse todos juntos sin la presencia de sus padres para que puedan disfrutar de una fiesta con sus amigos. Lo ideal en estos casos es contar con un monitor o un profesional que se encargue de distraerles, para evitar que puedan aburrirse y se dediquen a hacer alguna trastada. Eso sí, si son muy pequeños, lo mejor es que se sienten junto a sus padres.

placeholder Distribución de las mesas en las bodas. (Wedding Photography para Unsplash)
Distribución de las mesas en las bodas. (Wedding Photography para Unsplash)

Coloca las mesas por afinidad, es decir coloca a la gente más querida cerca de los novios. La familia más cercana suele compartir mesa con los novios y los familiares o amigos con los que tengan una mayor relación estarán a la vista, aunque esto dependerá de lo que deseen los novios. No hay nada escrito, por lo que cada pareja puede hacer lo que quiera, incluso ampliar la mesa nupcial a abuelos o hermanos, además de sentar a los padres de ambos como es tradición.

Intenta mantener alejados entre sí a esas personas que sabes que no se caen bien, durante la fiesta ya se encargarán ellos de no cruzarse, pero a la hora de sentarles, será tu responsabilidad. Ten paciencia, siempre suele haber cambios, cancelaciones y sorpresas, por lo que no desesperes si tienes que reorganizarlo todo varias veces. Una vez quede claro el planning, apuesta por un seating plan claro y que quede a la vista, así todos los invitados sabrán dónde tienen que sentarse con las mínimas molestias.

Bodas
El redactor recomienda